Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Así es Jessica Jones (en los cómics)

Jessica Jones cómic - Destacada

¿Quién es Jessica Jones y quién la creó? ¿La serie es fiel al cómic? Seguid leyendo y lo descubriréis.

Jessica Jones jamás habría existido, ni hubiera formado parte de Los Vengadores, y obviamente no habría tenido que dejarlos al cruzarse con el Hombre Púrpura ni habría acabado casándose (sí) y teniendo un bebé (ajá) con Luke Cage, si Joe Quesada no hubiese decidido un buen día que el lector adulto de Marvel se merecía algo más. Jessica Jones no habría existido jamás si Joe Quesada no hubiese decidido crear, allá por el año 2001, el subsello Max, una especie de segunda parte de Marvel Knights, colección en la que a los superhéroes les pasaban, por fin, cosas corrientes. Como el día en que Los Cuatro Fantásticos perdieron sus poderes y tuvieron que buscar trabajo. ¿Adivináis dónde acabó La Cosa? Sí, en la construcción. En plan grúa pero con manos y cerebro.

Jessica Jones - Retrato Vengadores

La Jessica Jones superheroína, según Gaydos, en Alias.


La idea, como recuerda Rául López en la introducción al primero de los tomos de las aventuras (o, mejor, desventuras) de Jessica Jones, publicados por Panini en España allá por octubre de 2011, «era darle una nueva vuelta de tuerca a la definición de cómic adulto, poniendo a los personajes en situaciones que difícilmente se podrían siquiera sugerir en el Universo Marvel tradicional». Los encargados de dar forma a Jessica Jones fueron Brian Michael Bendis y Michael Gaydos. Bendis y Gaydos se habían conocido en el instituto. Eran buenos amigos. «Brian me llamó y me preguntó si estaba interesado en trabajar en una nueva serie para la línea Max de Marvel. Era una historia sobre una exsuperheroína y sus problemas en el sórdido Universo Marvel. Por supuesto no desaproveché la oportunidad» recuerda Gaydos en esa misma introducción.

Entre 2001 (año en que la serie llegó a librerías bajo el título Alias, en referencia al nombre que Jones pone a su agencia de detectives) y 2004 se publicaron 28 números de la serie, que se convirtió instantáneamente en una serie de culto, no solo por los brillantes guiones de Bendis —aún no convertido en el chico para todo de Marvel y muy centrado en aunar sus dos pasiones, los superhéroes y el noir, como en Powers—, sino también por el dibujo de Gaydos, tan profundamente artístico que no se parecía a nada que Marvel hubiese publicado antes (siguió sus pasos J. H. Williams III cuando se puso a dibujar la Batwoman de Greg Rucka).

Jessica Jones - Fuck You
«Me enamoré de Jessica Jones. Comparada con el resto del Universo Marvel, era un personaje muy real y normal. Brian hizo un gran trabajo dándole voz propia, con su forma de hablar y sus palabrotas», recuerda Gaydos. Jessica Jones fue el primer personaje que Bendis creaba para el Universo Marvel, y está claro que le tiene un cariño especial. De ahí que la lleve siempre con él. Porque cuando la serie cerró, allá por 2004, el guionista quiso asegurarse de que la detective con poderes no se quedaba en la estacada, así que se la llevó a The Pulse, serie centrada en el mundo periodístico que rodea a los superhéroes. De ahí que en los últimos números del cómic, Jones abandone su despacho y decida (oh, no) convertirse en periodista y ponerse a las órdenes (oh, no) de J. Jonah Jameson, el jefe bigotudo y borde de Spiderman.

La cosa no acaba ahí, porque cuando The Pulse cerró, Bendis se llevó a Jessica a Los Nuevos Vengadores. Pero obviamente ya no era la Jessica que conocíamos. No era la Jessica que decía palabrotas, la que odiaba a todo el mundo, la que vestía camisetas enormes y una cazadora horrible y a la que no le importaba comer más de la cuenta, ni beber más de la cuenta. Era ya una Jessica moldeada por el estándar de las series regulares de Marvel. Así que sí, bueno, estaba bien que no hubiese desaparecido, pero ¿acaso tenía algo que ver, más allá del nombre y su relación con Luke Cage, con la Jessica que conocimos? No demasiado. Eso sí. Los fans han podido verla casarse con Luke y hasta tener un hijo. Jessica participó en el macroevento Civil War, en La Invasión Secreta y hoy forma parte de Los Poderosos Vengadores. Pero ya nunca ha vuelto a ser la misma.

Jessica Jones Nuevos Vengadores

La Jessica de Los Nuevos Vengadores no tiene mucho que ver con la de Alias.


Dicho todo esto, ¿es fiel la serie al cómic? Sí, muchísimo. Aunque hay una diferencia fundamental. En el cómic, cuando la cosa arranca, conocemos a la Jessica atormentada, pero en realidad no está tan atormentada. El lector nota que le pasa algo. Que lo odia todo, que es muy pasota. Y lo que investiga son casos relacionados con superhéroes. Por ejemplo, en su primer caso descubre que el tipo con el que está saliendo la hermana de su clienta es nada menos que el Capitán América. Sí, Jessica Jones ha grabado al Capitán América tirándose a una tipa, aunque en realidad ha grabado a un tipo acostándose con la hermana de su clienta y luego ese tipo ha resultado ser el Capitán América, así que conoce su identidad secreta. Y se dice cosas como esta: «No estamos hablando de la Avispa. No es Spiderwoman. Es el puto Capitán América. No te han contratado para un trabajo fácil y has grabado por casualidad a alguien como el jodido Capitán América transformándose desde su identidad civil en el puto Capitán América. Eso no pasa así. ¿O sí? ¡Mierda!».

Jessica Jones Vengadoras
Las razones del tormento de Jessica, en el cómic, se dan al final. Es decir, en los últimos números. Se habla del Hombre Púrpura en el último arco de la historia. En él aparece una Jessica Jones aún superheroína cayendo en las redes de control mental de Killgrave. Según le cuenta ella misma a Luke Cage —toda la escena se desarrolla en un sofá—, pasó ocho meses bajo las órdenes mentales de Killgrave y en esos ocho meses Killgrave no la tocó, pero hizo todo lo que quiso con ella. Entre otras cosas, enviarla a acabar con Los Vengadores, razón por la que la expulsaron del equipo y tuvo que refugiarse en la investigación privada y empezar a odiarse por todo lo que había hecho. Por no haber sido capaz de acabar con Killgrave y que Killgrave la obligara durante ocho meses a cometer todo tipo de atrocidades. Eso sí, al final lo metió en el cárcel. Pero eso no impidió que siguiera sintiéndose culpable y se odiara como se odia.

Misterio resuelto. Y ahora, todos a leer Alias. Porque si Jessica Jones, la serie de televisión, es lo mejor que le ha pasado al mundo de los superhéroes adaptados, el material del que partió Melissa Rosenberg para dar vida a su atormentada detective con poderes, es, sin duda, una de las mejores cosas que le han pasado jamás al cómic de superhéroes.

Inicia sesión y deja un comentario