Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

The Tick, el tapado de la temporada

The Tick - Destacada

Ben Edlund vuelve a su personaje, La Garrapata, esta vez en imagen real. Y sigue siendo descacharrante.

En 1986, Ben Edlund publicaba el primer número de The Tick, un cómic que fue conocido por aquí como La garrapata. En 1994 consiguió convertirlo en una serie de animación. En 2001, en una miniserie de imagen real. Y ahora, en 2017, en una serie regular de imagen real en Amazon. Una buena alegoría de lo que es el personaje: un tipo no demasiado inteligente, pero que es prácticamente indestructible. Todas esas vidas del personaje en diferentes medios han conseguido convertirlo en un icono popular para una pequeña minoría que recuerda con nostalgia sus chistes metarreferenciales mucho, mucho antes de que se pusieran de moda.

The Tick - Risa

¿Llevo siempre el mismo traje? ¿O voy siempre desnudo?


Edlund es uno de esos productores que nadie parece conocer fuera de la industria, pero que han estado metidos en todos los fregados. Es uno de los productores de, atención, Firefly, Angel, Supernatural, Gotham y Powers, y también ha escrito guiones para todas ellas, además del de la película Titan A.E.. Y aunque no figura oficialmente, Joss Whedon le ha tenido de colaborador en la mayoría de sus proyectos televisivos. Si eso no os convence para darle una oportunidad a los seis episodios de la primera temporada de The Tick, merecéis pasar el próximo verano viendo reposiciones de El barco.

Esta última versión de The Tick cuenta con Peter Serafinowicz como el superhéroe de dos metros, grandes músculos y un traje de color azul estridente. Sí, es el compañero de piso de Shawn en Shawn of the Dead (me niego a llamarla Zombis Party), y uno de los mayores aciertos de cásting que me he encontrado en años. Su acento inglés, el tono de voz engolado propio de un superhéroe, su carcajada estúpida y su gran expresividad dotan al personaje de todo lo que necesita. Es gracioso, estúpidamente gracioso. A su lado está Griffin Newman como Arthur, compañero de aventuras superheroicas muy a su pesar, humano sin poderes, pero con problemas psiquiátricos desde que El Terror lanzara una nave espacial sobre su padre y luego le robara el helado. La combinación de ambos personajes, uno hiperbólico y estúpido y el otro intentando mantener la cordura en medio del absurdo superheroico, es el gran punto fuerte de The Tick y es lo que logra que su humor funcione tan bien como lo hace.

The Tick - Camino del héroe

Estamos siguiendo el camino del héroe. Ahora te toca rechazar la llamada.


Sin embargo, la serie no es siempre una comedia. Combina un tono humorístico general y frecuentes gags con escenas mucho más serias y tensas, provocando un cierto efecto de desconcierto en el espectador. Es posible que para algunos eso se convierta en un problema, pero para otros sea una de sus grandes virtudes. Depende de si se espera cohesión de esta serie, aunque no creo que la serie la busque ni la pretenda. The Tick quiere reírse de la estupidez inherente a los superhéroes a la vez que disfrutar de ella, y lo logra de sobra. Presenta un mundo en el que los súpers son reales, los buenos y los malos, y nos deja ver lo terrible que eso sería para nosotros, humanos normales, «daños colaterales» en palabras de Dot (la hermana de Arthur). Pero también nos ayuda a comprender la fascinación por un mundo de tecnicolor, trajes horteras y brillantes, buenos muy buenos y malos muy malos, frente al gris y la mediocridad de nuestro mundo.

Y luego están los malos, casi sacados de Mistery Men, ridículos y malvados como solo un supervillano puede ser, empezando por El Terror, que apenas aparece en toda la temporada, y continuando con los secundarios como Ramses IV. Es con ellos con los que ese carácter paródico de la serie queda mas de manifiesto, con las referencias al tatuaje que los seguidores de Ramses IV se tienen que hacer o las pullas entre él y Ms. Lint, por ejemplo. Este personaje, brillantemente interpretado por Yara Martínez, se ha convertido en mi preferido tanto por su parte humorística como por su historia personal.

The Tick - The Terror

He matado a tu padre, sí. Y ahora voy a comerme tu helado. Porque soy malo.


Es cierto que el humor metarreferencial ya no es algo infrecuente, y que tras el éxito de Deadpool no va a sorprender a nadie como algo novedoso. Además, en The Tick este humor suele ser menos explícito y nunca se rompe la cuarta pared. Sin embargo, sigue teniendo grandes momentos y un tono agradablemente naif del que el mercenario bocazas carece.

Y aunque a veces es tonta, cuando es inteligente es una historia de superhéroes mucho más inteligente de lo que estamos acostumbrados. Y mientras todo el mundo anda pendiente de The Defenders, del regreso de The Expanse o de Stranger Things, corre el riesgo de que se pase esta pequeña maravilla.

 

Sinopsis

The Tick

En un mundo en el que los superhéroes existen desde hace décadas, un chaval con problemas psiquiátricos empieza a ver a un nuevo superhéroe, grande, azul y no demasiado inteligente. Juntos, intentarán desenmascarar el mayor complot y proteger a su ciudad.

Inicia sesión y deja un comentario