Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Left Behind: ¿Y si Dios fuera un ladrón de cuerpos?

Left Behind - Destacada

Probablemente la peor película apocalíptica de la historia del cine. Y con Nicolas Cage.

Nicolas Cage ha hecho un montón de cosas. Ha hecho películas del montón y luego ha hecho películas malas y luego ha hecho películas con Elisabeth Shue (que se han hecho tan famosas que hasta salen en una canción de Amaral). Y luego se dejó pescar por un tipo llamado Vic Armstrong, que fue doble de Gregory Peck antes de meterse a director especialista en escenas de acción, y se convirtió en el protagonista de la que probablemente sea la peor película apocalíptica de la historia. O mejor, la peor película preapocalíptica de la historia: Left Behind, «Dejados atrás». Una película creacionista, en la que la palabra de Dios, un Dios que roba cuerpos pero deja la ropa como los correctores temporales de Los Langoliers de Stephen King, va a misa. Y la misa está por todas partes.

Left Behind - Nicolas Cage piloto

Iremos poniendo fotos mirando a cámara de Nicolas para dar más clase a la reseña.


Pero será mejor que empecemos por el principio. En Left Behind hay un matrimonio que no está en su mejor momento. Él es piloto y además es Nicolas Cage, y tiene una compañera azafata, la única azafata del avión en el que vuela —sí, es un avión con un montón de pasajeros pero con una sola azafata—, que está de buen ver y además lleva tacones de aguja que no se quita ni para bajar por un tobogán hinchable, porque ¿para qué va a quitarse los tacones? ¿A quién le importa si peta el tobogán y el resto de pasajeros se quedan atrapados en el avión? Resulta que Nicolas Cage se quita el anillo de casado (pillín) cuando sube al avión, y todo apunta a que la cosa acaba en cuernos para la santa señora que se queda en casa, que además de santa es cristiana y cree que algún día Dios vendrá a por todos los inocentes y dejará en la Tierra a los pecadores porque el mundo está perdido y va a estallar con toooodos los pecadores dentro.

Y luego está la hija, Chloe. Una de esas rubias que apenas se pueden distinguir de otras rubias. Una auténtica cara de cine de sobremesa. Y con eso quiero decir también que se pretende fingir que tiene diez años menos de los que aparenta en realidad, y se nota. Es decir, se nota que debería estar ayudando a hacer los deberes a un niño que no fuese su hermano sino su hijo, y no llevando a su hermano de unos nueve años al centro comercial.

Left Behind - Nicolas Cage - Sótano
Porque los dos escenarios clave de la película son un centro comercial y un avión. Y en realidad, los únicos. ¿No es maravilloso? Bueno, también están el aeropuerto y un momento en la calle delante del centro comercial, un momento completamente delirante en el que todo el mundo va de un lado a otro y se da golpes con todas las cosas, las papeleras, los coches, la otra gente, hasta que casi visualizas al director, experto en escenas de acción, gritando: «¡Extras! ¡Moveos! ¡Ahora! ¡Moveos!». La ausencia de otra indicación más allá del «Moveos como si fuerais a alguna parte pero sin salir de escena, que no hay mucho presupuesto y esta toma tiene que valer porque el resto nos lo hemos gastado en Nicolas Cage» hace que el plano resulte de lo más divertido. De hecho, hay una película mucho más interesante en ese plano que en la película en cuestión.

Pero sigamos. Está la hija treintañera que finge tener dieciséis y vive tristísima porque sus padres van a separarse (ha encontrado el anillo del papá pillín en el coche), y luego está el guaperas. Un guaperas que también es cualquier guaperas de película de sobremesa y que además es supuestamente famoso. La primera vez que sale en pantalla, se topa con una fanática que lo para en el aeropuerto, así porque sí, y le suelta no sé qué de un versículo de la Biblia e insiste en que Dios lo sabe todo y que «los desastres y las guerras» son señales de que Dios lo sabe todo y que algún día vendrá a por nosotros y que entonces ya veremos, ya. La hija treintañera de Nicolas Cage responde a la señora fanática que si tanto sabe Dios, ¿por qué no viene a pararlo?, y la señora dice que Dios ya nos da por perdidos, como si el planeta fuera un experimento que falló y tal.

Left Behind - Nicolas Cage aeropuerto
Un instante después, la señora de la Biblia desaparece y la hija treintañera de Nicolas Cage está sentada en una mesa de un bar del aeropuerto sin tomar nada. El guaperas le pregunta si quiere un café y ella le dice que no, pero él se queda dándole la tabarra igualmente y parece que entre los dos surge el AMOR, así de repente, y su historia de pareja transcurre en milésimas de segundo porque para cuando aparece papá Cage ya se tratan como si fuesen un matrimonio de octogenarios que hubiera dejado de soportarse hace mucho mucho tiempo.

Luego pasa lo que pasa, es decir, que los no pecadores desaparecen, así porque sí, y todo el mundo empieza a preguntarse dónde están. De hecho, la película consiste en preguntarse dónde están y llegar finalmente a la conclusión de que la Santa Señora de Nicolas Cage y la fanática de la Biblia tenían razón y el mundo está a punto de acabar y Dios se ha llevado a Los Buenos a otra parte para que Los Malos se mueran.

Nicolas Cage - Fox TV
¿Quiere eso decir que la hija treintañera de Nicolas Cage es mala? ¿Por qué? ¿Se negó a prestarle una compresa a su compañera de pupitre en el instituto? Qué más da, es mala porque se ha quedado y punto. Lo curioso es que nadie se pregunta por qué ha sido malo y por qué se ha quedado: solo dan por hecho que quienes desaparecen son los buenos porque no quedan bebés en el hospital, que está al lado del centro comercial ante el que tiene lugar la mejor escena de la película, la de «¡Extras! ¡Moveos!».

¿Y qué más? Nada más. Canciones new age malísimas sonando en momentos aún peores, en plan: ¿En serio? ¿De verdad está sonando una canción malísima ahora? ¿Hay una mujer cantando al estilo de Vonda Shepard mientras la hija treintañera de Nicolas Cage está a punto de saltar por un puente? ¿No debería sonar algo más serio?. E intentos de chistes malos, como cuando una señora confunde al guaperas con Frank Sinatra. Sí, nada de Justin Bieber, ni siquiera Tom Jones: Frank Sinatra. Y un final que en realidad, según la hija treintañera de Nicolas Cage, «es un principio». Porque en efecto, amigos y amigas, el fin del mundo es lo que pasa cuando se acaba la película y, una vez vista, una se pregunta: ¿Y no podría haber pasado antes y nos librábamos de todo el asunto?

Trilogía Left Behind

¿Creíais que no podía ser peor?


Me temo que a lo mejor no, porque aunque podríamos habernos librado de Nicolas Cage, semejante obra maestra es, para colmo, el reinicio de toda una trilogía protagonizada por Kirk Cameron a principios de siglo. La prueba la tenéis sobre estas líneas. En cualquier caso, esta versión de Left Behind es toda una experiencia religiosa (nivel bazofia insuperable), o la solución a cómo perder casi dos horas echándote unas risas a costa del bueno de Nicolas (o a costa del bueno de Kirk, si os atrevéis).

Sinopsis

Left Behind

Sucesos extraños e inexplicables pondrán a prueba la fe del planeta cuando el Apocalipsis se desata en la Tierra. Un grupo de supervivientes, encabezado por Ray Steele (Nicolas Cage) y Buck Williams (Chad Michael Murray), se enfrentará al desconcertante futuro que les espera.

Inicia sesión y deja un comentario

4 Responses to “Left Behind: ¿Y si Dios fuera un ladrón de cuerpos?”

  1. Geek Furioso de la Literatura Geek Furioso de la Literatura dice:

    Buen Cristo, Sergi (sin intención de hacer chiste), creía que aquí en Fantifica no poníais nada inferior a un 1. ¿Me estás diciendo de verdad que esta peli es peor que 2012?

  2. theAlcaudon dice:

    los implantes de cabello se están adueñando del cerebro de Cage y no piensa con claridad a la hora de escoger proyectos (creo yo en mi “humilde” Opinión).

  3. Ernest dice:

    Eres horrible, no pensaba ver esta película pero tras la descripción de la escena del caos de los extras dan ganas de buscarla para reirse xD. También para ver como consigue la hija treinteañera parecer eso, treinterañera, cuando la actriz tiene 20 años y su papel ¿16? ¿17? Tiene que costar.