Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Piratas del Caribe: La venganza de Salazar, la muerte de una franquicia

Piratas del Caribe - La venganza de Salazar - Destacada

La última entrega no es tan mala como las anteriores, pero sigue lejos de la original.

A pesar de la traducción que han dado al título en España para que Bardem tenga más protagonismo, el original era más sincero. Dead Men Tell No Tales, «Los muertos no cuentan historias», es una buena síntesis de lo que nos encontramos en esta película: la evidencia de una franquicia muerta que no cuenta absolutamente nada. Al menos, nada que no nos hayan contado ya en todas las anteriores. Y es que Piratas del Caribe es un barco que hace aguas pero no termina de hundirse del todo.

La primera entrega estaba pasada de vueltas, tenía demasiadas subtramas y no se sabía bien hacia dónde iba, pero ahí estaba Johnny Depp para salvarla con su extraordinaria e histriónica interpretación. Una extraña mezcla de rímel, ron y erratismo. Conseguía que la película fuera realmente divertida. Las diferentes secuelas fueron perdiendo la frescura y repitiendo sin pudor lo que había en aquella primera, hasta llegar a la última, En costas extrañas, cuya única virtud era que no prometía ninguna continuación. Por desgracia, la franquicia no terminó con ella.

Piratas del Caribe 5 - Jack Sparrow
La venganza de Salazar viene a ser una especie de reinicio sin serlo. Vuelve el capitán Sparrow, claro, pero casi parece una mala imitación del personaje. Si antes era original, fresco y a veces desconcertante, ahora por momentos parece cuando Los Morancos hacen de travesti: a lo más que llega es a ser ridículo. Y demasiadas veces da vergüenza ajena. Orlando Bloom y Keira Knightley han sido lo bastante astutos como para quitarse de en medio, al menos. Bloom sale unos tres minutos en total, y Knightley unos escasos segundos que no dan ni para asegurarse de que no esté hecha por ordenador. Así que alguien decidió meter otra pareja absolutamente igual, con el manido juego de me-gustas-pero-no. Para más inri, el chico se supone que es el hijo de Bloom, el joven Turner, y nadie parece haberse dado cuenta de que Depp no ha envejecido tanto. Ni Knightley, para el caso, y se supone que es su madre.

Claro que todo eso no importa, porque Turner es insípido y sus idas y venidas nos importan tan poco que no llegamos a plantearnos lo estúpido de su comportamiento, ni por qué la armada va colgando a todo el mundo a la primera de cambio pero a él le dan una oportunidad tras otra.

Piratas del Caribe 5 - Trío protagonista
Quizás sea comprensible que un personaje así se enamore de Carina Smyth, astróloga y relojera autodidacta que se supone que es inteligente y que debemos empatizar con ella, científica en una época de oscurantismo, pero que en realidad es repelente, estúpida y, lo que es peor, niega la evidencia aunque esta le muerda el culo. Que una cosa es no creer en los muertos vivientes y otra que, cuando uno te persigue caminando sobre las aguas, sigas empecinada en que no existen. Encima, el personaje de Kaya Scodelario es relojera, horologist en inglés, y como el principio de la palabra suena parecido a whore, puta, una vez más la película se llena de chistes propios de Los Morancos. Ah, y sí: acabamos descubriendo que también es la hija de alguien.

Y luego está el malo, claro. Víctima de una maldición, de nuevo. Pero esta vez no es un pirata como Barbossa o Davey Jones, sino que —y esta es la gran novedad de la película— es un capitán cazador de piratas. Uno tan fiero que casi acabó con los piratas de todo el mundo. Bueno, con los del Caribe, porque los del resto del mundo que vimos en la cuarta entrega parece que ya no cuentan. El pobre Bardem se esfuerza y, mientras aún no sabemos demasiado del personaje, lo consigue. Realmente es terrible y da miedo. Hasta que pasa de tener que decir unas líneas a mantener largas conversaciones. Entonces, ni siquiera él consigue dar consistencia al personaje.

Piratas del Caribe 5 - Tiburones zombi

Tiburones zombi. En la próxima habrá también nazis viajando en el tiempo.


La trama también vuelve a ser la misma de siempre: hay un malo maldito, un objeto místico que puede acabar con la maldición y, ya de paso, con toooodas las maldiciones que han salido en la franquicia. Hay traiciones, persecuciones absurdas, barcos que son más rápidos que ningún otro excepto la Perla Negra, muertos vivientes, abordajes y más abordajes… y por en medio nos meten con calzador una especie de «Jack Sparrow: El origen» que no viene a cuento de nada. Y un secundario que se sacrifica por el bien común. Algo así como lo que hicieron en Guardianes de la galaxia 2, pero mal.

Hace unos años tuvimos un cameo: el padre de Jack Sparrow era Keith Richards. En esta tenemos otro cameo: su tío es Paul McCartney. Creo que ese cambio resume bastante bien los problemas de Piratas del Caribe. Es otra vez lo mismo, pero no es igual.

 

Sinopsis

Piratas del Caribe: La venganza de Salazar

El Capitan Salazar estuvo a punto de terminar con todos los piratas del Caribe, pero un joven Jack Sparrow logró derrotarlo y causarle una maldición. Muchos años después, Salazar consigue escapar y los busca para terminar su exterminio de la piratería. La única esperanza es encontrar el Tridente de Poseidón.

Inicia sesión y deja un comentario