Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

10 capítulos de Expediente X que no debes perderte

Expediente X Episodios imprescindibles - Destacada

Seleccionamos 10 episodios imprescindibles entre los 202 que componen la serie.

Ahora que la cosa está casi aquí, ahora que Fox Mulder y Dana Scully vuelven a la pequeña pantalla ocho años después de que se emitiera el último episodio de la serie, ha llegado el momento de hacer un pequeño y entretenido repaso a lo mejor de Expediente X, a los episodios que no deberías perderte por nada del mundo, porque son divertidos, porque son la bomba, porque han marcado un antes y un después en la historia de la televisión. ¿O acaso los pilotos de las series de televisión americanas eran algo tan redondo hasta que se puso en antena Expediente X en 1993? Pasen, lean y disfruten.

Piloto (Temporada 1, episodio 1)

Expediente X - 1x01 - Fotograma
En el principio fue Fox Mulder, un agente especial con un despacho y un póster, el mítico póster del platillo volante y la leyenda «I want to believe». Luego apareció la agente especial Dana Scully y la cosa tomó dimensiones épico-sentimentales, con una buena dosis de tensión sexual no resuelta y, por supuesto, todo tipo de casos grotescos y esperpénticos, desde ordenadores asesinos (El fantasma de la máquina) hasta exnovias que producen fuego con las manos y son asesinas (Fuego). La primera vez que se ven, en el citado despacho de Mulder, que es algo así como un almacén venido a más, Scully le suelta: «¿Agente Mulder? Soy Dana Scully. Me han enviado aquí», a lo que Mulder, siempre tan sarcástico, responde: «Y dígame, ¿en qué lío se ha metido para que la envíen aquí, Scully?».

Lo curioso de este piloto, en el que el caso en cuestión es lo de menos, es que es una excelente carta de presentación de lo que es Expediente X, o cuanto menos de lo que pretendía ser. En él está intacto todo el espíritu Expediente X. Es curioso ver cómo era Mulder cuando aún no era Mulder y cómo era Scully cuando aún no era Scully. Él era mucho más engreído, ella mucho más tímida. También es curioso ver cómo los guionistas juegan en ese primer capítulo a desatar la química entre ambos, sin ningún complejo, algo que luego les costaría mucho, pero mucho más (hasta convertir el beso en leyenda, en plan: ¿Pero de verdad se besan? ¿Se han besado alguna vez? ¿No es una leyenda urbana?). Pues eso.

Truco (Temporada 2, episodio 20)

Expediente X - 2x20 - Fotograma
He aquí el primer episodio pretendidamente cómico de Expediente X. Hay un circo en un pueblo francamente extraño en el que todos sus habitantes son empleados del circo. El Hombre Lagarto regresa a casa después de un largo y duro día de trabajo y quiere pasar un buen rato con sus chicos en la piscina hinchable del jardín, pero ocurre algo y el tipo se muere, y los niños, horrorizados, gritan un montón. Entonces llegan Mulder y Scully y se ponen a preguntarle cosas a todo el mundo. El ambiente es decididamente lynchiano, y los personajes, puro esperpento, pero por primera vez, un esperpento pretendido. Es un must desconocido, casi tanto como el capítulo en el que Mulder y Scully visitan la NASA (que es el número 9 de la primera temporada).

El posmoderno Prometeo (Temporada 5, episodio 6)

Expediente X - 5x06 - Fotograma
Este es, probablemente, el episodio más artie de Expediente X. El resultado fue tan espectacular que Cher, que debía aparecer en la escena final, se arrepintió de no haber accedido a hacerlo después de ver cómo quedó (sí, nivel máximo). La cosa va de lo siguiente: Mulder y Scully se quedan atrapados en un pueblo en el que los habitantes no hacen otra cosa que ver episodios de Jerry Springer, y temen terriblemente a un monstruo de dos caras, que no es más que un moderno (o, como dice el título, un posmoderno) Prometeo, es decir, una especie de Frankenstein. El episodio está escrito y dirigido por Chris Carter.

Maleficio (Temporada 5, episodio 10)

Expediente X - 5x10 - Fotograma
El maestro Stephen King se estrenó como guionista de Expediente X con una historia muy Stephen King. Adivinad: transcurre en Maine, claro. Y la protagonista es Scully, que está pensando en tomarse unas vacaciones y se las toma, pero la cosa le sale francamente mal, porque acaba en un pequeño pueblo (sí, de Maine). En ese pueblo, al parecer, una muñeca con poderes está aterrorizando a todo el mundo. Imaginad cómo acaba. No, mejor, corred a verlo, porque no tiene desperdicio.

Triángulo (Temporada 6, episodio 3)

Expediente X - 6x03 - Fotograma
Este es uno de los clásicos de Expediente X. Y también es el primer episodio en el que por fin Mulder y Scully se besan. ¡Oh, sí! Los fans tuvimos que esperar hasta la sexta temporada para ver un beso entre los protagonistas. Y no está nada mal, porque es un beso apasionadísimo, pero adivinad: Scully no era la verdadera Scully. Mulder sí era Mulder, pero Scully era la Scully de 1939. Porque lo que pasa en el capítulo es que reaparece en el Triángulo de las Bermudas un crucero de lujo que había desaparecido durante la Segunda Guerra Mundial, y está repleto de nazis, y también de dobles de gente que conoce, entre ellos, Scully. ¿Y en qué está pensando Mulder cuando se topa con una Scully que no es la Scully de verdad pero es idéntica a ella? ¡En besarla, claro!

Cómo los fantasmas robaron la Navidad (Temporada 6, episodio 8)

Expediente X - 6x08 - Fotograma
Este capítulo es de obligado visionado navideño. Scully cree que debería pasar la Navidad con su familia, pero entonces aparece Mulder y le suelta que se ha enterado de que existe una casa encantada y que no sería mala idea echarle un vistazo en Nochebuena, porque ¿quién querría cenar con la familia en Nochebuena? El episodio es delicioso. Un vodevil de fantasmas y chistes navideños, que es casi un homenaje a toda la narrativa de Shirley Jackson, desde el cariño de los amantes de lo desconocido.

El primero que dispare (Temporada 7, episodio 13)

Expediente X - 7x13 - Fotograma
Mulder y Scully van a tener que vérselas con una enemiga virtual. Una tipa que vive dentro de un videojuego de realidad virtual. Un shooter, rollo Doom pero en futurista, al que se juega en grupo. Son el grupo de colegas informáticos, los Pistoleros Solitarios, los que piden a los agentes que les echen un cable y se carguen a la maléfica tipa de la coleta y los tacones que elimina a todo el mundo que entra ahí dentro (y que luego acaba muerto en el mundo real, como ocurre en las pelis de Freddy Krueger). Lo fascinante del asunto es que el guión lo firma William Gibson (que también escribió el episodio 11 de la quinta temporada). Y lo divertido, que la villana en cuestión es una ex Vigilante de a Playa: Krista Allen.

Todas las cosas (Temporada 7, episodio 17)

Expediente X - 7x17 - Fotograma
He aquí que Gillian Anderson debutó como guionista y directora con un episodio, este, que arranca con lo que parece una escena de sexo entre Mulder y Scully, y que es en realidad, una escena de postsexo entre Mulder y Scully (¡vaya, así que se acuestan!). La actriz decidió prescindir del clásico tema de Mark Snow en los títulos de entrada y en su lugar se atrevió con una canción de Moby, The Sky is Broken. La historia es un pequeño melodrama en el que aparece un tipo con el que Scully se lió en la Universidad de Medicina, pero que como era un tipo ya por entonces casado, la cosa no funcionó.

Hollywood A.D. (Temporada 7, episodio 19)

Expediente X - 7x19 - Fotograma
Este es, sin ninguna duda, el mejor episodio de Expediente X. Escrito y dirigido por David Duchovny —que ya había había hecho lo mismo antes, en el 20 de la sexta temporada, la historia de un jugador de béisbol negro de los años 40 que era en realidad un extraterrestre del Área 51—, el episodio es un homenaje a la serie en sí y al maestro del horror estrafalario (y ridículo) Ed Wood. En una pirueta muy Scream, Mulder y Scully acuden al estreno de una película basada en sus casos, y les parece un horror. De hecho, lo es. Hay un cameo de Minnie Driver, y Tea Leoni (que entonces era la mujer de David Duchovny) se interpreta a sí misma interpretando a la supuesta Scully. El episodio es un festín freak en el que Mulder confiesa su amor eterno por el cine porno y Ed Wood y asegura haber visto Plan 9 From Outer Space 42 veces. El mejor, sin duda.

Yo deseo (Temporada 7, episodio 21)

Expediente X - 7x21 - Fotograma
Este es probablemente mi episodio favorito de Expediente X y el más divertido de todos ellos. La historia es la siguiente: hay un genio de la lámpara, que en realidad es una genia de la lámpara, metida en una alfombra, en un almacén. Y un buen día un par de tarados la encuentran y le piden tres deseos absurdos. Realmente absurdos. Tan absurdos que uno de ellos utiliza su invisibilidad para cruzar la calle en el momento en que pasa un camión que, evidentemente, no le está viendo y lo atropella. A ese nivel. También es el episodio en el que se resuelve, de la más brillante de las maneras, lo que pasaría si le pidieras a un genio de la lámpara la paz en el mundo. Está escrito por el maestro Vince Gilligan (Breaking Bad).

Si tenéis un episodio favorito de la clásica Expediente X, podéis sugerírnoslo en los comentarios, que vamos a vernos unos cuantos antes del estreno de la nueva minitemporada de la serie. ¡Gracias!

Seguir: Expediente X | Fox

Inicia sesión y deja un comentario

One Response to “10 capítulos de Expediente X que no debes perderte”

  1. Manu Viciano Manu Viciano dice:

    5×12, Bad Blood. Esas diferencias entre las versiones de la historia que cuentan Mulder y Scully, ese vampiro recogiendo pipas del suelo y diciendo «Ya te pillaré, ya…» Sublime.