Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Life, por fin una buena heredera de Alien

Life - Destacada

Buena mezcla de ciencia ficción y terror que mantiene enganchado del principio al final.

Sí, Life tiene mucho que ver con Alien. El parecido, además, no se intenta camuflar en ningún momento, y hay un buen puñado de escenas que son claros homenajes visuales. ¿Para qué intentar disimular lo evidente? Sin embargo, Daniel Espinosa ha conseguido no hacer otra mala copia que sumar a la ya larga colección de imitaciones más o menos resultonas que han ido apareciendo estos últimos cuarenta años. De hecho, incluso podríamos decir que ha rodado lo que Prometheus debería haber sido. Por eso, a pesar de que cualquiera que haya visto el clásico de Ridley Scott sabe lo que va a pasar hasta cierto punto, la película funciona igualmente.

Life - Estación espacial
Life es una mezcla de ciencia ficción y terror que funciona realmente bien en cada uno de los dos géneros: es una buena película de ciencia ficción y es una buena película de terror, de las que te mantienen tenso y no se limitan a ser una sucesión de sustos. Ni siquiera tiene reparos en usar la casquería cuando hace falta. Para el público que sea aficionado a ambos géneros, Life es una muy buena opción que por momentos recuerda no sólo al Ridley Scott de los ochenta, sino también a lo mejor de Kubrick y de Proyas. Para aquellos a los que sólo les guste uno de los dos, en cambio, esa mezcla es probable que no les satisfaga, que se les quede corta.

Sin embargo, la comparación con Alien no es justa ni le hace ningún bien a Life. El film de Espinosa no es ni de lejos tan intenso como aquella, ni tan terrorífico, y aunque se reconoce heredero del de Scott no pretende ser una copia. El espacio de la Estación Espacial Internacional es mucho más que el castillo en el que están encerrados los personajes: es un elemento fundamental de la historia y tiene tanta importancia como cualquiera de los personajes.

Life - Miguelángel

Miguelángel, ¿estás ahí?


Si Life es una película con una trama que ya hemos visto antes, ¿por qué funciona? En cierta manera es como escuchar una versión de una canción que ya conocemos tocada de manera muy libre. La reconocemos, y cuando llegan las notas que esperamos, no nos sorprenden, pero no conseguimos predecirlas casi nunca. Algo que la banda sonora de Jon Ekstrand utiliza, al introducir notas discordantes aquí y allá. Los personajes están bien construidos e intentan ir más allá del tópico, por más que encontremos los arquetipos esperables: el graciosete, el científico, el militar, el asocial… Sin embargo, el excelente guión de Reese y Wernick (guionistas también de Deadpool) consigue convertirlos en personas de carne y hueso con comportamientos comprensibles, de manera que la película evita terminar siendo un mero «a ver quién es el siguiente en morir». De hecho, al guión sólo se le puede echar en cara el final predecible y, esta vez si, típico. Demasiado típico.

Lo mejor de la película de Espinosa es, sin duda alguna, que no se conforma con seguir el manual. Intenta hacer su propia película, y a veces le sale muy bien, como en la secuencia inicial, absolutamente espectacular. A veces, claro, no. No hay muchas cosas que criticarle a Life, pero incluso a esos errores hay que reconocerles que son una decisión meditada, y no simplemente lo que tocaba. El diseño del alien, por ejemplo, desde el principio unicelular hasta que se convierte en un bicho grande, no es el típico monstruo antropomórfico y con muchos dientes que vemos en tantas y tantas películas. No es un diseño brillante, y tiene sus momentos de «te miro a la cara antes de comerte», pero es algo diferente.

Life - Tierra
A nivel visual, el único problema que Life tiene es la cámara subjetiva del alien, que Espinosa usa en el tercio final de la película y que no solo no era necesaria ni aporta nada, sino que es un error narrativo: todo el film presenta a la humanidad en un lado y al alien en el otro. El alien es absolutamente no-humano. Es un alien incluso en sentido etimológico. La cámara subjetiva le convierte en un individuo, un yo. Y sitúa al espectador en el punto de vista del cazador, no de la presa.

Life no es una película redonda, pero sí una propuesta interesante y que no se conforma con volver a ofrecer lo mismo de siempre. No marcará un antes y un después en la historia del cine, y visualmente no es tan llamativa como Ghost in the Shell, pero es mucho más estimulante.

 

Sinopsis

Life

Un grupo de astronautas estudian un ser vivo alienígena a bordo de la Estación Espacial Internacional. Su emoción inicial dará paso al miedo cuando este se vuelva agresivo y empiece a crecer a toda velocidad.

Inicia sesión y deja un comentario