Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Entrevistamos a Mariano Villarreal

entrevista_mariano_destacada

Fantascy acaba de publicar Terra Nova 2, antología de relatos de ciencia ficción seleccionados por él y Luis Pestarini.

Mariano Villarreal (@literfan) se describe como «un tipo bastante discreto», pero lleva mucho tiempo haciendo ruido en el mundo de la fantasía y la ciencia ficción. Para que os hagáis una idea, abrió el portal bibliográfico Literatura Fantástica en 2003, alojado en Cyberdark desde los tiempos en que era el foro de referencia y no la librería de género que es ahora. Ha sido jurado de premios, ha publicado mil reseñas y artículos y el año pasado se lanzó a reunir relatos de ciencia ficción para una antología, Terra Nova, que dio la campanada y se convirtió en el título más vendido de Sportula. Con la publicación del segundo volumen de la antología, aprovechamos para hacerle unas preguntas y descubrimos que, por muy discreto que se considere, como a todo buen padre el entusiasmo le suelta la lengua en lo referente a su última criatura.

Mariano Villarreal
¡Hola y bienvenido! Dado que acaba de salir publicada la antología Terra Nova 2, con obras seleccionadas por ti y por Luis Pestarini, ¿nos adelantas qué vamos a encontrar en su interior?

Por supuesto, pero en primer lugar permíteme saludar a los amigos de Fantífica: encantado de estar aquí y poder charlar con todos vosotros.

En Terra Nova el lector podrá encontrar relatos de ciencia ficción que tratan sobre conflictos humanos, sociales, políticos, económicos… historias que fomentan el pensamiento crítico y pueden funcionar como una metáfora de nuestra realidad, por lo que pensamos que pueden resultar de interés no solo para el amante del género sino también para un amplio sector de lectores en general. El libro se compone de once narraciones, seis de primeras firmas a nivel mundial y cinco de escritores españoles e iberoamericanos muy sólidos. Relatos que, en conjunto, suman una docena de premios y nominaciones de prestigio internacional. Cuentos como El hombre que puso fin a la historia: documental de Ken Liu, Separados por las aguas del río celeste de Aliette de Bodard, Las manos de su marido de Adam-Troy Castro, Noches de cristal del gran Greg Egan, El último Osama de Lavie Tidhar (ambientado en el universo de su novela Osama, ganadora del premio Mundial de Fantasía de 2012) y Araña la artista de Nnedi Okorafor, que supone la primera publicación en español de la autora.

En cuanto a relatos en español, el libro se inicia con el relato de Felicidad Martínez La textura de las palabras, una magnífica novela corta nominada al premio Ignotus y que tuve el placer de incluir también en la edición en inglés de Terra Nova. Además, el cuento En el filo de Ramón Muñoz que supone la vuelta al género de este gran narrador, La djin de Pedro Andreu, el escalofriante ¿Pueden llorar ojos no humanos? de Germán Amatto (premio Avalón en 2007) y Juicio Final de Carlos Gardini, a quien considero el mejor estilista en español de todos los tiempos.

Es posible que estos escritores y estos cuentos no suenen demasiado a los lectores menos comprometidos con la narrativa breve actual de género, pero les aseguro que se trata de grandes escritores y magníficas historias, que trascienden los límites del género. En conjunto, suponen en mi opinión una muestra representativa de la mejor literatura de ciencia ficción que se escribe hoy en día; solo por eso, creo que el aficionado no debería dejar pasar la oportunidad de leer estas historias. Ah, y la ilustración de portada es de Ángel Benito Gastañaga, artista que también elaboró la cubierta del primer volumen y que, espero, siga realizando las siguientes.

Terra Nova 2
Claro, porque como indica su propio nombre, Terra Nova 2 no es la primera recopilación de ciencia ficción de la que te ocupas. Además, habéis cambiado de editorial entre la primera antología y esta segunda. ¿Existen grandes diferencias entre cuando montasteis un proyecto de la nada y ahora, que estáis dándole continuidad?

En efecto, por ejemplo hace años seleccioné la antología Visiones 2006 para la AEFCFT, de la que me siento particularmente satisfecho; en ella salió el primer relato del escritor Ismael Martínez Biurrun, dos veces ganador del premio Celsius de la Semana Negra de Gijón.

Respecto a Terra Nova, el paso de un pequeña editorial especializada a un gran sello comercial como es Fantascy (perteneciente al grupo Penguin Random House) ha supuesto una mejora muy notable en aspectos como distribución, marketing y retribución económica, lo que sin duda ha permitido abrir algunas puertas. En el primer volumen tuve que adoptar el rol de hombre-orquesta: elaborar un proyecto económico, ocuparme de aspectos administrativos y formales (blog, suscripciones, contratos), realizar la coselección, contactar con los autores, traductores, crear la estructura de colaboradores y un largo etcétera que me ocupó un año de trabajo y que ahora, en Fantascy, descansa en su mayor parte sobre su estructura editorial. Pero en líneas generales el producto sigue siendo el mismo: un puñado de las mejores historias de la moderna ciencia ficción, en versión original o traducidas por el profesional más adecuado. En esta máxima reside buena parte de su éxito, y pese a las dificultades que entraña la gestión de una quincena de contratos, con sus cláusulas específicas y agentes intermediarios, en ambas editoriales no he tenido dificultad alguna para llevarla a cabo, antes al contrario.

Si me permites la valoración, creo que este segundo volumen es mucho más personal y ambicioso, y refleja mucho mejor las señas identidad que pretendo imprimir en esta línea periódica de antologías. Pero el lector, naturalmente, tiene la última palabra.

¿Deducimos entonces que, incluso publicando en editorial grande, has tenido bastante libertad para confeccionar el índice de Terra Nova 2?

Así es. En ambos casos presenté un índice de contenidos y, salvo excepción, todos los cuentos fueron aceptados. En el segundo volumen tuve que acompañarlo de un dossier en el que especificaba para cada cuento su origen, motivos de selección, puntos fuertes, etc. Un material que luego me sirvió para preparar las presentaciones. Pero respondiendo a tu pregunta: sí, los cuentos reflejan la línea editorial que he pretendido imprimir en esta serie de antologías periódicas, relatos muy humanos y con un fuerte componente emocional, que podrían gustar a un lector no necesariamente amante del género.

Durante el proceso de selección, ¿ayuda en algo tu experiencia como jurado en premios literarios de literatura fantástica? Es decir, ¿vuestras antologías están formadas exclusivamente por relatos que consideráis de premio o miráis que haya un cierto equilibrio entre distintas temáticas?

Son varios los certámenes en los que he participado y sigo participando, y la experiencia es un grado, naturalmente. Me ayuda a saber qué buscar en un relato que considero de calidad y evaluarlo con un nivel de exigencia más completo. No obstante, en modo alguno pretendo publicar únicamente cuentos galardonados; de hecho, a la hora de seleccionar material me fijo solo en si cumple unos determinados estándares de calidad literaria y especulativa que considero irrenunciables. Solo después de superados me fijo en otros aspectos como el nombre del autor, premios obtenidos, extensión o forma de contacto. Aunque tampoco oculto que reviso periódicamente los listados de los principales premios a la hora de priorizar mis lecturas, porque además de un reclamo comercial las mejores historias suelen copar los premios más importantes.

Presentación TerBi

Presentación de Terra Nova 2 en las TerBi (vídeo).


¿Establecéis cupos entre autores en español y otros idiomas o simplemente leéis de todo y seleccionáis? ¿O la cosa está a medio camino entre ambos extremos?

En la búsqueda de material original en inglés afortunadamente no estoy solo. Además de estrechos colaboradores como Elías F. Combarro (@odo), existe un puñado de excelentes traductores que, además, son amantes del género y proponen cuentos a evaluación. Si considero que el relato satisface los estándares prefijados, lo incluyo en mi «lista de los deseos», y si finalmente el cuento entra en la selección, propongo su nombre a la editorial como traductor preferente. Es una sinergia que me parece muy interesante y que en el caso de Terra Nova 2 ha supuesto la inclusión de par de cuentos. En los cuentos en español ya no preciso de ayuda externa: los cuentos llegan, son leídos y los que superan el umbral pasan a ocupar posiciones de la citada lista.

Cuando toca elaborar el índice de contenidos del volumen, intento equilibrar el material original en español e inglés, tanto a nivel de número de cuentos como en extensión global de los mismos, procurando satisfacer un doble propósito: ofrecer una muestra representativa de la mejor ciencia ficción que se escribe hoy día en el mundo con el fomento de la producción autóctona. Además, incorporar uno o dos cuentos de autor iberoamericano me permite ofrecer una imagen más amplia de la ciencia ficción escrita en español, no solo por españoles.

Lo que comentas de los traductores es otra de las cosas que ya nos despertó la curiosidad en el primer volumen, la presencia de más de un traductor. ¿Estás un poco al tanto de sus trayectorias a la hora de seleccionarlos, entonces?

La idea de potenciar una ciencia ficción con calidad literaria y especulativa a través de un libro como Terra Nova se difundió mucho entre los aficionados, y el mensaje ha llegado también a los profesionales de la traducción con experiencia en el género. El proyecto tiene siempre las puertas abiertas a nuevos colaboradores. Lógicamente, deben ser profesionales de probada solvencia en traducción de narrativa, y el currículo importa porque pretendemos ofrecer el mejor producto posible. Pero es que además existe una larga lista de traductores que ya se asocian de manera natural con un determinado escritor: Cristina Macía y George R. R. Martin, José María Faraldo y Andrzej Sapkowski, Carlos Pavón y Greg Egan… son expertos en su narrativa y resulta casi imposible pensar en otra persona para esa labor. Además, está el hecho de que suelen mantener cierto contacto con el autor y eso puede mejorar tanto la traducción como facilitar la intermediación a la hora de la compra de derechos.

Terra Nova
El único autor que repite de la primera antología es Ken Liu, cuyo El zoo de papel nos dejó boquiabiertos. ¿Mantiene el nivel en El hombre que puso fin a la historia: documental? ¿Te preocupa que deje un poco de lado los relatos cortos ahora que acaba de cerrar el contrato para una trilogía con Simon & Schuster’s?

Recuerdo que en la presentación del primer volumen de la antología (durante la HispaCon de Urnieta, celebrada el año pasado) comenté a los presentes que si les gustaba la literatura fantástica y de ciencia ficción, si les gustaba este autor y ese cuento, se hicieran un favor y comprasen el libro como mejor forma de asegurar la publicación de esta novela corta. Creo que con esto respondo a tu pregunta de si mantiene el nivel.

Liu es uno de mis escritores favoritos de narrativa breve en inglés. Os voy a contar un secreto: no me planteo un nuevo número de Terra Nova sin un cuento suyo; pero no temáis, tiene muchos, variados y francamente buenos. Según ha confirmado en Twitter, no solo ha cerrado un contrato para la venta de sus novelas, también para una colección de cuentos, lo que podría significar algunas historias inéditas y, quien sabe, la posibilidad de ver su(s) libro(s) publicado(s) en español. Una estupenda noticia, en todo caso.

¿Tendremos Terra Nova 3?

Me gustaría mucho responderte que sí, porque cuentos excelentes y ganas por mi parte no faltan, pero va a depender de dos variables: mercado y editorial. El libro fue publicado el pasado jueves 21 de noviembre y, de momento, los escasos indicadores de que dispongo apuntan en positivo: se encuentra entre los más vendidos en digital de Amazon (ocupó la primera posición varios días en la categoría de Ciencia Ficción, Fantasía y Terror) y otras librerías especializadas como Cyberdark, pero intuyo que la batalla por la continuidad se va a dirimir en cómo funcione la venta física en librerías generales y grandes superficies. Por ello, necesitamos muchas valoraciones en Amazon y Goodreads, muchos comentarios en redes sociales y muchas reseñas en blogs personales que animen a otros lectores a acercarse al libro; el boca-a-oreja resulta imprescindible en un producto como este y animo a los compradores del volumen a que den prioridad a su lectura y compartan pronto sus impresiones.

No obstante, los editores y yo estamos confiados en las posibilidades de esta línea periódica de antologías, por lo que desde hace meses trabajamos en la preparación de ese tercer volumen, que ya adelanto incorporará algunas sorpresas. Además, en breve espero se publiquen las bases de una convocatoria para la recepción de relatos en español.

Por último, el libro debe encajar dentro de los planes de publicación de la editorial, y tratándose de un gran sello con escritores tan importantes y comerciales como Bacigalupi, Pratchett, Miéville, Weeks o Canavan, esto resulta bastante difícil, máxime en un escenario de recesión económica en el país.

Eso y que supongo que habrás oído alguna vez la máxima de que «España no es país de antologías». ¿Crees que sigue siendo válida? ¿Crees que alguna vez lo fue?

Es cierto que, por norma general, en España y otros países las antologías venden menos que las novelas, que las series de éxito están de moda y que todas las editoriales buscan su propio Harry Potter o El Señor de los Anillos para cuadrar su cuenta de resultados. Es pura estadística, pero también revela que la literatura de género es comercial. Cada cierto tiempo surgen y desaparecen nuevos nichos de mercado, como el actual reservado a las distopías juveniles, pero el éxito solo sonríe a quienes se arriesgan. Yo creo que existe un mercado potencial para una forma de cultivar la ciencia ficción más centrada en los intereses de nuestro presente, y que buena parte de la fuerza y originalidad del género recae de nuevo en la narrativa breve; la unión de ambas ideas da como resultado Terra Nova, y Fantascy ha apostado por ello. Tal vez nunca lleguemos a convertirnos en un best seller, pero la calidad de un sello la ofrece, sobre todo, su fondo editorial.

Y por último, una curiosidad personal. ¿No os pica el gusanillo de preparar una antología de fantástica? ¿Hay idea de franquiciar Terra Nova?

He comentado en diversas ocasiones mi intención de iniciar una antología hermana consagrada a la literatura de género pero con una temática más amplia: ciencia ficción, fantasía, terror, fantasía oscura, steampunk, cyberpunk… con los mismos criterios en cuanto a selección de material y equilibrio entre narrativa autóctona y foránea. De momento, la prudencia aconseja esperar a conocer los resultados de Terra Nova 2 antes de emplear más esfuerzos en el proyecto, pero yo sigo aumentando mi «lista de los deseos» y si hay algún editor en la sala…

¡Muchísimas gracias y ánimo con ese tercer volumen!

Ha sido un placer charlar con vosotros, y si algún lector tiene alguna preguntar que realizar, estaría encantado de responder en este mismo foro.

Inicia sesión y deja un comentario

4 Responses to “Entrevistamos a Mariano Villarreal”

  1. […] Si quieres leerla completa, visita el portal Fantífica […]

  2. […] de relatos que selecciona para Terra Nova. Como ejemplo, por comodidad, me gustaría citar esta entrevista en el portal Fantífica, donde […]

  3. […] y compañía (en concreto, dos grandes del fandom: Mariano Villarreal, editor de Terra Nova, y Elías Combarro, que… bueno, qué os voy a contar de Elías) se […]