Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

G. Willow Wilson, el cerebro detrás de Alif el invisible y Ms. Marvel

Perfil G. Willow Wilson - Destacada

Repasamos la interesante trayectoria de la joven ganadora de un Hugo y un WFA.

Kamala Khan vive en Nueva Jersey. Tiene deciséis años y cree que el mundo es un lugar horrible. Es fan de Carol Danvers, hasta el punto de que alguna vez tuvo un póster de ella en su habitación. Y entonces un día, un día cualquiera, un día en que su enorme padre come más de la cuenta y su hermano el casi fundamentalista religioso le toca las narices por no ser la hija perfecta, con ese aire occidental que tiene, Kamala aspira un extraño humo a la salida de una fiesta y se convierte en —tachán— Carol Danvers. Ajá. Literalmente. Deja de ser morena. Es rubia y blanca, y viste como la Capitana Marvel. Pero a la vez sigue llevando su sudadera. ¿Qué demonios ha pasado?

Ms Marvel - No Normal - Portada
Así da comienzo Ms. Marvel, la serie regular de la Casa de las Ideas que más alegrías ha dado al mundo de los superhéroes este año (aunque hay que aclarar que Kamala no se transforma en Danvers todo el tiempo, sino que simplemente puede alterar su cuerpo). No olvidemos que en la última Comic Con el mismísimo Joe Quesada, mandamás actual de Marvel en todo lo referido a tebeos, dijo que le encantaba vivir en un mundo en el que se editaban cómics como este, firmado por la misteriosa G. Willow Wilson. La G es de Gwendolyn. Gwendolyn que, a sus 33 años y con apenas una novela, Alif el invisible, y la oportunidad de hacerse cargo de lo que parecía una serie menor (la clásica serie indie que da prestigio a Marvel pero a veces ni siquiera pasa de los cuatro números), ha conseguido nada menos que un World Fantasy Award en 2013 por Alif el invisible y este año un Hugo por Ms. Marvel, serie que ha superado ya el número 18 en plena forma.

G. Willow Wilson - Comic Con 2014

G. Willow Wilson (izq.) en la Comic Con 2014. (Foto: Andy Ihnatko.)


Pero, ¿de dónde ha salido Gwendolyn? ¿Cómo y por qué parece dispuesta a demostrar al mundo que no existe nada más molón que una superheroína adolescente y musulmana? Gwendolyn nació en Nueva Jersey, como Kamala. Tuvo una infancia feliz en la que, imaginamos, leyó cientos de miles de cómics, y cuando creció y fue a la universidad se hizo musulmana. Se mudó a Egipto, donde conoció al que sería su marido, se casó y tuvo una hija. Aunque eso ocurrió bastante después de que se convirtiera en periodista.

El caso es que Gwendolyn vivió un tiempo en Egipto y a su vuelta publicó una novela gráfica, Cairo (2007), ambientada allí y dirigida sobre todo a adolescentes. Durante el tiempo que pasó en Egipto, colaboró con el Atlantic Monthly, The New York Times Magazine y el National Post y fue la primera periodista occidental que consiguió una entrevista con Ali Gomaa, que fue gran mufti de Egipto entre 2003 y 2013. A su vuelta, además de la novela gráfica, escribió un libro autobiográfico sobre cómo era vivir en el Egipto de Mubarak, que tituló The Butterfly Mosque.

Mystic n. 1 - Ilustración de portada

Ilustración de portada de Mystic n.º 1.


Pero insistamos. ¿Cómo llega una periodista que solo ha escrito el guión de una novela gráfica a Marvel? Pues por la puerta trasera. Un año después de publicar Cairo en Vertigo, el sello de DC le propuso escribir una serie y ella creó Air, que consiguió una nominación a los Eisner el año siguiente, en 2009. Air está protagonizada por un piloto con miedo a las alturas que debe unirse a una fuerza antiterrorista. De ahí Wilson pasó a guionizar números sueltos de The Outsiders y otros títulos en marcha, y finalmente llegó a la Casa de las Ideas vía Mystic, una miniserie de cuatro números dibujada por el zaragozano David López. Mystic se desarrolla en una ciudad fantástica llamada Hyperion en la que magia y ciencia son la misma cosa y sus protagonistas son dos hermanas huérfanas. La miniserie también fue finalista de los Eisner. Pero ¿acaso hay algo que toque esta mujer que no acabe nominado a los Eisner? No, de momento.

Y de Mystic pasó a Alif, el invisible, novela que en España publicó Fantascy en 2013 y en la que un hacker se hace con un libro mágico que tiene el sugerente título de Los mil y un días. Un libro que no es en realidad un libro sino un portal hacia otra realidad: un mundo que tiene su origen en una época muy lejana, cuando imperaba la magia y los míticos djinns no acababan atrapados en lámparas. Calificada de ciberthriller, la novela es también un tratado de lo complicado que es a veces llevar velo o no saltarse ni una sola de las normas de tu religión cuando estás midiéndote con cosas enormes y malísimas.

Ms. Marvel - Familia Khan

Kamala y su peculiar familia.


Un poco como ocurre en Ms. Marvel. Porque no hay que olvidar que Kamala es musulmana y sus padres esperan que se comporte como tal (hasta están pensando en concertarle un matrimonio), pero ella tiene que hacer frente a un montón de villanos y contestar al teléfono cuando la llama el Capitán América. De ahí la importancia de la serie. No es solo un cómic de superhéroes, sino también un pequeño experimento sociológico en viñetas, más cercano al lado más brillante y divertido de Kick Ass y Ghost World que a cualquier cómic de superhéroes al uso.

Desde aquí os lo recomendamos fervientemente. Y por supuesto, seguiremos la pista a Gwendolyn.

Inicia sesión y deja un comentario