Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Batman: la LEGO película, humor metarreferencial

Batman la LEGO película - Destacada

El spin-off de La LEGO película es tan delirante como se podría esperar.

Batman: la LEGO película es una comedia hilarante cuyo humor se basa, sobre todo, en la metarreferencialidad. Y eso queda claro desde los mismos créditos del principio, con la voz en off de Batman sobre una pantalla en negro, diciendo: «Negro. Todas las buenas películas empiezan con una pantalla en negro». Y luego vienen casi diez minutos de chiste metarreferencial tras chiste metarreferencial. El ritmo baja algo en el resto de la película, pero lo tiene todo: chistes sobre el color de la ropa de Batman, sobre sus fases peculiares (con imágenes de la serie de los 60), sobre la sexualidad de Robin, sobre los secundarios del universo DC absolutamente ridículos (Condimento Man, Superperro), e incluso sobre el esquema ridículamente repetitivo de todas sus películas.

En realidad, la historia no tiene mucha miga. Es típica y bastante plana y previsible, pero es que no es lo que uno va a buscar en esta película. O al menos, no debería serlo. Se trata de una sucesión de gags, a veces realmente desternillantes, hilvanados con bastante acierto, y la trama es poco más que el hilo conductor que permite engarzarlos. Precisamente por eso los minutos centrales son los más flojos de la película, porque el número de gags se reduce y la trama cobra más protagonismo. Por eso La LEGO película era mejor que este spin-off, porque la trama estaba mucho mejor construida y los gags eran aderezos, así que cuando no los había el film no se resentía.

Batman la LEGO película - Batgirl

«Si yo soy Batgirl, ¿puedo llamarte Batboy?».


Por supuesto, también hay que reconocer que Batman parte ya con un hándicap de entrada: lo que en La LEGO película era nuevo y sorprendente aquí ya lo conocemos. El chiste es siempre el mismo, en el fondo: nos reímos de la cultura pop. Por eso somos precisamente los frikis los que más disfrutamos y apreciamos estas películas, porque somos culturalmente dispersos, en palabras de Marc Pastor. Nosotros somos la cultura pop.

Pero contar siempre el mismo chiste lo vuelve viejo muy rápido. Batman: la LEGO película es algo peor que la original, y las doscientas películas que van a venir tras ella también lo serán. El tráiler de Ninjago que proyectaron antes de Batman solo confirma esa tendencia. El propio personaje de Batman vive en sus carnes lo que estoy diciendo: en La LEGO película, como secundario de lujo, era brillante y conseguía de alguna manera ser al mismo tiempo una parodia del héroe atormentado y el tipo más guay del mundo. En su propia película, el papel principal le viene algo grande y al final no es más que la historia típica de siempre: empieza en un lugar, conoce a alguien, le pasa algo, aprende una lección, acaba en un lugar diferente al que empezó. Lo cual no necesariamente es algo malo, pero deja claro que uno solo puede jugar con la cultura pop y la irreverencia durante un rato, pero tarde o temprano va a acabar haciendo una película normal.

Batman la LEGO película - Batman y Robin

«Tienes que aprovechar la oscuridad de tu traje para camuflarte en la oscuridad del mundo.»


Batman: la LEGO película es una comedia normal. Graciosa, sí, pero sin la fuerza de la original. El gran mensaje meta que había allí, al descubrir que el villano era en realidad el padre del chaval y que todo lo que estábamos viendo no era más que un niño jugando, aquí se ha sustituido por un puñado de chistes metarreferenciales. Y aunque consiguen que pases tus cien minutos riendo, no llenan como sí lo hacía aquella. Y de la mala traducción ya hablamos otro día. Que lo de «vuestros amigos nerds» es para mandarlos al Día del Orgullo Friki a repartir toallas.

Para ser sincero, el principal problema de Batman es la comparación con su película madre. Es una buena comedia. Me reí tanto que me llegó a doler la mandíbula. Pero es la primera de una franquicia que es improbable que nos satisfaga. Pronto llegará Ningajo. Y una secuela de La LEGO película. Y una especie de homenaje a Los locos de Cannonball. Y probablemente un puñado de películas directas a vídeo. Y tengo la misma sensación que cuando anunciaron la segunda temporada de Stranger Things: cruzo muy fuerte los dedos, pero dudo mucho que sea una buena idea. Ojalá me equivoque. O al menos, que sean tan divertidas como esta.

 

Sinopsis

Batman: la LEGO película

Batman es el rey de Gotham, pero cuando el Joker y todos los demás supervillanos decidan entregarse, tendrá que buscar algo que hacer con su vida.

Inicia sesión y deja un comentario