Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

La autopsia de Jane Doe, cine de terror honesto y sencillo

La autopsia de Jane Doe - Destacada

El listón queda muy alto con la que tiene muchos números para ser una de las pelis del año.

Como decía en nuestra lista de lo más esperado de 2017, la nueva película de André Øvredal es una de las que más ganas tenía de ver este año y, por suerte, apenas he tenido que esperar. Ya os avanzo que ha cumplido con mis expectativas y eso, para una película que ha ganado el Premio Especial del Jurado en el Festival de Sitges, no es poco.

Øvredal saltó a la fama hace unos años con Trollhunter, un found footage sobre los trolls escandinavos realmente destacable, con un tono costumbrista que volvía verosímil su absurda premisa: que los trolls existen y hay funcionarios encargados de controlarlos y mantenerlos en secreto. Este año, Øvredal ha pasado al terror con La autopsia de Jane Doe y de aquí a unos meses se acercará a la ciencia ficción con Tunnels, film que cada vez tenemos más ganas de ver.

La autopsia de Jane Doe - Sangre

Lección de primero de medicina: los muertos no van sangrando por ahí.


El planteamiento de La autopsia de Jane Doe es desasosegante: en una casa aparece toda una familia asesinada. Al encontrarlos la policía, descubren el cuerpo medio enterrado de una joven en el sótano. Cuando el forense del pueblo (Brian Cox), con la ayuda de su hijo (Emile Hirsch), comience la autopsia, empezarán a encontrar cosas extrañas. Cosas como que los ojos indiquen que lleva días muerta, pero en cambio aún no presente rigor mortis. Si aún no habéis visto el tráiler, haceos el favor de ahorrároslo, porque da demasiada información sobre lo que sucede después y, cuanto menos sepáis, más disfrutable os resultará la película.

Lo mejor de La autopsia de Jane Doe es que es una película de terror, no de sustos. En los primeros minutos, al protagonista le dan uno -y a nosotros también, claro-, y a continuación le dicen: «¡Es tan fácil!». En realidad, nos lo están diciendo a nosotros y es una declaración de intenciones: no es una película de sustos, porque eso no tiene mérito. Es demasiado fácil. La autopsia de Jane Doe es una película de terror, inquietante, que te mantiene en tensión en la butaca a base de atmósfera, sobre todo a base de jugar con lo que sabes y lo que no.

La autopsia de Jane Doe - Forenses

La familia que hace autopsias unida… ¿permanece unida?


La autopsia practicada a la joven desconocida, lenta, minuciosa y con precisión, funciona como metáfora de la película, con su ritmo lento y pausado, su atención a los detalles y su narración como un mecanismo de relojería. La información se va suministrando poco a poco, de manera que la sensación de acechanza se va concretando de manera lenta y paulatina. Incluso los movimientos de cámara reproducen los del bisturí sobre el cuerpo: suaves, sin prisa, con exquisita precisión, para dejar a la vista solo lo que tiene que verse. Lo que para muchos podría haberse convertido en una dificultad insalvable, Øvredal consigue volverlo uno de sus puntos fuertes: un espacio reducido, solo tres actores y una historia sin giros truculentos, grandes MacGuffins o efectos especiales de dejarte boquiabierto.

El espacio, la morgue, recuerda a aquellos interiores de los primeros juegos de Resident Evil y Haunted Hill, con curvas que odiar, espejos que no reflejan lo suficiente y luces que no alumbran tanto como querríamos. Los personajes, soberbiamente interpretados, tienen una solidez y una coherencia interna que les permite sostener sobre sus hombros todo lo que el director les quiera echar. Y la historia consigue traernos de vuelta lo mejor de The Twilight Zone y Alfred Hitchcock presenta.

La autopsia de Jane Doe - Tres personajes

Tres actores y una morgue. ¿Quién necesita nada más?


En Fantifica siempre reseñamos procurando no hacer spoilers, ya lo sabéis, pero creo que nunca me ha parecido tan necesario como en este caso. He tenido cuidado con la sinopsis y he dicho lo mínimo imprescindible sobre lo que pasa. Por una vez, y sin que sirva de precedente, no vamos a colgar el tráiler al final de la reseña, porque está lleno de spoilers y, sinceramente, cuanto menos sepáis de ella, mejor. La autopsia de Jane Doe es una de las películas de terror más honestas de los últimos años, y es una pequeña joya narrativa con aroma a cine clásico. Disfrutadla.

Sinopsis

La autopsia de Jane Doe

Cuando la policía registra una casa en la que ha habido una matanza, encuentran el cuerpo de una joven a medio enterrar en el sótano. La autopsia de la desconocida pondrá de manifiesto evidencias físicas extrañas, muy extrañas.

Inicia sesión y deja un comentario

One Response to “La autopsia de Jane Doe, cine de terror honesto y sencillo”

  1. […] Atlántida, o al menos con unos aliens. La protagonista es Ophelia Lovibond, a quien hemos visto en La autopsia de Jane Doe y en Guardianes de la […]