Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Feliz (y fantástica) Navidad

feliz_fantastica_navidad_destacada

He aquí una selección de relatos y novelas ambientadas en estas (a veces nevadas) fiestas.

En el principio fue Terry Pratchett. O Papá Puerco, como prefiráis. Porque si hay una novela que debe encabezar esta humilde recopilación de historias (fantásticas y) navideñas, esa es Papá Puerco, la vigésima novela de la serie Mundodisco, en la que la Muerte hace algo más que hablar en MAYÚSCULAS y tratar de llevarse al Otro Mundo al mago Rincewind. ¿Y qué es lo que hace La Muerte, si puede saberse? Oh, nada menos que entonar el «JO JO JO» y fingirse no tan decididamente huesudo como suele ser para repartir regalos y ocupar durante la noche de la Vigilia de los Puercos —sí, esta noche— el lugar de Papá Noel (Papá Puerco para los mundodisqueños). Como en cualquier novela de Terry Pratchett, la diversión está asegurada y, en esta ocasión, es una diversión jingle en la que se cruzan magos con asesinos e inocentes niños con mitos fantásticos de todo tipo (desde el Hada de los Dientes hasta el Monstruo Comecalcetines).

Y de un clásico a otro. Porque Arthur C. Clarke, el autor de 2001, una odisea del espacio, tiene un relato navideño decididamente más sagrado (y serio) que la descacharrante novela de Pratchett. Se titula La estrella y cuenta la historia de la estrella que guía a los tres Reyes Magos a Belén. Aunque no lo parezca, es realmente un relato cósmico. Y hablando de clásicos, Ray Bradbury también le dedica un corto aunque intenso y emotivo relato al espíritu navideño. Se titula El regalo y es la historia de una familia (un padre, una madre y un hijo) que pretenden viajar a Marte en vísperas navideñas cargados con un regalo (el del pequeño) y el árbol y sus adornos. Pero antes de subir al cohete, los detienen en la aduana y les dicen que llevan demasiado peso y deben dejarlo todo en tierra. Pero hay un problema, y es que el niño aún cree que Santa Claus es el tipo del trineo y, qué demonios, si puede repartir regalos por toda la Tierra en una sola noche, ¿por qué no podría acercarse a Marte? ¿Y cómo van a celebrar ahora una Navidad sin árbol y sin regalos? La respuesta está en la antología Remedio para melancólicos, en la que se incluyó El regalo.

Remedio para melancólicos, de Ray Bradbury

Antología que incluye «El regalo»


Pero hablemos de clásicos más contemporáneos, como Orson Scott Card y su Guerra de regalos, novela que se desarrolla en el universo de la Saga de Ender y detalla la estancia de Ender en la Escuela de Batalla, solo que su estancia, en este caso, transcurre en época navideña. ¿Y qué hay del relato Noche de paz, de China Miéville, incluido en Saturnalia (recién publicado por Fata Libelli), o cómo el autor de Embassytown la emprende con el consumismo navideño a su muy particular y enigmático estilo? Más clásicos contemporáneos: Stephen King. Sí, aunque algunas de sus novelas transcurren en invierno (y en algunas se menciona la Navidad), existe un relato, titulado Método de respiración (incluido en Las cuatro estaciones) sobre un club de caballeros que se reúnen para contar historias, que lo hacen precisamente en Navidad y lo que cuentan son cuentos realmente terroríficos.

La antología en la que está incluido el relato de Mieville

La antología que incluye el relato de Mieville


Aunque sea más negra que fantástica, la novela La noche a través del espejo, del increíblemente divertido Fredric Brown (sí, el mismo de ¡Marciano, vete a casa!), está protagonizada por un asesino disfrazado de Papá Noel. Y otro Frederik, Frederik Pohl, que lamentablemente nos ha dejado este 2013, escribió un relato ambientado en Nochebuena y titulado, simplemente, Happy Birthday, Dear Jesus. ¿Os podéis hacer una idea de lo que el autor de Los mercaderes del espacio podría haber ideado para el día en el que Jesús cumple años? Y por qué no mencionar a Connie Willis, autora de El espíritu de la Navidad y otros relatos, antología que incluye una decena de relatos ambientados en estas fechas, entre los que figura el mítico El milagro, sobre la oficinista que se encuentra a un espíritu en su comedor y discute con él hasta que llega a la conclusión de que está olvidando de qué va realmente todo esto de la Navidad. Una antología que, por cierto, incluye una docena de lecturas navideñas recomendadas entre las que destaca Cuento de Navidad, de Charles Dickens, y a la que podríamos sumar Markheim, de Robert Louis Stevenson, la que se ha dicho que es una versión perversa del clásico (recién mencionado) de Dickens. ¿La historia? La de un hombre que entra en una tienda de antigüedades con la intención de comprar un regalo de Navidad y acaba enfrentándose a su peor pesadilla.

Gremlins cantando villancicos

Gremlins cantando villancicos


Y hasta aquí este pequeño repaso fantástico navideño que no está de más cerrar con un episodio de Expediente X. Es Nochebuena y el agente especial Fox Mulder no tiene nada mejor que hacer que ir a echar un vistazo a una casa encantada. Como presupone que su compañera, la agente especial Dana Scully, tampoco, le propone pasar una supuestamente agradable velada en compañía de los fantasmas que deben habitar la casa en cuestión, si los rumores son ciertos. El capítulo sexto de la sexta temporada de Expediente X es una pequeña obra maestra del género capítulos especiales y, cómo no, de tan mítica serie, contándose sin duda entre los más divertidos. Si vosotros tampoco tenéis nada mejor que hacer esta noche, podríais acompañarles a echar un vistazo a la casa. Eso, o volver a visionar Gremlins, la película fantástico-navideña más repuesta en estas fechas, película que, por cierto, parte de un relato del genial Roald Dahl.

(Imagen destacada: anuncio francés de SciFi TV, por BETC euroRSCG.)

Inicia sesión y deja un comentario