Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Guardianes de la Galaxia, la comedia espacial de Marvel

Guardianes de la Galaxia - Destacada

Después de tragarse la saga entera de Transformers, Sergi se había ganado ver algo bueno.

Como siempre, ha aparecido el efecto marvelzombie (genial concepto de Cels Piñol) y cualquier película de Marvel es recibida sistemáticamente al grito de: «¡Esta es la mejor película de Marvel!». Y claro, luego vas a verla y resulta que no lo es. Y no me entendáis mal: Guardianes de la Galaxia es una buena película, por momentos incluso muy buena, pero tampoco es para tantísimo como va diciendo la gente por ahí. Cuidado, que os podéis llevar una decepción.

Guardianes de la Galaxia - Los protas

Podría haber sido más Firefly, pero ya nos conformamos.

Guardianes es, ante todo, una space opera, con sus villanos espaciales, sus naves en llamas, sus armas láser y sus alienígenas pintorescos. Y aventura, claro, mucha aventura. Es una película pensada para divertir al público, no para hacerle reflexionar sobre la tragedia inherente a la humana condición. Y lo consigue, vaya si lo consigue. Aunque hay una trampa: tiene una cierta apariencia de película para niños y algunos tráileres la vendían así, pero no lo es. Está dirigida a los que nos criamos en los años ochenta del siglo pasado, como su protagonista, y tiene el aspecto que tenían películas como Starfighter: La aventura comienza, aunque con más dinero (mucho más dinero).

Claro que películas para entretener hay a patadas. Y con la excusa de ser películas sin pretensiones, acaban saliendo churros infumables, como Transformers IV. Pero Guardianes tiene algo que el pobre Michael Bay no consigue ni en sus mejores sueños: personajes. Personajes creíbles, con una sorprendente verosimilitud, personalidad compleja y que se van perfilando poco a poco. El espectador los va conociendo a la vez que ellos se conocen los unos a los otros, y nos importan. Nos importa que puedan morir, que sufran, que les pasen cosas. Y si eso ya es difícil en cualquier película, os recuerdo que dos de los protagonistas son un mapache y un árbol. ¿Os parece poco? Bien, pues subo la apuesta: el árbol solo sabe decir una frase: «Yo soy Groot». Y con una sola frase y sin nariz (porque es un árbol, no lo olvidéis), consigue más expresividad que todos los actores de Crepúsculo juntos. Vale, eso no es justo: las moreras de mi barrio también tienen más expresividad que esos, pero ya me entendéis.

Guardianes de la Galaxia - Rocket

Mapaches con más expresividad que muchos actores.

Y luego está el sentido del humor, claro. Porque, en contra de lo que algunos han dicho por las redes, sí es una comedia. Es una comedia de ciencia ficción y de acción, pero una comedia. Y a cada rato la sala entera estallaba en carcajadas. Que sí, que no es el humor intelectual de Woody Allen, pero ¿qué esperabais? Aunque tampoco es un humor de pedo-caca-culo-pis. Hay chistes referenciales (Kevin Bacon) y otros ingenuos, casi como de película muda, pero todos funcionan. Y en conjunto dejan un buen rollo encima y una sensación de haber disfrutado que, al final, es lo que uno busca en este tipo de películas.

La sorpresa, sin embargo, viene en forma de malo. Un malo malísimo, que da miedo de verdad. Y que no es malo porque sí, al estilo de Megatron, por seguir con Transformers. Es malo, entiendes que lo es y sabes por qué lo es, y aún peor: sabes que no hay nada que hablar con él. Lee Pace, el actor que interpreta a Ronan el Acusador, lo borda.

Guardianes de la Galaxia - Batalla

¿Batallas espaciales? Tranquilos, las hay a puñados.

¿Pegas? Las peleas se alargan, no mucho, pero todas. La presentación de los personajes al principio es acelerada, y hace que algunas cosas chirríen. Gamora, el personaje de Zoe Saldana, tiene tres giros de guión en poco más de cinco minutos, cuando con un poco más de tiempo habrían quedado muchísimo más verosímiles. Y el doblaje. Tanta tontería con que los doblajes españoles son de los mejores del mundo, y luego cada dos por tres te encuentras con cosas como esta. En serio, si tenéis la oportunidad de verla en VOSE, ni lo dudéis.

 

Sinopsis

Guardianes de la Galaxia

Peter Quill, un humano que fue abducido en los años 80 y sobrevive en la galaxia como aventurero de medio pelo, se topa por casualidad con el orbe que busca Ronan el Acusador. Todo el mundo parece querer cazarle, ¿o no solo lo parece?

Inicia sesión y deja un comentario

3 Responses to “Guardianes de la Galaxia, la comedia espacial de Marvel”

  1. […] tan en serio como Mr. Nolan, espero con verdadera ilusión el inminente estreno (14 de agosto) de Guardianes de la Galaxia. ¿Por qué? Muy sencillo. Porque parece que ha vuelto el humor al género. Sin ir más lejos, […]

  2. […] y ha sido escritor y artista técnico en Lucasarts, para películas como Men in Black 3 y Guardianes de la Galaxia y videojuegos como Scape from Monkey Island y Star Wars: Bounty Hunter. Sus dos novelas anteriores, […]

  3. […] vestido de azul que le va a echar una mano. Protagonizada por Peter Serafinowicz, secundario en Guardianes de la Galaxia y en Shaun of the Dead, la comedia de Amazon promete […]