Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Guerra Mundial Z

wwz_destacada

Todo apuntaba a que esta película iba a ser un fracaso en todos los sentidos. Los trailers dejaron a los fans del libro de Brooks estupefactos: aparentemente no había ninguna relación entre este y el film. Lo que se veía en ellos era una historia más de zombis: la humanidad a punto de desaparecer y un héroe que recorre el mundo para salvarla a la vez que protege a su familia. Y lo peor es que parecía ir en serio.

Cartel de Guerra Mundial Z

 
Pero los más optimistas aún tenían esperanzas. Había dinero, y Brad Pitt parecía creer en el proyecto de verdad. Claro que entonces se empezaron a filtrar detalles del rodaje, como que el día antes de empezar aún no habían decidido el aspecto que debían tener los zombis. Y si algo tan básico como eso aún estaba en el aire, ¿qué se podía esperar?

Y supongo que tener unas expectativas tan malas ha sido bueno. Ya se sabe: si esperas lo peor o lo mejor, es difícil que la realidad esté a la altura. Y es lo que me ha pasado.

La película es un blockbuster veraniego en toda regla, pero funciona razonablemente bien. Es cierto que el principio chirría: las escenas cámara en mano para transmitir el desconcierto de los protagonistas y conseguir que el espectador se pregunte con ellos qué es lo que está pasando funcionan demasiado bien, hasta el punto de ser molestas; y los tópicos se suceden uno tras otro. La secuencia con la familia brasileña es digna de una serie de la Disney, aunque escuchar a Gerry Lane (Brad Pitt) soltar cuatro palabras en portugués ayuda a que nos creamos su supuesto pasado en la ONU.

Pero todo eso es poco más de un cuarto de hora. A partir del viaje a Corea de repente todo se vuelve absolutamente verosímil (lo que, en una película de zombis, no es tan fácil). Es difícil explicarlo sin destripar nada, pero a partir de una muerte en concreto ya se ve que la película no será la americanada que esperábamos. Y eso sin dejar de ser un blockbuster.

asalto al muro

La famosa escena del asalto al muro.

Pero la cuestión es: se supone que es una adaptación de una novela. ¿Lo es? Porque ya todos estábamos convencidos de que no. Pues resulta que sí. Es una adaptación libérrima, pero una adaptación en cualquier caso. Hay cambios substanciales, como el momento en el que se sitúa la narración o el papel del protagonista, pero hay que reconocer que una adaptación fiel del texto habría sido, seguramente, un auténtico bodrio. Una especie de falso documental montado a base de entrevistas y flashbacks, rodado quizás por Elia Kazan. Así que está casi más cerca del «inspirado por» que del «basado en».

Forster, en cambio, prefiere coger los elementos que considera más significativos de la novela e inventarse el resto. Se echan en falta algunos (en especial la masacre en NYC y la primera batalla ganada por los humanos, mientras suena Iron Maiden), pero en conjunto se puede reconocer la historia que nos contó Brooks. Aunque, claro, esta es una película para todos los públicos. Familiar. No veréis sangre (ni siquiera cuando Lane hinca un hierro en la cabeza de un zombi), ni oiréis palabrotas, pero es un blockbuster. ¿Qué esperabais?

Sinopsis

Guerra Mundial Z

El mundo se sume en el caos ante el surgimiento de un virus zombi. La ONU envía al experto en situaciones límite Gerry Lane en busca de información para hacer una cura, en un periplo que le llevará por Corea, Israel o Gales.

Seguir: Max Brooks | Zombis

Inicia sesión y deja un comentario