Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Thor: el mundo oscuro, para todos los niños

Thor II

Una película absolutamente infantil e impersonal, para llevar a los niños y dejarse el cerebro en casa.

La culpa de todo la tiene Joss Whedon, que nos ha acostumbrado a lo bueno. Y claro, no siempre iba a ser así. Aunque mi cerebro me decía que Thor II no iba a ser tan buena como Los vengadores, sí quería creer que sería algo aceptable, como la primera parte. No la mejor película de superhéroes hasta la fecha, pero sí una película en condiciones. Y no.

nivelazo

Thor y Odín poniendo cara de Thor y Odín. Ese es el nivel.


Aunque la firma Alan Taylor, podrían haber dejado en blanco el espacio para el director en los créditos. No se echaría en falta. Es una de las películas más impersonales que he visto en mucho tiempo. Todo da sensación de prefabricado. La situación (buenos y malos aliados contra un mal superior, ¡oh, qué original!), pero también el tono. Aquel humorismo que había en la anterior y que está también en las demás películas de La casa de las ideas parece que los tres guionistas han decidido explotarlo a fondo, y el resultado oscila entre lo ridículo y lo infantil. Aunque hay que reconocer que en el tramo final sí que lo han conseguido: la escena del metro es brillante, es cierto, aunque sólo sea un gag de cinco segundos.

Los actores están como uno espera. A Chris Hemsworth nos lo creemos como Thor porque queremos creérnoslo, pero en realidad es el quarterback del equipo de la universidad; Natalie Portman está a juego: es la capitana de las animadoras. En algún momento nos recuerdan que acumula títulos universitarios, y nos lo creemos porque, total, ya hemos aceptado a Thor. Y luego tenemos a Tom Hiddleston, que se los come a todos con patatas. Hay escenas en las que aparece de fondo, sin siquiera hablar, y aún así las domina. Vale que no tiene mucha competencia, pero no hay que olvidar que por ahí pulula nada más y nada menos que sir Anthony Hopkins. Aunque igual habría que recordárselo a Hopkins también.

Loki y Thor

Hiddleston (Loki) se los come a todos. Sin esforzarse.


Mención aparte merece Eccleston. Reconozco que hasta ahora solo le había visto haciendo de Doctor Who, así que no tengo mucho con lo que comparar, pero de ser el Doctor más histriónico que ha habido a ser un malo comedido y sobrio como este hay años luz. Lástima que el guión no le dé mucha cancha para demostrar lo que puede hacer y que lleve un maquillaje y una ropa entre lo cutre y lo penoso.

Por lo demás, es una película infantil. Llevad a vuestros chiquillos y dejad el cerebro en casa. Comprad palomitas de colores y gominolas, bebed refrescos con pajita y aguantad la primera mitad, que luego mejora.
Por cierto, la escena al final de todo que siempre hay en las películas Marvel… bueno, sonrojante es poco. El concepto «vergüenza ajena» ha adquirido nuevos matices de significado.

Sinopsis

Thor: El mundo oscuro

Los elfos oscuros, seres de antes de la creación, estuvieron apunto de destruir nuestro universo una vez. Ahora han vuelto y Thor tendrá que detenerlos. Para ello necesitará la ayuda de Loki y de Jane, y toda la suerte del mundo.

Seguir: Alan Taylor | Marvel | Thor

Inicia sesión y deja un comentario

2 Responses to “Thor: el mundo oscuro, para todos los niños”

  1. TsukiNoKagami TsukiNoKagami dice:

    A mí ni el gag del metro me gustó. ¿Por qué no va corriendo? ¿No es un dios con superfuerza? La película me pareció aburrida, insulsa, ridícula a veces y absurda. Chris Hemsworth queda bien como Thor en las fotos, pero cuando una escena le pide que interprete ‘un poco’… horror. Personalmente habría preferido una película sin Thor, sin Jane Foster, sin Odin y sin Malekith. Sólo Loki, los becarios y el profesor; hubiera sido una buena comedia. Un saludo.