Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Celsius 2016: Minicrónica del jueves 21 de julio

Minicrónica Celsius 2016 - Jueves - Destacada

Un repaso rápido y gráfico al segundo día del festival de Avilés.

Los más avispados habréis visto que el viernes no hubo minicrónica de lo sucedido en el festival Celsius 232 el jueves. La culpa la tuvieron, cómo no, las malas compañías, que en Avilés son buenas pero a veces impiden la coordinación cerebro-manos necesaria para escribir aunque sea esto que hago pasar por crónicas en Fantífica. Si habéis estado algún año en el Celsius, ya sabéis cómo es.

Abercrombie Parabellum
Pero en fin, vamos a ello. Antes de que se me olvide, este año hemos regalado unos cuantos libros de Joe Abercrombie entre la editorial Fantascy y nosotros. En vista del éxito de Pokémon Go, se nos ocurrió montar #AbercrombieGO, que consistía en buscar algo o a alguien en Avilés si queríais llevaros una trilogía del Mar Quebrado enterita y firmada por su autor. El pobre Sergio Morán fue nuestro conejillo de indias y se tiró toda la tarde del jueves cargando con la primera tanda de libros. En breve os cuento cómo fueron el viernes y el sábado, pero no adelantemos acontecimientos.

Celsius 2016 - Presentación Susana Vallejo
Mi jueves empezó con la presentación de El misterio de Arlene de Susana Vallejo, una novela juvenil protagonizada por tres chavales y una fantasma que residen en un internado. Como dijo Sergi Viciana, que acompañaba a Susana para presentar el libro, «todo es mejor con muertos». En la novela, que inicia una trilogía con un misterio gordo común, una chica fallecida en 1977 despierta en nuestra época como fantasma y descubre que, aunque creía que en el futuro la humanidad habría llegado a Marte, lo que tiene es Facebook. Llevo leído como un tercio del libro y, si tenéis algún lector a mano entre… pongamos ocho y trece años, no dudéis en regalárselo.

Celsius 2016 - Charla Cristina Fernández Cubas
Cristina Macía presentó la charla de Cristina Fernández Cubas. Antes de entrar en materia, empezó con la reflexión de que parte de la culpa de que ciertos autores, entre ellos Fernández Cubas, no se consideren habitualmente como de género es nuestra, porque si algo no está etiquetado muy claramente como literatura fantástica tendemos a pasarlo por alto. Y es que al fin y al cabo, «todos somos fantásticos, porque soñamos; es una pared que tampoco está tan definida», en palabras de la autora. Cristina Fernández estaba acompañada también por Elia Barceló —tuve la oportunidad de compartir cena y paraguas con ellas y las dos son sendos soles, por cierto— y repasaron la producción de la autora de Arenys de Mar, centrándose sobre todo en su ficción breve pero también en sus novelas. Y agotó los ejemplares de casi toda su obra para la posterior sesión de firmas.

A continuación llegó Ian McDonald presentado por Elías F. Combarro, con gran éxito de público pese a que solo tiene traducidas al español cuatro novelas y cuatro o cinco relatos. Elías llevó la charla cronológicamente, repasando la obra del autor inglés desde Camino desolación (1988), de la que a McDonald le costó recordar detalles para gran regocijo del público y que definió como «una novela en la que no pasa nada, como si te metieras un ácido de los buenos». Contó también que le gusta viajar a los lugares en los que se ambientan sus novelas, porque hay detalles de una cultura que no pueden conocerse sin visitarla. En sus palabras, «eso y que los viajes pueden desgravarse», aunque obviamente a la ambientación de su última obra, Luna: Luna nueva, no ha podido acercarse, desgravando o no.

Celsius 2016 - Charla Ian McDonald
McDonald explicó también que los relatos derivados de sus obras mayores le salen orgánicamente, porque se le suelen quedar cosas en el tintero cuando envía las novelas a publicar. Pero por supuesto, era inevitable que su charla terminase derivando hacia el tema del sexo, aunque fuese después de tratar el fútbol. «Si tratas fútbol y sexo en tus libros, lo tienes todo», afirmó el autor, que declaró sin ningún rubor tener en su haber la mejor escena de masturbación femenina jamás escrita, dando incluso el número de página donde puede encontrarse en Luna: Luna nueva.

Y no se puede terminar la crónica del jueves en el Celsius sin flipar una vez más con Diego García Cruz, que estuvo enorme interpretando Ian McDonald. Si recién empezada la charla ya me tenía comentando que, por mucho que te lo esperes, sorprende lo bueno que es el cabrón, en los apurados últimos cinco o diez minutos se lució condensando un discurso en la mitad del tiempo original para que diera tiempo a todo, sin dejarse nada por mencionar. Una auténtica bestia. Hasta tiene club de fans en Facebook, por si os apetece revitalizarlo.

Auditorio Charla Ian McDonald
Y así a grandes rasgos, y salvando lo inenarrable que ocurre de noche, así fue el jueves del Celsius de este año. Mañana vamos con la última entrega de mis minicrónicas, en la que os contaré qué tal estuvieron el viernes y el sábado, y el martes Laura os traerá una crónica completa del festival de Avilés desde su punto de vista, seguro que más centrado que el mío. No os la perdáis.

Inicia sesión y deja un comentario