Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

La torre oscura, una franquicia que nace muerta

La torre oscura - Destacada

Esto es lo que pasa cuando se toman un montón de malas decisiones al hacer una película.

Stephen King tiene fama de estar maldito en cuanto a adaptaciones cinematográficas se refiere. Es probable que sea una afirmación injusta, y ahí están El resplandor, La zona muerta, Cadena perpetua, Cuenta conmigo o La niebla para protestar, pero la lista de malas películas basadas en historias de King es verdaderamente larga. Y ahora lo es aún más, porque La torre oscura es terrible.

Y es una pena, porque la peli parecía tenerlo todo a su favor. Al menos, sobre el papel. El material en el que se basa no sólo es excelente, sino que es la obra magna de King (aunque la espantosa traducción al castellano lo disimule bastante); los personajes tienen la fuerza de los arquetipos y el universo en el que transcurre la acción es una maravilla; los actores elegidos son de lo mejor que hay ahora mismo en Hollywood; y tenía un holgado presupuesto de más de 60 millones de dólares. Aún más: la idea era hacer más películas y una serie de televisión. Era una apuesta fuerte de Sony, y la han perdido. Algún día habrá que hablar sobre las producciones de género de Sony, porque esto no es ni medio normal.

La torre oscura - Idris Elba
La torre oscura es un galimatías sin sentido. Y si me lo ha parecido a mí, que he releído los primeros libros antes de verla, no quiero ni imaginar lo que será para quien no los conozca. Demasiadas cosas se dan por sabidas, demasiadas cosas se medio cuentan por encima, demasiadas cosas no hacía falta que estuvieran. La película ha decidido mezclar la saga entera, cogiendo sobre todo cosas del primer y el tercer volumen, pero sin tener ningún problema en introducir elementos incluso del último. Al mismo tiempo, ha dejado fuera otros aspectos de las novelas y ha cambiado todo lo que le ha parecido bien. Y prácticamente no hay ni una sola decisión acertada en todo ese proceso.

Tal vez lo que más clame al cielo es que Jake se ha convertido en el auténtico protagonista de la historia y Roland ha pasado de ser el arquetipo del héroe solitario a ser el estereotipo de un pistolero sacado de cualquier espagueti western. Si habéis leído las novelas, os dolerá el cambio. Si no las habéis leído, su personaje os parecerá de chiste. Y en serio, ¿tienes a Idris Elba interpretando a una especie de versión cowboy del Rey Arturo y decides centrar la historia en un crío de Manhattan? ¿Cuatro guionistas y ninguno se dio cuenta de que era muy mala decisión? Es verdad que la interpretación de Idris Elba es desapasionada, llena de hastío, pero viendo el resultado, se entiende. Claro que a su lado McConaughey no está mucho mejor: los dos parecen cansados de sus papeles desde el primer momento, y no logran transmitir la intensidad de su enemistad.

La torre oscura - Pistoleros
Pero por desgracia, los problemas de La torre oscura no se limitan a un par de actores desganados o a reducir una saga épica a el bueno, el malo y el niño. Bueno, y su madre, porque la trama necesita que se enfade mucho en un momento dado. Aunque luego, en realidad, no se enfada tanto, con lo que toda la subtrama de la madre se la podrían haber ahorrado. Bien mirado, toda la película se la podrían haber ahorrado.

Lo más triste de todo es que los gags ocasionales son lo único bueno de la película. Roland en Nueva York comiendo un perrito caliente y viendo anuncios en la televisión al menos tiene una cierta gracia, quizás porque en esos momentos la película abandona todo intento de epicidad. Y es que es difícil ser épico cuando a lo más que llegas es a dar a entender que hay mucho más allá de las cámaras. Rumores de una gran guerra, maquinaria supertecnológica de tiempos antiguos, radiación, portales al multiverso, demonios, el Rey Carmesí… todo esto se menciona de una u otra manera en algún momento de la película. Pero nada de esto va más allá de la mención. Lo único que tenemos ante nosotros es a un crío, a un pistolero y a un malo ultrapoderoso que manda siempre a pringados a hacer el trabajo y se enfada cuando fallan.

La Torre Oscura - Pistola
Tal vez recordéis lo que pasó cuando en España se adaptaron las novelas del Capitán Alatriste. Alguien decidió hacer una película con las cinco novelas, y el resultado era un churro que a ratos corría y a ratos se paraba, pero que no iba a ningún lugar. La torre oscura es un poco así. Ha intentado hacer una película a partir de las siete novelas (ocho, en realidad) y sólo ha conseguido decepcionar a los lectores y desconcertar a quienes no las han leído. Tal vez Stephen King sí esté maldito, después de todo.

 

Sinopsis

La torre oscura

Los demonios quieren destruir la torre que se alza en medio del universo, protegiéndolo de lo que acecha fuera, y para ello necesitan las mentes de los niños. Roland es el último pistolero, pero no va a permitirlo.

Inicia sesión y deja un comentario

One Response to “La torre oscura, una franquicia que nace muerta”

  1. […] ese despropósito que fue La torre oscura, y con la serie de La niebla recién estrenada, las ganas de ver otras adaptaciones de King se […]