Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Dragon Ball Z: La resurrección de F, un manjar recalentado

Sin dar grandes sorpresas, la última OVA de Dragon Ball cumple con lo se espera de ella.

Antes que nada, el aviso de rigor: si estáis siguiendo Dragon Ball Super, a lo mejor no deberíais entrar al cine a ver La resurrección de F ni probablemente seguir leyendo esta reseña. Hasta La batalla de los dioses, las OVA de Dragon Ball seguían la tónica de ofrecer versiones alternativas de lo sucedido en el manga, como aquella de Cooler que recreaba la batalla contra Freezer, o introducían enemigos nuevos sin relación con la serie original, como Broly. Pero todo cambió con el regreso de Toriyama a la animación dragonballera, y estas dos últimas OVA son, en esencia, resúmenes por adelantado de la nueva serie de televisión. Estáis avisados.

Dragon Ball Resurrección de F - Freezer en el infierno

Hadas-conejita, juguetes felices y hasta gatchans atormentan en el infierno a Freezer, metido en un capullo.


Los restos del ejército de Freezer se las ven y se las desean para seguir considerándose temibles tras la muerte de su líder a manos de Goku, pero su nuevo cabecilla, un alien bajito llamado Sorbet, está decidido a devolverle su vieja gloria. Y para ello, nada más fácil que acercarse a la Tierra, reunir las bolas de dragón y resucitar al viejo tirano, que casi inmediatamente emprenderá su intento de venganza sobre nuestro saiyajin favorito. No esperaríais un argumento mucho más complicado, ¿verdad? Pero partiendo de la base de que esto es Dragon Ball, no arte y ensayo, lo bueno de esta película está en los detalles.

Por ejemplo, en La resurrección de F descubrimos que Freezer estaba condenado a un infierno risueño, hecho de tonos pastel, buen humor y concordia. O que en realidad el tirano galáctico no había tenido que entrenar en su vida, ya que nació con sus tres transformaciones disponibles, y le espera una cuarta a poco que se esfuerce. O que su ejército se ha degradado tanto en estos años que hasta Mutenroshi —por suerte ni Yamcha ni Chaos intervienen en la batalla— puede plantarles cara. O que Bulma es ahora en realidad la protectora de la Tierra, proveyendo manjares a Whis y Beerus para que ni se planteen destruir el planeta y de paso dando motivos al primero para que entrene a Goku y Vegeta.

Dragon Ball Resurrección de F - Mutenroshi

Queríais volver a verlo en acción y lo sabéis.


Porque lo cierto es que, por lo demás, esta OVA está creada a base de copiar y pegar los elementos que mejor funcionaron en el manga de Toriyama y recalentarlos en el microondas, salvo quizá el giro final con el que Whis y Goku salvan la más desesperada de las situaciones. Es más divertido el primer ataque de los soldados de Freezer, enfrentados en número apabullante a los secundarios semipoderosos de siempre (con los añadidos de Mutenroshi y Jaco, el patrullero de la precuela de Toriyama), que el combate contra Freezer en sí. Por mucho que el villano se transforme en guerrero dorado y ponga en aprietos a Goku, lo más emocionante de su combate es en realidad un calco puro de lo ocurrido en el tercer Gran Torneo de las Artes Marciales, cuando Piccolo atraviesa a Goku con un rayo arrojado por sorpresa, lo tortura un ratito y evita sin el menor esfuerzo que los demás intervengan en su ayuda.

Dragon Ball Resurrección de F - Beerus y Whis

Los gourmets siderales.


La animación, eso sí, está todo el tiempo al nivel de los mejores episodios de la serie, y la OVA condensa en hora y media momentos de humor con la marca Toriyama (ese Krilín metido a policía, esos guerreros poniéndose detrás de los dioses para que los protejan, esos seres ultrapoderosos discutiendo por quién se ha comido la última fresa de un postre delicioso) y una batalla épica con el destino del planeta en juego. El director de la cinta, Tadayoshi Yamamuro —a quien entrevistó Laura hace nada—, ha sabido prescindir de elementos que habrían ralentizado la acción, como Goten y Trunks, no meter en el microondas todo lo que había en la nevera y montar un plato resultón con el que pasar una tarde cualquiera, sin mayores pretensiones.

Dragon Ball Resurrección de F - Freezer y Goku

Momento Kill Bill.


Como la anterior película, recomiendo La resurrección de F a los fans de Toriyama que quieran ver el equivalente a cinco episodios de la serie, bien animados y sin relleno. Quizá habría estado bien ver más del entrenamiento de Goku y Vegeta con Whis, como parece que ocurrirá en el anime semanal, o que el ejército de Freezer fuese algo más amenazante, o incluso incrementar el protagonismo de Jaco, ya que parece que Toriyama se anima a introducir personajes nuevos, pero sencillamente no cabían en la hora y media de acción salpicada de humor que Yamamuro ofrece a los aficionados a Dragon Ball de todas las edades.

Que en el fondo es justo lo que esperábamos, ¿verdad?

 

Sinopsis

Dragon Ball Z: La resurrección de F

La paz ha llegado a la Tierra. Sin embargo, todavía quedan resquicios del ejército de Freezer. Sorbet y Tagamo, antiguos soldados de élite, han acabado por llegar al planeta. El objetivo principal es revivir a su líder con las Bolas de Dragón y planear su venganza contra los saiyajin. Pero si Goku y Vegeta quieren salvar al mundo deben alcanzar el nivel de verdaderos dioses.

Inicia sesión y deja un comentario

2 Responses to “Dragon Ball Z: La resurrección de F, un manjar recalentado”

  1. Pedro dice:

    OVA: Original Video Animation
    Por lo tanto, aunque lo digas muchas veces, no es una OVA. Es una película, la estrenaron en los cines (Incluso aquí unos pocos)