Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

It Follows, terror hipster del bueno

It Follows - Destacada

It Follows no da sustos, sino que se recrea en dar mal rollo durante hora y media.

Ahora que estamos a punto de cumplir dos años en Fantifica y se acerca otro #TodosSomosSergi para celebrar mi propensión a ver churros infumables, yo he hecho todo lo contrario y he visto una auténtica maravilla. It Follows es perfecta, una obra de arte en todos los sentidos, una lección de cine y un mal rollo de 100 minutos de duración.

It Follows - Encuadre

Los encuadres tienen una precisión milimétrica, son composiciones medidas y que funcionan.


Una de las críticas más habituales al cine de terror contemporáneo es que no da miedo, se limita a dar sustos. Scream, de hecho, habla justo de eso: pone una escena inicial con Drew Barrymore que da verdadero mal rollo y luego el resto de la película es una sucesión de sustos y chistes macabros, a la vez que una reflexión sobre el cine de terror. Dar sustos es fácil: subes el volumen y metes en plano algo que estaba fuera del encuadre. Un asesino psicópata, por ejemplo. Dar mal rollo, desasosegar, eso ya es más difícil. Tienes que crear una atmósfera y mantenerla, pero sin ser demasiado explícito en lo que haces. It follows es, en ese sentido, una auténtica lección.

Y lo hace recurriendo a un clásico estúpidamente olvidado en la tradición occidental: el extrañamiento, convertir lo cotidiano en extraño y lograr volverlo inquietante sin que tenga que pasar nada. Lo unheimlich se define justamente como esa desazón ante lo que debería ser familiar, pero no lo es. Y lo que sea que persigue a la protagonista adopta la forma de gente que puede ser un desconocido entre la multitud, o una animadora con una aparatosa herida en la cabeza… o alguien a quien amas, o tu propia madre. En realidad es el mismo efecto que busca el mejor cine de zombis, el que busca Romero cuando nos dice aquello de «She’s not your mother anymore». Es tu madre pero a la vez no lo es, y eso la hace más inquietante.

It Follows - Fondo

Tan importante como lo que vemos es lo que intuimos al fondo.


En buena parte, de hecho, It Follows sigue la lógica del cine de zombis y eso, lo que sea que persigue a la chica, funciona de manera análoga. Es lento, pero termina llegando. No se cansa. No se para ante nada. Y lo más importante, no hay diálogo posible. Por más que Jay le pregunte a gritos qué quiere, por qué la sigue, no va a obtener respuesta. Eso, como el zombi, son la otredad más absoluta. Un otro que está tan alejado de nuestro yo que no hay ningún puente comunicativo que podamos tender.

Pero no es una película de zombis, claro. De hecho, formalmente es difícil que esté más lejos. Mitchell, cuya película anterior es El mito de la adolescencia, nos planta a un puñado de tardoadolescentes y nos sitúa en un suburbio de clase media para que nuestro cerebro perezoso se sienta a gusto y crea que nos van a contar otra vez la misma historia, con los mismos giros, con los mismos estereotipos y el mismo ritmo. Y luego nos manda a paseo y nos cuenta algo diferente. Nos pone un primer asesinato en elipsis, pero nos enseña el cadáver retorcido con una luz fría y aséptica de amanecer.

It Follows - Rodilla

Y esto, amigos, es solo el principio.


Porque la escena introductoria nos engaña: nos hace pensar en adolescentes asesinados por Jason, cuando en realidad nos está diciendo cómo va a ser la película, qué es lo que va a ser realmente terrorífico en ella. Ese movimiento de cámara en un plano secuencia magistral, que nos muestra a una chica huyendo de casa sin que ni su padre sepa qué le pasa. Ese movimiento circular por la calle. Esos zapatos de tacón en una chica que va en pijama. El hecho de que le diga a su padre que está bien cuando es evidente que no lo está. Todo en esa escena es costumbrismo, pero nos grita al oído que hay algo que va mal.

Y eso es lo que hace Mitchell durante la siguiente hora y media: jugar al costumbrismo con esas conversaciones dignas de un cómic de Daniel Clowes, pero volverlo todo desasosegante. Con la iluminación, incluso saltándose el eje en determinadas escenas, con un agujero en la pared que confundimos con un espejo… La elección de Detroit como escenario, claro, no es gratuita: esa ciudad en sí misma es una metáfora de lo unheimlich. Parece una ciudad normal, pero no lo es: está en bancarrota, hay barrios enteros sin servicios básicos como la recogida de basura, tiene un índice de criminalidad brutal…

It Follows - Miradas

Cada personaje mira a un lado, y Jay nos mira a nosotros.


It Follows tiene regusto a cine de terror japonés, pero creo que es sobre todo porque hace años que las películas del género más interesantes nos llegan de allí y de Corea del Sur. En realidad, es una reivindicación de la historia de este género en occidente. Por eso la música recuerda a las bandas sonoras de John Carpenter, por eso los guiños a Jacques Tourneur, por eso la casa abandonada que es a la vez todas las casas encantadas y las guaridas de todos los asesinos en serie, por eso los barrios residenciales en los que podría acechar Michael Mayers.

It Follows - Piscina

La escena de la piscina es un homenaje a La mujer pantera.


El cine contemporáneo ha ido acelerándose año tras año. Hace poco hablábamos de Mad Max, que es una película que hace apenas treinta años el público no habría sido capaz de seguir. Es el signo de nuestros tiempos, y quizás por eso empiezan a salir realizadores que buscan un ritmo mucho más lento, pausado, calmado. Porque cuando todo va corriendo, algo que solo camina destaca. Es lo que ha hecho Mitchell en It Follows, como lo hizo Nicholas Winding en Drive. El peligro es que cierta parte del público esté ya tan acostumbrada a que la bombardeen con imágenes de un segundo que ya no puedan disfrutar de sus películas. Para ellos, siempre quedará Transformers.

Sinopsis

It Follows

Tras acostarse con su novio, una joven empieza a ser seguida por un ser sobrenatural que no se detiene ante nada.

Inicia sesión y deja un comentario

2 Responses to “It Follows, terror hipster del bueno”

  1. […] todas aquí, pero os destacamos Under the Silver Lake, la nueva del director de la muy recomendable It Follows, y Lazzaro felice, de Alice Rohrwacher, ganadora del premio al mejor guion en Cannes. También se […]

  2. […] ola que de los potenciales valores/aportaciones realizados por títulos como el que nos ocupa, It Follows (2014), Babadook (2014), La bruja (2015), Déjame salir (2015), The Neon Demon (2016), Verónica […]