Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

La MCM Comic Con London refuerza su sección de cómic

mcm banner

La MCM London Comic Con lucha por convertirse en una Con de referencia, y parece que va por buen camino.

Desde hace unos años, MCM Comic Con London se ha convertido en una de las convenciones de cultura pop más destacadas en la capital británica. Se celebra dos veces al año y que suele tener un público joven, con un marcado acento en los stands de promoción de cine, series, videojuegos y merchandising, así como una zona de cómic con una alta presencia de publicaciones independientes y fanzines. El cosplay es frecuente y de todos los niveles, con algunas creaciones realmente impactantes.

mcm cosplay
Este año, MCM London tuvo un cambio importante en su configuración, ya que fue adquirida por ReedPOP, convirtiéndose en uno de los eventos de referencia que esta organización pone en marcha por todo el mundo (el grupo organiza eventos como la Comic Con de Nueva York, Emerald City Comic Con o Comic Con Paris, entre otros). Uno de los principales cambios que se pudieron ver sobre el terreno en la edición de otoño, celebrada del 26 al 28 de Octubre, fue la subida de perfil en los invitados a la zona de cómic, que marca un nuevo rumbo en una convención que carecía de una lista de VIPs que pudiera atraer a los coleccionistas más exigentes del mundillo.

La convención se celebró, como en anteriores ocasiones, en el ExCel London, un recinto en la zona Este de Londres de proporciones astronómicas que alberga todo tipo de eventos y que además había reservado algunas zonas exteriores para los fans y grupos de cosplayers, que disfrutaban haciéndose fotos al aire libre pese al fresco del otoño inglés.
mcm pasillos
Una vez dentro del recinto, la convención se desplegaba en dos grandes zonas, una más centrada en la cultura pop, los estrenos de cine y TV y videojuegos, con el escenario principal del evento al fondo. La otra zona daba más prioridad al cómic, con un escenario más pequeño para mesas redondas y otros eventos de temática comiquera. Había multitud de mesas estilo artist alley con todo tipo de creadores y muchos puestos de merchandising y todo tipo de objetos de coleccionismo. También había una zona dedicada a Youtubers, Vloggers y Streamers.

Probar videojuegos like a Sir.

Probar videojuegos like a Sir.

En la zona que podríamos denominar de cultura pop era donde se podían encontrar los stands con actores y actrices para conseguir firmas, y también había una zona para sacarse fotos con algunos de ellos. Algunos tenían colas inmensas, pero otros estaban más tranquilos y se podía charlar con ellos. Un momento de tranquilidad me permitió charlar un rato con Paul McGann (Doctor Who, La reina de los condenados), que además de ser majísimo parece que ha tomado algún tipo de poción de la eterna juventud, porque los años no pasan por él. En esta ocasión la serie Critical Role levantó pasiones y los invitados tenían colas brutalmente largas, desbordando las expectativas de la organización. También se podían encontrar stands de firmas de videojuegos, como el que permitía jugar una demo de Kingdom Hearts 3 que atraía a multitud de fans, así como otras áreas en las que se mostraban tráilers de películas y series, como por ejemplo las nuevas creaciones del universo Harry Potter.

El área del pabellón que albergaba la parte de dedicada al cómic también era generosa de tamaño, y contaba con stands de todo tipo en los que podías hacerte una foto en el Trono de Hierro (con posibilidad de hacerlo disfrazado), probar tablets Wacom, comprar cómics y libros, comer onigiris o probarte pelucas de cosplay, por citar algunas de las amplias posibilidades que se ofertaban dentro del recinto. Dentro de este área, la zona puramente dedicada a las viñetas estaba dispuesta estilo Artist Alley, con mesas alargadas en las que docenas de creadores presentaban cómics, pósters, postales y todo tipo de merchansiding. También estaban los invitados considerados “especiales”, como Brian Azzarello, Tim Sale, Klaus Janson, Frank Cho o Jim Cheung. También estaban Jimmy Palmiotti, Amanda Conner, Billy Tucci, John Romita Jr, Frank Quitely, Frank Tieri, Mark Brooks, Peter Steigerwald, Joe Benitez y dos auténticas leyendas: Chris Claremont y Frank Miller. Algunos de los invitados destacados firmaban en una isla anexa al artist alley. En un escenario (comic stage) se desarrollaban durante todo el día mesas redondas, charlas individuales y presentaciones centradas en el mundo de las viñetas.

En general, las colas eran más que moderadas.

En general, las colas eran más que moderadas.

Unas de las cosas interesantes del fin de semana fue que, como tradicionalmente esta convención no contaba con una presencia tan sólida de profesionales tan destacados del mundo del cómic, los coleccionistas que normalmente acudirían en masa a una cita de este tipo no debieron de anotar MCM Comic Con London en la agenda, y las colas para conseguir una firma o incluso un dibujo de profesionales del más alto nivel eran más que razonables. Además, tanto guionistas como dibujantes no estaban muy agobiados, por lo que se podía charlar con ellos y echar un vistazo con calma a los originales que tenían a la venta. El artist alley contaba también con nombres como Adi Granov, Doug Braithwaite o Gary Erskine, que prácticamente no tenían cola y eran fácilmente accesibles. Tras haber estado en multitud de convenciones de todo tipo y escala tanto en Europa como en EEUU, personalmente considero que todavía tiene que pasar uno o dos años para que esta convención atraiga a un número significativo de público más centrado en el cómic y el coleccionismo, lo cual quiere decir que los profesionales que acudieron en octubre fueron relativamente fáciles de abordar y no había que hacer horas de cola para conseguir que Claremont te firmara La Saga de Fénix Oscura, por ejemplo.

mcm pelucas

¡Pelucas! ¡Decenas de pelucas!

El ambiente en general era de camaradería, los aficionados británicos suelen ser bastante educados y se organizan muy bien para hacer colas, y había bastantes familias con niños de todas las edades, ya que el evento busca contentar a un amplio espectro de público. Es una convención en la que el día pasa rápido gracias a la variedad de actividades en oferta, así como a la constante sucesión de charlas y presentaciones y la diversidad de invitados de varios ámbitos. Si la parte dedicada al cómic sigue ascendiendo en cantidad y calidad de invitados, MCM Comic Con London tiene muchas papeletas para trascender la esfera de la cultura pop y convertirse en un evento de referencia para los aficionados a las vinetas de calidad.

mcm doctores

¿Habrá el año que viene una Doctora en la sala?

Inicia sesión y deja un comentario