Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Sitges 2014: La invasión de las minirreseñas asesinas

Sitges 2014 - Invasión Minirreseñas - Destacada

Minirreseñamos A Girl Walks Home Alone at Night, Cold in July, Musarañas, Relatos salvajes, The Guest... y más.

En nuestro cuarto y último repaso a las películas de Sitges 2014 reseñamos Musarañas, una película que sigue el rastro del mejor cine de Álex de la Iglesia, The Guest y Cold in July, dos cintas que nos traerán de vuelta el aroma de la serie B más ochentera, Relatos salvajes, una película episódica que nos mostrará a unos personajes al límite y A Girl Walks Home Alone at Night, una personalísima visión del cine de vampiros en el Irán actual.

A Girl Walks Home Alone at Night de Ana Lily Amirpour

A Girl Walks Home Alone at Night
En la ciudad iraní de Bad City puede pasar cualquier cosa. En medio de un abanico de personajes marginales, un vampiro que vaga en busca de sangre se encuentra con una persona que cambiará su manera de ver las cosas. Presentada por el festival como una artista multidisciplinar (música, pintora, escultora cineasta), la iraní Ana Lily Amirpour aterrizaba en Sitges para presentar su primera película, una incursión muy personal en el cine de terror.

Y es que el objetivo principal de A Girl Walks Home Alone at Night es mostrarnos la manera de sobrevivir en un entorno marginal, con sus personajes haciendo continuos tejemanejes para poder salir adelante, algo así como un episodio de Breaking Bad pasado de vueltas. Y en medio de todo esto, la sorpresa, una mujer vampiro que escucha rock y que, aburrida de su vida inmortal, se dedica a alimentarse de los más indeseables de la ciudad. Rodada en un pulcro blanco y negro y recordándonos en tono y atmósfera a la reciente Sólo los amantes sobreviven, la película, de ritmo pausado, requerirá un esfuerzo extra por parte del espectador, que no obstante se verá recompensado con una de las historias de vampiros más personales que se pueden visualizar hoy en día.

Cold in July de Jim Mickle

Cold in July
Texas, años 80. Un ladrón irrumpe en una casa y Richard, el padre de familia, termina disparándole por accidente. Convertido en héroe local, Richard se verá arrastrado irremediablemente a una espiral de violencia. Con Cold in July, Jim Mickle demuestra que es uno de los nombres del cine de género independiente más importantes en la actualidad. Tras Stake Land y el remake de la mexicana Somos lo que somos, Mickle se pega una fiesta por todo lo alto con una película que es puro pulp y que nos traerá al recuerdo lo mejor de ese cine de serie B ochentero capitaneado por John Carpenter.

Con los tres actores principales —Michael C. Hall (protagonista de Dexter), Don Johnson y Sam Shepard— bordando sus respectivos papeles, Cold in July comienza pareciendo una historia de venganza, pero sus continuos giros de timón la acercarán a terrenos mucho más oscuros. Con un trabajo de dirección admirable (no en vano se llevó el premio a la mejor dirección), esta será una de las películas mas divertidas que se recordarán de la presente edición.

Musarañas de Juanfer Andrés y Esteban Roel

Musarañas
En las España de los años 50, Montse vive encerrada en su piso de Madrid por culpa de la agorafobia que padece y no puede ni dar un paso fuera de casa. Cuidando de su hermana pequeña van pasando los años hasta que un día, por accidente, un vecino suyo llamado Carlos entra en su casa.

Musarañas, la opera prima de Juanfer Andrés y Estaban Roel, tiene muchas y muy buenas cualidades para lograr convertirse en un fenómeno en el cine español de este año. Producida por Álex de la Iglesia, la película no tarda en recordarnos al universo creado por el director vasco. En ella encontramos reminiscencias del humor negro que inunda películas como El día de la bestia o La comunidad. La mezcla entre comedia, thriller y terror, llegando en momentos a rozar el gore, se posiciona como una de las mejores cualidades de la cinta. Con un gran trabajo de fotografía y montaje, la película poco a poco se va convirtiendo en una pieza donde reina la claustrofobia. Acompañada de una magnífica interpretación que huele a Goya por parte de Macarena Gómez como la hermana mayor, Musarañas nos regala una última media hora bestial que no dejará a nadie indiferente.

Relatos salvajes de Damián Szifrón

Relatos salvajes
Seis personajes envueltos en situaciones que los llevarán al límite, se verán empujados hacia el abismo y el innegable placer de perder el control, cruzando la delgada línea que separa la civilización de la barbarie. Según su director, Damián Szifrón, Relatos Salvajes tiene como principal fuente de inspiración Cuentos asombrosos, la serie producida por Steven Spielberg en los años ochenta. Con seis historias que van de menor a mayor duración, Szifrón nos muestra el calvario al que se ven sometidos personajes que, partiendo de situaciones cotidianas, irán calentándose poco a poco hasta estallar como una bomba.

Hay para todos los gustos y todos los segmentos funcionan a la perfección. Bien aposentada en el género de la comedia negra, una de las principales virtudes de la cinta es que siempre entendemos las motivaciones de los personajes y en muchos casos nos sentiremos identificados, algunos con el hombre que intenta recurrir una multa a todas luces injusta, otros con la novia que descubre un secreto sobre su marido el mismo día de la boda. Ha sido una de las películas que más risas y aplausos ha arrancado. Relatos Salvajes, ya estrenada en cine, merece un gran recibimiento por parte de público.

The Guest de Adam Wingard

The Guest
Los Peterson siguen llorando el fallecimiento de su hijo Caleb en Afganistán. En pleno duelo, David, un excompañero militar de Caleb, irrumpe en el hogar familiar y conquista a todos sus miembros hasta que uno de ellos empieza a intuir que David no es quien parece ser. The Guest era uno de los títulos más esperados este año por los fans del cine de género más cachondo y desacomplejado.

La nueva película de Adam Wingard, tras haber rodado ese fenómeno llamado Tú eres el siguiente, puede presumir de contarse entre las cintas más divertidas de la sección oficial. Desde el primer momento vemos por dónde, y nunca mejor dicho, van los tiros. Estéticamente, y sobretodo debido al (nada casual) parecido del protagonista con Ryan Gosling, la película puede verser como una versión mucho más cafre y divertida de Drive, el título que en 2011 dinamitó el festival. Como si estuviese rodada en la década de los ochenta, The Guest no duda en mezclar el thriller con el cine de acción, e incluso se atreve a echar mano en ciertos momentos del slasher más cafre. Lo mejor de todo es que nada choca y todas las piezas encajan perfectamente, convirtiéndola en una película que va camino de título de culto a revisitar cada cierto tiempo.

The Guest

… y más

Hasta aquí el repaso a las películas que nos han parecido más interesantes este año. Pero como siempre pasa en Sitges, su inabarcable programación deja otro buen puñado de películas que merecen verse.

Entre ellas se encuentra Aux yeux des vivants, la nueva y esperada cinta de los creadores de Al interior. Recibida con frialdad por el público, la película (que según sus creadores pretende ser una mezcla entre un episodio de Cuentos de la cripta, Cuenta conmigo y La matanza de Texas) tiene un arranque impactante, pero poco a poco se desinfla y termina dejando la sensación de que, con un poco más de dinero y tiempo, podría haber salido mucho más redonda.

La de este año también se recordará como una de las ediciones en que se han programado más thrillers. Entre ellos encontramos la inglesa Hyena, que nos muestra la vida de un policía corrupto al que todo se le empieza a torcer. Otro título que prometía y que al final se queda a medio gas es Montana, sobre el papel una especie de mezcla entre León el profesional y Attack the Block pero que, por sus pobres escenas de acción, se queda en una película divertida pero olvidable.

Aux yeux des vivants

Aux yeux des vivants


Sitges también es un festival donde se pueden ver cintas arraigadas en el cine de terror más clásico, que, aun sin ser obras maestras, dejan buena sensación a los fans del género. Home o The Stranger podrían entrar en esta categoría. En la primera asistimos a la clásica historia de casa encantada que tiene más de un susto disfrutable, y la segunda es una película que se acerca a Viajeros de la noche, aquella historia de vampiros ochentera rodada por Kathryn Bigelow.

Para terminar, no podemos dejar pasar por alto el documental That Guy Dick Miller, que repasa los más de sesenta años de carrera del entrañable secundario que recordamos de un puñado de películas de Roger Corman o Joe Dante, y a quien gracias al festival hemos podido ver en persona.

Inicia sesión y deja un comentario