Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Entrevistamos a Elia Barceló

Entrevista Elia Barceló - Destacada

Aprovechando que ha venido a España para el Festival de Tres Cantos, charlamos con Elia Barceló.

Elia Barceló es una de las escritoras más prestigiosas de nuestro país. Ampliamente traducida, ha tocado casi todos los géneros y es, sinceramente, un encanto de persona. Aunque es alicantina, vive en Innsbruck, pero ha venido a España para el Festival de Literatura Infantil y Juvenil de Tres Cantos, y la hemos asaltado a traición para hacerle unas cuantas preguntas.

Has escrito fantasía, ciencia ficción, realismo… pero sabemos que lo que más te gusta es el terror.

Sí, el terror me gusta mucho, pero sobre todo me gusta lo que no es cotidiano y familiar. Sinceramente, los problemas del vecino del tercero no me interesan… salvo que aparezca un cadáver o un monstruo. De hecho, no entiendo a la gente que dice que la novela negra es realista: ¿cuándo te has encontrado tú un cadáver? ¿Cuándo te han hecho chantaje? Me gusta la novela negra, la fantástica y el terror, porque como decía Lovecraft el miedo es una de las emociones más potentes del ser humano y son justo las emociones lo que más me interesa.

¿Y por qué no escribes más terror?

Porque no elijo las historias que me vienen. Pero si te fijas, siempre hay ese momento de angustia. Has matado a alguien y no hay vuelta atrás, y es un error que marcará toda tu vida. No puede haber mayor angustia. Pero sí, desde El contrincante no he vuelto a escribir nada de terror, salvo algún cuento.

No te interesa el realismo, sino su conversión en algo terrorífico.

Sí, lo Unheimlich [lo siniestro según Freud] es fascinante porque pasa en tu realidad. Por eso el efecto de realidad es tan importante.

Hijos de Atlantis - Portada
Aquí en Tres Cantos presentas el segundo volumen de «Anima Mundi», una trilogía juvenil. Cuando escribes, ¿te planteas si es juvenil o de adultos, o sale lo que sale?

En general sale lo que sale. Pero Cordeluna sí la pensé para jóvenes como puerta para acercarse al Poema del mío Cid. Otras veces se te va de las manos, como esta trilogía, que poco a poco va perdiendo el tono juvenil.

Has dicho a menudo que tus autores favoritos son Cortázar y Stephen King. ¿En qué te han influido?

Cortázar se nota en todo. Sobre todo en que la realidad es un tejido muy frágil que nos esforzamos por volver coherente, pero que es muy fácil que se rompa, porque no lo es. Hay muchos agujeros por los que caerse. King me enseñó el ritmo de las novelas. Cómo crear tensión, cuándo acelerar…

¿Y qué te dan que no te den otros autores?

Cortázar me da la sensación de sorpresa constante. Y me encanta su concepto de pasaje, la fluidez con que una cosa lleva a otra, y que todo es temporal, un tránsito entre otras dos cosas. King me da el placer por la lectura, incluso con las novelas que no son tan buenas. Me divierte. Es lo que aquel autor llamó «comida para cerebros cansados». Y con mi trabajo [profesora de literatura en la universidad de Innsbruck], a veces necesito recordar que leer puede ser divertido. Lo que no he aprendido de King, desde luego, es a crear personajes. Especialmente los femeninos. Tiene muchas virtudes, pero esa no es una.

Elia Barceló - Semana Negra 2013

Elia Barceló en la Semana Negra 2013


Uno de tus temas recurrentes es la presencia del pasado. Personajes que lo investigan, o que descubren que su pasado es mentira… ¿por qué?

No lo sé. Tengo un problema, lo que mi pareja llama «hipercronía». Soy siempre extraordinariamente consciente del tiempo. Presente, pasado y futuro, cuándo conocí a esta persona, dónde estaré el año que viene… Y dado que me gustan los misterios, veo el pasado como un depositario de ellos. La narración forma la realidad y, cuando ha pasado algo, cuando ya ha sucedido, solo nos queda la narración, el recuerdo. Y lo que queda fuera de esa narración se olvida. Es una verdad parcial, manipulada. Recuerdas tu versión. El tiempo, junto al amor, son los temas que me interesan.

Otro de los temas recurrentes en tu obra es lo fantástico, la irrupción de lo imposible en lo real.

Sí, no lo puedo evitar. Tengo algunas obras realistas, como Disfraces terribles o Las largas sombras, pero la realidad es tan sosa…

Vives en Austria desde hace muchos años y tienes mucha experiencia en el mercado alemán. ¿Qué diferencia ves entre el público germano y el español?

¡Muuuuuchas! Sobre todo, hay mucho más contacto allí. Los escritores hacen Lessungen [lecturas del libro por parte del autor] y son casi una institución. Un par de horas para leer fragmentos y luego una copa de vino y charla con el autor. Te da mucho feedback. Aquí las presentaciones son ficticias. Van los amigos y poco más, nadie se ha leído el libro ni tiene interés por hacerlo. Que sea lo más corto posible y vamos a tomar el vino. Es más un interés social que literario.

Y ya por último, ¿cuál es tu libro favorito y cuál recomendarías a nuestros lectores para introducirse en tu obra?

He escrito tantos… Me gusta especialmente Disfraces terribles y también El secreto del orfebre. Si no me han leído, pueden empezar por este, que es una novela bastante corta y, si no les gusta, no habrán perdido mucho tiempo. Si no, también pueden hacerlo con Futuros peligrosos, que son cuentos y muestra una variedad de mis temas y registros.

Elia Barceló - Libros

Inicia sesión y deja un comentario