Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Bryan Lee O'Malley: «Mi mayor influencia ha sido Sailor Moon»

Entrevistamos al autor de Scott Pilgrim, que regresa con una historia de chefs que pueden cambiar el pasado.

Bryan Lee O’Malley no es japonés, aunque sus dibujos parezcan sacados de un manga. Bryan Lee O’Malley es canadiense y le gustaría triunfar en Japón, pero lo ha hecho en todo el mundo menos en el país al que debe su pasión por la viñeta. «Allí soy como una especie de autor de culto, subterráneo», dice. Su Scott Pilgrim le convirtió en algo así como el autor de cómics más famoso del mundo (al menos, durante un tiempo, el tiempo en que duró el fulgor de la película) y dice que ahora pasa la mayor parte del tiempo viajando. «Lo que los dibujantes querríamos hacer es quedarnos en casa y dibujar. Es raro tener que coger tantos aviones», confiesa. Su última obra, lo siguiente que publica desde Scott Pilgrim, es Seconds (DeBolsillo), la historia de una chef que puede cambiar el pasado. O todo aquello que no le gusta de su pasado.

Seconds - Portada
¿Lo haría él? ¿Cambiaría algo? «No. Yo no cambiaría nada. Y creo que la moraleja de la historia es precisamente esa. Todo lo que has hecho te ha convertido en la persona que eres. Y eso incluye tus errores. ¿Quién serías si pudieras volver atrás para arreglar aquello que has hecho mal? ¿Alguien que nunca comete errores? Como Katie, te sentirías perdido», contesta. Katie es la protagonista de Seconds y la dueña del Seconds, el restaurante que la ha convertido en la chef del momento. Katie sueña con abrir su propio restaurante y hasta ha encontrado el local, un viejo edificio que parece tener (y de hecho, tiene) alma, pero la cosa se tuerce cuando se encuentra con el espíritu de la casa en la que vive (el propio restaurante, el Seconds) y un puñado de setas cuya ingesta te permite cambiar lo que no te gusta del pasado.

«Lo de las setas me viene por Super Mario, sí. Jugué mucho de pequeño. Es una especie de guiño al videojuego», confiesa O’Malley, que también dice que prefiere los personajes femeninos a los masculinos porque, simplemente, «me gusta más dibujar chicas. Crecí viendo Sailor Moon y cosas por el estilo, siempre he sido muy fan del manga, y en especial de los dibujos de chicas. De hecho puede decirse que Sailor Moon ha sido mi mayor influencia», añade. De ahí que buena parte de los personajes de Seconds sean chicas. Chicas que están a punto de perderlo todo por chicos que ni siquiera se dan cuenta de lo mucho que significan para ellas. Todo muy en la línea, sí, de Sailor Moon. «Pero al final la cosa cambia», adelanta O’Malley, sonriendo.

Bryan Lee O'Malley

Bryan Lee O’Malley en plena faena.


¿Y qué hay de los espíritus de las casas? ¿Ha visto alguna vez alguno? «No. Pero siempre vivo en casas muy antiguas y recuerdo una vez, cuando vivía en una granja en mitad de la nada, en Canadá, que tenía incluso granero. Por el granero rondaba un gato negro enorme que solo yo parecía ver. Recuerdo que le daba de comer en invierno. Y que para mí era como una especie de espíritu. El espíritu del lugar», contesta. A continuación recuerda algo y añade, respecto a lo de que le gusta dibujar chicas: «También soy muy fan de Jaime Hernández y su serie Locas. Lleva como 30 años dedicándose a los cómics y aún no ha hecho un solo tomo protagonizado por un chico. Así que no soy el único que prefiere dibujar chicas».

Inicia sesión y deja un comentario