Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Riesgo suicida, vol. 3: Siete muros y una trampa

Riesgo Suicida vol. 3 - Destacada

Este tercer volumen ata cabos y da sentido al conjunto de la serie.

Si en el segundo arco argumental de Riesgo suicida comentábamos que Mike Carey nos daba más detalles de su universo superheroico, ahora es necesario incidir de nuevo sobre el tema porque en Siete muros y una trampa nos ofrece todo lo que necesitamos saber. Sin entrar en el terreno del spoiler (porque de verdad, merece la pena leer la serie), hay que decir que el guionista nos presenta con cada número una perspectiva muy distinta de la clásica historia de superhéroes al estilo Marvel o DC. ¿Gente con poderes latentes que salen a flote con el toque de una varita mágica? ¿De dónde vienen? ¿En qué terminará todo?

En el tercer arco argumental de la serie, Leo Winters vuelve a ser el protagonista absoluto de la acción, pero hay algo más, algo que hasta ahora no sabíamos y que revoluciona todo lo presentado hasta el momento. Lo vuelve del revés y pone nuestra cabeza a funcionar atando cabos y relacionando conceptos. ¿Eso no es lo que hacen los buenos cómics?

Riesgo Suicida - Menos-I
Qué difícil es comentar Siete muros y una trampa sin hacer ningún spoiler, de verdad que sí. Porque a estas alturas de la serie todo lo que nos cuenta Carey conduce hacia una recta final incierta a la que querremos prestar atención. Lo único que se puede decir es que los detalles que da del universo que ha montado no me parecen originales al cien por cien, pero sí son muy interesantes y en ocasiones recuerdan a otras cosas que hemos leído. Lo bueno es que, aplicados a esta ambientación, el resultado es más satisfactorio y, personalmente, creo que el tercer volumen es el mejor de los tres. Me quedo con el toque Matrix de algunas escenas, la lucha interior de Winters y las ganas que me han quedado de saber más de los superhéroes con nombre raro que nos enseñan brevemente, como un tal Menos-I. Ah, y con la típica historia del Bien contra el Mal, en la que ahora más que nunca es cuando de verdad tenemos las dudas de cuál es cada cosa.

Riesgo Suicida 3 - Réquiem
En el apartado artístico, Elena Casagrande sigue en su tónica de presentar todo de una forma muy colorida, y aunque sigo echando en falta una mayor cantidad de detalles en los personajes y en los escenarios, aquí es quizá donde más se luce la artista gracias a la variedad de situaciones que le plantea el guión. El décimo número (el que abre el volumen) está dibujado por Jorge Coelho y nos presenta a la pareja de vendedores de la varita mágica que proporciona poderes aleatorios a la gente. Este número nos da más pistas sobre el pasado de la pareja, viaje astral incluido, y aclara el misterio que nos llevaba rondando por la cabeza desde el primer número. La diferencia está en que ahora todo tiene sentido.

En definitiva, Riesgo suicida: Siete muros y una trampa eleva de nuevo el listón de la serie y se convierte en uno de los cómics de superhéroes más interesantes que se han publicado en los últimos años. Necesito el cuarto, y lo quiero ya.

Sinopsis

Riesgo suicida, vol. 3: Siete muros y una trampa

Ahora que ya ha despertado, consciente y furioso por lo que le han hecho, el supervillano asesino conocido como Réquiem busca respuestas. Hay huecos enormes en su memoria, no entiende cómo ha ido a parar a este mundo, a esta vida que no es la suya. Pero sí sabe que hará daño o matará a quién sea con tal de conseguir información. Incluso a la familia de Leo Winters.

Inicia sesión y deja un comentario