Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

De premios Hugo y cachorritos de extrema derecha

Controversia Hugo - Destacada

Dos campañas orquestadas acaparan varias categorías de finalistas a los premios Hugo.

Érase una vez un premio literario considerado por casi todo el mundo como, al menos, uno de los más importantes de los que se conceden en literatura fantástica y de ciencia ficción. Al contrario que el premio Nebula, cuyos candidatos y ganadores están elegidos por una asociación de escritores, los premios Hugo los conceden los lectores, concretamente los lectores que han pagado una cuota para la Worldcon del año en curso. La idea, supongo, es que sean fans entregados (o al menos dispuestos a pagar los 40 $ que vale apoyar la convención) los que deciden qué obras optarán al reconocimiento anual.

Pero claro, un sistema de nominaciones como ese es bastante enclenque ante cualquier esfuerzo organizado por parte de un grupo lo suficientemente numeroso. Y eso es precisamente lo que lleva intentándose desde 2012 y ha ocurrido con las candidaturas de este año. ¿Os sorprendió ver cuatro publicaciones de Castalia House en la categoría de novela corta, tres de ellas escritas por John C. Wright? Sabiendo que hubo campaña de por medio, no es tan sorprendente: la categoría de mejor novela recibe muchos votos y es difícil de entrampar, pero en las de novela corta, relato y demás, basta con que unas pocas decenas de personas se organicen y voten por una obra concreta para que quede entre las finalistas.

Titans of Chaos - Ilustración

Ilustración de portada de Titans of Chaos, de John C. Wright.


Y este año no ha habido una, sino dos campañas organizadas desde lo que puede considerarse el ala (ultra)derechista de la ciencia ficción estadounidense, llamadas Sad Puppies y Rabid Puppies. Si os fijáis en las listas de candidatos que proponían, veréis que muchos de ellos han quedado finalistas en distintas categorías de los premios Hugo de este año. Sus impulsores son Brad R. Torgersen y Larry Correia para Sad Puppies y Theodore Beale, alias Vox Day, para Rabid Puppies, unos tipos a mi juicio nauseabundos —podéis leer varias opiniones del último en el artículo Fachas del Espacio, escrito por Félix García para el Fantascopio— que consideraban que los premios de 2014 se concedieron atendiendo solo a la diversidad y no a la calidad literaria. Traduzco del blog de Torgersen:

Hemos visto cómo las votaciones tomaban un sesgo ideológico, a medida que la Worldcon y el fandom tendían a valerse de los Hugo como premios de acción afirmativa y los entregaban porque un escritor o artista era [insertar minoría con baja representación o grupo victimista] o porque en una obra concreta aparecía [insertar minoría con baja representación o grupo victimista].

Brad R. Torgersen y Mike Resnick

El de la izquierda es Brad R. Torgersen.


Salta a la vista que la estrategia ha funcionado —ya colaron a unos cuantos finalistas el año pasado, y esta vez han dado un paso más—, hasta el punto de que ahora mismo entre los aficionados estadounidenses a la literatura especulativa solo se habla de cómo proteger el prestigio de los premios Hugo, y en consecuencia los propios premios, de campañas de este tipo. Y más si, como reconocen sus mismos impulsores, las campañas no tienen más objetivo que hundir en la mierda un galardón que desprecian. Tenéis varias de estas ideas en el artículo La intolerancia en el género, publicado hoy mismo por Alexander P. García en el blog Donde Acaba el Infinito. El principal problema de todas ellas es que modificar el reglamento de los Hugo requiere que se vote a favor de una propuesta en dos convenciones mundiales consecutivas, por lo que el asunto va para largo.


¿Qué ocurrirá, de momento? Probablemente que este año varios premios Hugo quedarán desiertos. El premio lleva tiempo considerándose muy vulnerable en la fase de nombrar finalistas pero muy resistente en la de elegir ganador. En la segunda ronda de votaciones —cuya mecánica explica con detalle Elías F. Combarro en Sense of Wonder— no se escoge un solo candidato de cada categoría, sino que se ordenan por orden de preferencia y existe la posibilidad de votar «sin premio» en cualquier posición, incluso en la primera, con lo que se estaría indicando una intención fuerte de que la categoría quede desierta.

La actitud de John Scalzi, por ejemplo, es votar como de costumbre: ordenar las obras candidatas por orden de preferencia y cortar con un «sin premio» en el momento en que crea que dejan de merecerlo, ocupen el lugar que ocupen. A grandes rasgos, posiblemente el resultado diferirá poco del que tendría la postura más radical que defienden otros, consistente en votar únicamente «sin premio» en las seis categorías conquistadas por las campañas derechistas.

Hasta la fecha, solo en una ocasión ha quedado desierta una categoría de los premios Hugo, la de mejor película de ciencia ficción o fantasía en 1959 (y eso que entre las finalistas estaba La mosca). Veremos qué pasa este año.

Inicia sesión y deja un comentario

5 Responses to “De premios Hugo y cachorritos de extrema derecha”

  1. odo dice:

    ” los conceden los lectores, concretamente los lectores que han pagado su entrada para la Worldcon del año en curso. La idea, supongo, es que sean fans entregados (o al menos dispuestos a pagar los 40 $ que vale la entrada a la convención)”

    Esto no es exactamente así. 40$ es lo que vale (este año) ser “supporting member”, que da derecho a nominar y votar. La entrada a la convención es mucho más cara (210$ este año).

    “En la segunda ronda de votaciones no se escoge un solo candidato de cada categoría, sino que se ordenan por orden de preferencia, y en cualquiera de los puestos (o en todos) se puede añadir un «sin premio» si se cree que la obra finalista no merece ocupar ninguna posición.”

    Tampoco es correcto. No se puede “añadir” un No Award a todos los puestos. Lo que se hace es ordenar las obras (todas o sólo parte) por orden de preferencia y No Award se trata COMO una obra más. Lo explico con más detalle aquí: http://sentidodelamaravilla.blogspot.com.es/2012/05/los-premios-hugo-las-votaciones.html

  2. […] exhibe de de qué forma una campaña organizada puede colar obras. Asunto que denuncian entre otros Manu Viciano en Fantifica. A continuación os dejo con la lista de obras nominadas a los Premios Hugo […]

  3. […] De premios Hugo y cachorritos de extrema derecha (Manu Viciano | Fantífica) […]

  4. […] sensata, pero os la resumo en un momento. Episodios tan penosos como los recientes Gamergate y el escándalo de los premios Hugo han desbordado sus respectivos nichos –videojuegos y literatura de ciencia-ficción– para […]