Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Bill Watterson ha vuelto a dibujar tiras cómicas

El esquivo creador de Calvin y Hobbes ha colaborado en tres tiras de Pearls Before Swine.

Cuando Bill Watterson dejó de dibujar Calvin y Hobbes a finales de 1995, su celo por la intimidad —hasta se niega a firmar autógrafos— y el comunicado que emitió daban a entender que no volveríamos a verlo trabajando en tiras cómicas, sino solo en artículos y alguna entrevista, libro o portada suelta. Desde luego, no en una tira cómica de internet, dado que declaró que le gustan más el papel y la tinta «que los píxeles brillantes» y es conocido por su reticencia tecnológica.

Por eso ha sido toda una sorpresa que haya colaborado recientemente en tres tiras de Pearls Before Swine, como reveló recientemente su autor Stephan Pastis: son esta, esta y esta. Tienen menos gracia sin conocer el contexto, y de hecho en los comentarios mucha gente se preguntaba quién había sido el artista invitado hasta que Pastis descubrió el pastel con permiso de Watterson.

Watterson - Pearls Before Swine - Viñeta
La historia es la siguiente. Pastis había publicado una tira en la que se hacía pasar por Bill Watterson para llevarse a una mujer a la cama, y se la envió al autor con una nota de agradecimiento por haber sido una inspiración para él. Para su sorpresa, Watterson respondió al e-mail y le propuso una idea para llevar a cabo entre los dos en la tira cómica del primero, Pearls Before Swine. (La siguiente respuesta de Pastis fue un elocuente «Haré cualquier cosa que quieras, incluso pegar fuego a mi pelo».) Acordaron que Pastis crearía el personaje de Lib (casi Bill al revés), una repelente niña de segundo que criticaba el estilo de la tira cómica hasta que su autor, harto de ella, la retaba a dibujarla durante unos días. Entonces entraría Patterson.

La miniserie de tres tiras cómicas concluye con Lib negándose a seguir dibujando Pearls Before Swine, alegando que la tira cómica «está muriendo como forma artística», con lo que solo nos queda esperar que a Watterson le haya picado el gusanillo y no tardemos demasiado en ver una nueva incursión suya en el medio.

Inicia sesión y deja un comentario