Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Coco: buscar la lágrima fácil (y conseguirla)

coco banner

Lo último de Pixar promete hacerte llorar, y lo cumple.

Hubo una época en la que Pixar buscaba la perfección con cada película. Tanto era así, que su presidente, Ed Catwell, llegó a escribir Creativity, Inc., un libro en el que la única idea es la búsqueda permanente de la excelencia. En cierta manera, ese libro era la plasmación de la absoluta superioridad de Pixar: incluso cuando se ponían a hacer literatura empresarial (curioso oxímoron) lo hacían mejor que los demás.

coco familia

Pero entonces llegó Disney y el sello dejó de ser sinónimo de garantía de calidad. Pasó a ser más Incorporated y algo menos CreativityBuscando a DoryCars 3 fueron un sacacuartos descarado y dejó de ser fácil distinguir las películas Pixar de las de Disney o, peor aún, las de Dreamworks. En alguna ocasión he dicho que, desde la compra, hay películas de Pixar y películas con el sello Pixar. Algunos productos, como el mencionado Cars 3, son como aquellas películas que salían directamente para videoclub en los 80-90 para exprimir hasta la última gota de rentabilidad de los éxitos de Disney.

Por suerte, junto a esas películas siguen apareciendo otras que sí saben a Pixar, como Del revés. Más o menos una cada año y medio, y tan rematadamente buenas que uno se imagina a la gente del sello diciendo “va, que pongan Pixar en sus mierdas, nosotros vamos a hacer algo bueno de verdad”. Todo parecía indicar que Coco estaría entre estas, pero la historia de Miguelito Rivera y su viaje a la Ciudad de los Muertos no llega a tanto. No es una mala película, pero es algo perezosa y se conforma con mecanismos fáciles, aunque efectivos. Pretende hacernos llorar en determinados momentos y, por supuesto, lo logra, pero uno no puede evitar sentir cierto enfado por lo descarada que es la búsqueda de la lágrima. Igual de descarados que son los tres giros argumentales principales, previsibles y simplones y, peor aún, que fuerzan la coherencia interna de las relaciones de los personajes.

aerotranvia

Aun así, Coco es una película más que aceptable. Ha buscado la emotividad por encima de todo, y la ha conseguido. Realmente, si no te emocionas viéndola deberías visitar al Mago de Oz para que te consiga un corazón.

Coco destaca y triunfa de verdad en el apartado visual. Tampoco es que eso sea una sorpresa en Pixar a estas alturas, pero la Ciudad de los Muertos es una auténtica maravilla. Tiene algo de homenaje al clásico videojuego Grim Fandango, pero lleno de colores fluorescentes, brillantes, que hacen que no solo no sea un lugar aterrador, sino más bien una fiesta de difuntos sin fin. Barrios a pie de mar, torres gigantescas, aerotranvías, puentes y más puentes… Y aquí y allá chistes más o menos adultos, más o menos evidentes: un Mac Plus que quizás sólo los más viejos reconozcan y que es llamado “máquina infernal” mientras lo golpean con un zapato; o las garitas de acceso a la Ciudad de los Muertos, sospechosamente parecidas a la entrada de Disneyland; o el espectáculo surrealista diseñado por Frida Kahlo.

La Ciudad de los Muertos es espectacular

La Ciudad de los Muertos es espectacular

Coco es, pues, una buena película, pero no llega a colarse entre las grandes obras de Pixar. Sus aciertos son muchos, pero su guion perezoso la lastra, y la banda sonora no tiene la fuerza necesaria para una historia que gira entorno a la vocación musical de Miguelito. Las canciones son de Kirsten Anderson-Lopez,  responsable de las de Frozen. ¿Recordáis alguna canción de aquella banda sonora que no sea Let it go? Exacto. El único tema realmente potente en Coco es La llorona, que es una canción tradicional mexicana magistralmente cantada por Angélica Vale.

Lo peor es que el futuro inmediato pinta peor. Quizás por eso el cortometraje previo, que en muchos cines ni siquiera proyectan, no es un original de Pixar, sino un spin-off de Frozen. Disney tiene muchos juguetes que vender. Los próximos estrenos de Pixar serán Los increíbles 2Toy Story 4, que además está anunciada como una especie de reboot de la franquicia. Así que probablemente lo mejor que podéis hacer es ir con vuestras familias a ver Coco, porque puede que sea lo último con sabor a Pixar que veamos en una larga temporada.

Sinopsis

Coco

Miguelito Rivera quiere se músico por encima de todo, pero su familia no lo permitirá. En el Día de Difuntos acabará en la Ciudad de los Muertos, y tal vez allí consiga hacerse valer.

Seguir: Animación | Coco | Disney | Pixar

Inicia sesión y deja un comentario