Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Stranger Things, una nueva Expediente X

Stranger Things - Destacada

Winona Ryder protagoniza la miniserie que se estrena el 15 de julio en Netflix.

Todos aquellos que echamos de menos lo paranormal en la parrilla televisiva estamos de enhorabuena. Netflix estrena el 15 de julio una serie que, si lo único que tenemos de ella hasta el momento no engaña (y lo que tenemos es este tráiler), parece un cruce entre Expediente X, el Super 8 de J. J. Abrams y Twin Peaks. Se llama Stranger Things y la protagoniza Winona Ryder, la musa de los noventa, que por fin, tras su pequeño papel en Show Me a Hero, parece decidida a asaltar la pequeña pantalla.

Winona al teléfono

Winona al teléfono.


Por el momento, son poquísimos los datos que se tiene de la misteriosa, en todos los sentidos, miniserie. Veamos. Tendrá ocho capítulos. La produce, ya hemos dicho, Netflix, que la estrenará a nivel mundial el 15 de julio y en plan maratón. Es decir, quien se atreva, podrá ver esa noche los seis capítulos del tirón. La dirigen los hermanos Matt y Ross Duffer, responsables de producciones de terror y misterio como Wayward Pines o Hidden: Terror en Kingsville.

Matt y Ross no solo dirigen la serie, sino que también son los showrunners de la misma y sus productores ejecutivos junto a Shawn Levy y Dan Cohen a través de su sello 21 Laps (Aquí y ahora, Noche en el museo, Acero puro, Noche loca). Pero hasta aquí de cosas técnicas. Veamos ahora qué nos proponen los hermanos Duffer y por qué pinta que Stranger Things es lo más cerca que vamos a estar de tener un nuevo Expediente X en antena.

La pandilla ochentera de la serie

La pandilla ochentera de la serie.


La cosa se ambienta en los ochenta, en un pequeño pueblo en el que nunca pasa nada. Ese pequeño pueblo se llama Hawkins. Todo va siempre excepcionalmente bien allí, hasta que de repente un niño desaparece. Así, sin más. Se volatiliza. Y entonces Winona Ryder, que interpreta a la madre del chico, Joyce, una madre que a veces por lo que podemos ver en las imágenes promocionales tiene un hacha en la mano, decide ir a ver al poli local para pedirle que investigue qué ha pasado con su hijo.

El poli local es el clásico poli al que parece no preocuparle nada, el típico poli incompetente que cree que el chico no tardará en volver a casa. Porque es lo que ocurre en el 99% de los casos, dice. Pero ¿qué pasa con el 1% restante? ¿Y si el chico pertenece al 1% restante?, le suelta Winona Ryder, en el tráiler oficial. Pues que quizá nunca aparezca. Porque, pongámonos serios, lo mismo ha visto algo que no debería haber visto. O al menos eso se apunta en las pistas que tenemos por el momento.

Winona y los chicos

Winona y los chicos.


Y ese algo tiene que ver con experimentos estatales ultrasecretos (al estilo de los que se llevaban a cabo en muchos capítulos de Expediente X), todo tipo de sucesos paranormales, y una niña rara, muy rara. En el clásico giro de peli de los ochenta, el grupo de amigos del chaval protagonista desaparecido se decide a buscarlo por su cuenta y con lo que se topan es con un montón de nuevos problemas.

En un primer momento, la serie, que se ambienta en Indiana, iba a llamarse Montauk, pero finalmente, en vistas de lo terrorífico del asunto, ha acabado llevando por título Stranger Things. Aunque Montauk tampoco habría estado mal. Habría remitido a Twin Peaks, cosa que parece hacer a su manera (por lo de pequeño pueblecito en el que nunca pasa nada y en el que de repente pasa de todo). Completan el reparto Matthew Modine, David Harbour, Charlie Heaton, Natalia Dyer, Caleb McLaughlin, Noah Schnapp, Cara Buono y Joe Keery.

Inicia sesión y deja un comentario

One Response to “Stranger Things, una nueva Expediente X

  1. Umbriel Umbriel dice:

    Me acabo de pimplar los cuatro primeros episodios de la serie, y si no tuviese que currar mañana me la tragaba del tirón. Que puta maravilla, joder… es una jodida declaración de amor al cine fantástico de los 80,. Y todo, todo, todo está cuidado hasta el más mínimo detalle para que así lo haga: los personajes, la ambientación, el lenguaje visual, la iluminación, la fotografía, el “grano” del video, la banda sonora, hasta el opening. Netflix ya me ganó con Daredevil, me convenció con Jessica Jones y Orphan Black, pero con esta me han hecho fiel de por vida. Una maravilla, joder…