Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Librojuegos: recuperando el terreno perdido

librojuegos_destacada

Los librojuegos vuelven con fuerza renovada gracias a editoriales como Saco de Huesos, Nosolorol y Mundos Épicos.

La de tardes, mañanas y noches que nos habremos pasado de jóvenes tirando dados sobre una carpeta o en el suelo del patio del colegio. La afición por los librojuegos, una de las vertientes más famosas de los juegos de rol, simplificada hasta el punto de convertir al lector en el único jugador, nació en los años ochenta con colecciones tan míticas y emblemáticas como «Elige tu propia aventura» o «Fighting Fantasy» («Lucha-ficción» en castellano, por la desaparecida editorial Altea). Con el paso del tiempo, este sano divertimento ha ido evolucionando hasta ofrecer una gran variedad de historias, con añadidos especiales a los sistemas de juego de cada colección que los convirtieron en verdaderos clásicos (a pruebas como los míticos «Sorcery!», «Lobo solitario», «La búsqueda del Grial» o «Dungeons & Dragons» me remito). Dados, lápiz, goma de borrar, hoja de papel y el libro al que nos enfrentaremos: es todo cuanto necesitamos para lanzarnos a la aventura con cualquier librojuego.

Es posible que muchos crean que la moda de los librojuegos ya tuvo su mejor momento, y no se equivocan, hasta cierto punto. Es verdad que las formas de entretenimiento actuales han comido mucho terreno al librojuego, pero esta particular forma de ocio resiste todavía y siempre al invasor. Entre el catálogo de las editoriales que han apostado por su permanencia podemos encontrar títulos tan interesantes y refrescantes como el de Saco de Huesos Ediciones, En la feria tenebrosa —leed esta reseña, porque próximamente llegará un nuevo título y quizá estéis interesados—, los cuatro volúmenes de «Leyenda élfica» escritos por José Luis López Morales (Nosolorol Ediciones) y los que más ruido están haciendo últimamente: la colección «Dark Game», publicada por la editorial malagueño-alicantina Mundos Épicos y sobre cuyos últimos lanzamientos enfocaremos este artículo, que esperemos que sirva para conocer cómo está evolucionando el librojuego y tal vez os haga entrar el gusanillo de probarlo.

El regreso de los clásicos

Guerra contra el amo del mal, un clásico
Aunque esta forma de entretenimiento parece casi olvidada en España desde la publicación de las míticas sagas de los ochenta y una reedición posterior de poco éxito con el cambio de milenio, es todo un alivio que los viejos jugadores de librojuegos podamos ver en las librerías nuevos títulos de series como «Fighting Fantasy», que vivió su época de gloria en la extinta editorial Altea (dejando un legado similar al de Joc Internacional y Zinco en el mundo de los juegos de rol).

Mundos Épicos ha lanzado dos títulos de esa serie de libros prácticamente mitológica. El primero de ellos es La sangre de los zombis (reseña), una historia que transcurre en una fortaleza misteriosa y plagada de peligros donde terminamos secuestrados para formar parte de un experimento… y sí, donde abundan los muertos vivientes. Está escrito en solitario por una leyenda de los librojuegos, Ian Livingstone (autor del también recomendable Deathtrap Dungeon, convertido en videojuego, y de Laberinto mortal). La sangre de los zombis celebra el aniversario de la colección, que se lanzó por vez primera en Reino Unido en 1982 con el emblemático El hechicero de la montaña de fuego, de Ian Livingstone y Steven Jackson, inaugurando una línea que alcanzaría sesenta entregas con sus sucesivas reediciones en inglés.

La mansión infernal
El segundo lanzamiento de Mundos Épicos ha sido La mansión infernal, título que la editorial anunció por sorpresa como celebración de Halloween y que nos devuelve a lo más clásico de lo clásico. Canela fina para todos los seguidores de «Fighting Fantasy», porque estamos ante todo un best seller de los librojuegos escrito por el mundialmente famoso Steve Jackson. Si La sangre de los zombis se escribió hace poco más de un año para celebrar el aniversario de la línea pero manteniendo la idea clásica, La mansión infernal es el súmmum, la quintaesencia de la colección. Fue publicado por Puffin Books en 1984, ilustrado por Tim Sell (ilustraciones que la editorial española ha respetado) y nos cuenta una historia de terror que tiene lugar en una mansión encantada donde recorreremos tenebrosos pasillos infestados de peligros.

¿Qué podemos esperar de estos dos clásicos? Una historia no demasiado larga, una cantidad limitada de opciones en comparación con las novedades más recientes, una generosa ración de dificultad, todo el sabor de antaño y un par de detalles especiales, como el método de enfrentamiento de La sangre de los zombis o la posibilidad de elegir entre tres personajes diferentes en La mansión infernal. Una cosa es segura: las ediciones físicas en castellano de estos dos clásicos son exquisitas.

La fusión entre librojuego y videojuego

DestinyQuest
El reducido espacio que ha quedado para el librojuego en el mundo del entretenimiento puede verse complementado por otras opciones tecnológicamente más avanzadas, como pueden ser los videojuegos. Si no puedes vencer a tu enemigo, únete a él. Y así ha sido. Más o menos, porque el librojuego no ha abandonado la contienda, sino que ha incorporado mecánicas propias de los videojuegos en sus historias y sistemas de juego.

El ejemplo más característico ha sido la serie de librojuegos «DestinyQuest», creada por el británico Michael J. Ward, que cuenta con dos entregas y una tercera pendiente de llegar el año próximo. Lo que ha hecho Ward es fusionar videojuego y librojuego para dar como resultado un híbrido donde tendremos más opciones como lectores y jugadores que en los clásicos librojuegos de toda la vida, aunque sin dejar de ser aventuras escritas en papel y con el mismo tono de siempre. Opciones como mapas para poder elegir la nueva aventura de nuestro personaje, subidas de nivel como en los juegos de rol, la posibilidad de elegir en dicho mapa un destino acorde con las posibilidades del personaje o la capacidad de obtener objetos y habilidades que parecen sacadas de World of Warcraft o Guild Wars. Todo ello, en un texto de longitud envidiable para tratarse de un librojuego: ochocientas páginas que dan para un montón de tardes divertidas.

«Renovarse o morir» es la máxima que ha seguido también el autor de fantasía épica (y traductor de La mansión infernal) David Velasco, que ha tomado como base la idea de La legión de las sombras para escribir Héroes del acero, un librojuego hecho con oficio y que incluye numerosas opciones para el lector. Héroes del acero tiene la particularidad de estar ambientado en el mismo universo de fantasía que creó el escritor en su trilogía «Los manuscritos de Neithel» (también publicada por Mundos Épicos).

El camino hacia horizontes digitales

Librojuego digital
Pero si antes hablábamos de incorporar características de los videojuegos a los librojuegos, la desarrolladora australiana Tin Man Games está llevando a cabo el proceso contrario, es decir, trasladar los librojuegos al medio digital. Tin Man Games crea videojuegos propiamente dichos, pero que mantienen la estructura de un librojuego de toda la vida. Esta empresa ha lanzado al mercado títulos de la línea «Fighting Fantasy» como Forest of Doom, House of Hell y Blood of the Zombies (estos dos últimos son los publicados en castellano), pero donde más ha destacado es en la colección «Gamebook Adventures», que cuenta actualmente con ocho títulos. El primero de ellos, An Assassin in Orlandes, será el que inaugure la versión española de la línea bajo el título Un asesino en Orlandes, que estará disponible para los sistemas iOS y Android.

¿Es este el verdadero futuro de los librojuegos? Está por ver, aunque de momento es una opción totalmente válida y que está teniendo éxito. Mundos Épicos está echando la carne en el asador con «Dark Game» y con «Gamebook Adventures», para lo cual ha creado una nueva web dedicada a los librojuegos. Los librojuegos interactivos para tablets y móviles, con dados virtuales, páginas, música, efectos de sonido y gráficos elegantes convivirán a partir de ahora con las aventuras clásicas en papel. Les auguramos a ambos una larga vida.

Inicia sesión y deja un comentario