Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Capitán América: Civil War

Capitán América Civil War - Destacada

Uno de los mejores entretenimientos de la temporada, aunque no la obra maestra que algunos afirman.

El fenómeno fan a veces es aburrido de tan predecible. Sale una película de DC y sabes que, si dices que no es buena, los fanboys de DC te van a crucificar. Ahí está Batman v Superman, por ejemplo. Sale una nueva película de Marvel y sabes que los fanboys van a decir que es la mejor película de Marvel. Incluso aunque esta sea La era de Ultrón. Y oh, sorpresa, las redes sociales se han llenado de gente diciendo que Civil War es la mejor película de Marvel, de superhéroes, de acción, de… ¡qué demonios! ¡Es la mejor película del mundo mundial y sus alrededores!

Y eso es hacerle un flaco favor a Capitán América: Civil War, porque es una película realmente buena y no necesita que le creen unas expectativas que luego tampoco llega a cumplir. Y es que Civil War es una gran película de acción, muy superior que La era de Ultrón y realmente divertida, pero no es esa obra maestra del cine de acción que dicen.

Capitán América Civil War - Spiderman

Hacía años que no me daban ganas de ver una película de Spiderman.


No voy a entrar en las motivaciones de los personajes, que es de lo que más se ha discutido, por algún extraño motivo que no alcanzo a comprender. A eso ya respondió Bóinez con bastante sensatez (lo que me hace pensar que a lo mejor no lo escribió él). Y además, qué demonios, asumir que el Capitán América tiene que ir con el gobierno es no entender un ápice del nacionalismo estadounidense, resumido como nadie en la frase de Clint Eastwood cuando hizo campaña a favor del matrimonio igualitario: si no me gusta que el Estado se meta en mi cartera, ¿cómo me va a gustar que lo haga en mi cama?

La cuestión es que unos superhéroes están en un bando y otros en el otro, que es de lo que va esta cosa. La idea que todo adolescente lector de cómics ha tenido en algún momento, la de quién ganaría si se enfrentaran tal y tal súper, llevada al extremo: un montón de súpers contra otro montón de súpers. Por suerte para todos, Disney es lo bastante lista como para no encargar un proyecto así a un adolescente, así que la película no se limita a ser una larga excusa que lleve a la pelea, sino que es una intriga de espionaje de corte bastante clásico que, además, incluye una pedazo de pelea. Bueno, y muchas otras peleas, también es verdad.

Capitán América Civil War - Bando Iron Man

Los aeropuertos se desalojan en segundos en el universo Marvel.


Si no llega a ser esa obra maestra es porque la historia, a nivel estrictamente de guión, nunca consigue recuperarse del porquesí que da pie a todo. El conflicto tiene sentido, pero se les va de las manos claramente. Dice Susana Vallejo que menos mal que Potts no sale, porque le habría dado dos guantás bien dadas a Iron Man y se habría acabado la tontería, y la película. Y tiene bastante razón. El conflicto general tiene demasiado de pelea de niños y las escenas de conflicto personal, especialmente entre Iron Man y el Capi, se resienten de ello.

Pero no estoy diciendo, ni mucho menos, que sea una mala película. Es una buena película. De hecho, es una muy buena película, y creo que es todo lo buena que puede ser con ese punto de partida. Tiene una estructura de muñecas rusas, de sorpresa tras sorpresa y giro tras giro, unida a un ritmo trepidante que no te deja pararte a pensar en lo que estás viendo, lo cual es un gran acierto, porque en realidad no tiene demasiado sentido. Son más de dos horas y media, y pasan en un plis plas, no solo porque sucedan cosas en pantalla, sino sobre todo porque son cosas que te importan. Que fulanito muera, o le maten el padre a menganito, o que Daniel Brühl desayune beicon y café negro todos los días son cosas que te importan como espectador.

Capitán América Civil War - Barón Zemo

Espero que Daniel Brühl se convierta ahora en un habitual de Hollywood.


Y hablando de Daniel Brühl, creo que ya puede hacerse oficial: es uno de los mejores actores que andan sueltos por ahí. No sale demasiado en la película, pero cuando lo hace llena la pantalla como solo los grandes lo hacen. La escena del psicólogo es absolutamente elocuente: está en la sombra, de espaldas, encorvado, mientras otro personaje está en el centro del plano, iluminado, brillante y enmarcado en luz. Y a pesar de ello, la vista se va a Brühl. Y consigue algo en lo que muchos no se están fijando: si en los dos bandos de superhéroes que vemos hay parte de razón, en Zemo, el malo interpretado por Brühl, también hay una parte de razón. Su plan hay que creérselo por imperativos del guión, pero su motivación es totalmente comprensible. Y además, no deja de encarnar al mismo tiempo los motivos por los que la ONU quiere tener a los Vengadores bajo control y el motivo por el que el bando del Capi se opone.

Capitán América Civil War - Bando Capi
Aparte de Brühl, creo que el mayor acierto de la película es rehuir el humor gratuito. Todo el universo cinematográfico Marvel ha estado siempre impregnado de una cierta pátina humorística, pero Whedon lo llevó a extremos a los que no debería haber llegado. Todos los personajes eran graciosetes, y los hermanos Russo han sabido evitar ese error. Iron Man es chistoso, porque el personaje es así, pero no todos y cada uno de los personajes tienen que hacer chistes. Y sobre todo, no todas las situaciones tienen que tener chiste. Hay momentos muy cómicos, claro, como la conversación entre Tony Stark y Peter Parker, pero hay momentos en los que, simplemente, no toca. Y el guión de Markus y McFeely ha sabido dosificar el humor adecuadamente.

Capitán América: Civil War es una muy buena película de acción con regusto a cine de espías clásico, a Graham Greene y a John le Carré, que hace pasar un rato realmente divertido y que ha dejado el UCM patas arriba. Y nos ha vuelto a dejar con ganas de más.

Sinopsis

Capitán América: Civil War

La ONU decide que, tras los últimos incidentes con los Vengadores, estos deben estar bajo su control. Esa decisión dividirá a los superhéroes en dos bandos, y la explosión de una bomba en la reunión de la ONU sólo empeorará las cosas.

Inicia sesión y deja un comentario