Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Antología Alucinadas: 10 seleccionadas, 11 relatos

Alucinadas - Presentación - Destacada

La editora Cristina Jurado nos habla de las autoras y los relatos de la antología.

La convocatoria de Alucinadas ha permitido que 185 autoras hayan encontrado una excusa para escribir esas historias que les rondaban la cabeza y que querían vestirse de palabras. Con la complicidad de Cristina Macía, del sello editorial Palabaristas, y la nocturnidad y alevosía de María Leticia Lara Palomino, del blog Fantástica Ficción, una servidora se puso manos a la obra para organizar una muestra de narraciones cienciaficcionales en español elaboradas por mujeres. La antología, que estará disponible a partir de la semana que viene en la plataforma online Lektu, nació para demostrar que hay interés en el género por parte de las escritoras.

Sobre el concurso

Las diez seleccionadas más una, de la que hablaremos más adelante, son en su mayoría autoras con alguna publicación a sus espaldas, y solo una de ellas puede considerarse un valor novel. Los datos de participación revelan un total de 205 cuentos de 12 países: España, Argentina, México, Cuba, Colombia, Perú, Chile, Venezuela, Puerto Rico, Guatemala, República Dominicana y Rumanía, aunque no pudimos verificar de qué país procedían algunos de ellos.

Leticia Lara, Cristina Jurado, Cristina Macía

Las responsables de Alucinadas: Leticia Lara, Cristina Jurado y Cristina Macía


La mayoría de las historias recibidas se han enmarcado dentro del género distópico (que parece estar de moda a raíz de los últimos best-sellers literarios juveniles), seguidas por las obras de fantasía, descalificadas por no entrar dentro de los parámetros de la convocatoria. Las historias biopunk, seguidas por la ciencia ficción de terror y los viajes en el tiempo, fueron las siguientes categorías más populares, junto con el cyberpunk, la ciencia ficción romántica y los relatos postapocalípticos. La ciencia ficción dura, el steampunk, las ficciones de exploración, la ciencia ficción social, la militarista, la humorística, el thriller cienciaficcional, la historia alternativa y la ciencia ficción extraña o weird, así como el cómic, resultaron los temas que menos se prodigaron.

Afortunadamente, en la selección final hay una amplia variedad de estilos narrativos y temáticas que ilustran los intereses de las voces femeninas en la ciencia ficción. Mención especial merece la magnífica portada de Ana Díaz, que refleja a la perfección el objetivo y la razón de ser de Alucinadas: ofrecer una plataforma para dar a conocer la creatividad de las autoras.

La Terpsícore, de Teresa P. Mira de Echeverría

Teresa P. Mira de Echeverría
La antología se abre con el relato ganador del concurso, obra de la argentina Teresa P. Mira de Echeverría. La historia se centra en el viaje de su protagonista, la capitana Stephana Yurievna Levitánova, en una nave cuyo cerebro artificial está encarnado en el cuerpo de un adolescente muerto. Entiendo esta historia como ciencia ficción cuántica (dentro de la ciencia ficción dura) porque el viaje se realiza sin que la nave despegue, reuniendo en su interior versiones de la capitana procedentes de otras dimensiones.

Este encuentro múltiple plantea varios dilemas éticos a los que Levitánova debe enfrentarse y que reflejan unas inquietudes existencialistas muy en consonancia con la trayectoria profesional de Teresa, que es Doctora en Filosofía. Su trabajo como docente universitaria e investigadora, acerca de la relación entre ciencia ficción, filosofía y mitología, la ha conducido de manera natural a postular su propia visión de la realidad en forma de relatos de ciencia ficción, alguno de los cuales han aparecido en las revistas Próxima o Axxón. Muchos recordaréis su cuento Memoria, que apareció en la antología Terra Nova de Sportula (tanto en la edición española como en la inglesa) y que fue finalista de los premios Ignotus 2013. Podéis visitar su blog para conocer más sobre su trayectoria literaria y sus intereses personales.

La Terpsícore se alzó con el premio de la convocatoria por el alcance de las ideas que propone, así como por reunir todos los elementos necesarios —trama, personajes, escenario y estilo— para provocar el sentido de la maravilla en el lector.

La plaga, de Felicidad Martínez

Felicidad Martínez
Felicidad Martínez es ingeniera técnica en diseño industrial y la autora del segundo relato de la antología. Con un estilo muy ágil, en el que alterna la primera y la tercera persona, la valenciana nos sumerge en una space opera al más puro estilo militarista. El agudo teniente Rosenbaum, derrochando franqueza y humor, relata los avatares de una misión que se complica cuando los habitantes de una colonia lejana son atacados por los insectos autóctonos.

A pesar de considerarse una escritora amateur, Felicidad cuenta con una producción propia enmarcada en su universo spaceoperístico «UC-Crow», desarrollado también como juego de rol. Su novela corta La textura de las palabras apareció publicada en la antología Akasa-Puspa de Aguilera y Redal y con ella fue finalista de los premios Ignotus 2013. Traducida al inglés, esta historia apareció en la antología Terra Nova y, en español, en Terra Nova 2. Su primera novela, Horizonte Lunar, salió publicada hace pocos meses en Sportula, y sus relatos forman parte de varias antologías dedicadas al género.

La tormenta, de Laura Ponce

Laura Ponce
La tormenta, de la argentina Laura Ponce, es la tercera historia de esta colección. Ambientada en el pequeño planeta Arkaris, se trata de una historia con aromas a Stanisław Lem, en la que se exploran los efectos del medio ambiente en el destino del ser humano, de la mano de dos militares de carrera. La autora construye con gran credibilidad un mundo en el que predomina un modo de vida sencillo, pero en el que el desierto guarda secretos inesperados que influyen en sus habitantes.

Laura es escritora, editora y directora de Revista Próxima y Ediciones Ayarmanot y articulista para Amazing Stories, donde publica una columna mensual dedicada a las mujeres y la ciencia ficción. A su labor como colaboradora en programas de radio y en publicaciones tradicionales y online, se suma su producción literaria en forma de cuentos que han aparecido en diversas revistas y antologías de Argentina, Perú, Cuba y España. Forma parte del Centro Argentino de Ciencia Ficción y Filosofía junto a su compatriota Teresa P. Mira de Echeverría, con la que ha impartido talleres y charlas sobre el género.

El método Schiwoll, de Yolanda Espiñeira

Yolanda Espiñeira
Yolanda Espiñeira ha creado un thriller cienciaficcional escrito a dos velocidades: en una, Mariana es una mujer sometida a un interrogatorio; en la otra, conocemos detalles de su vida en un gueto de lujo en el planeta Talití, que nos llevará poco a poco a entender las razones detrás del procedimiento. Esta historia refleja la pasión de la lucense por la novela negra, pues despliega todos los tropos propios del thriller, pero aplicándolos a la ciencia ficción. Precisamente el gran acierto del relato es utilizar una estructura circular, alternando la primera y la tercera persona, para convertir al lector en espectador y en cómplice de la trama.

Yolanda es licenciada en filología hispánica y especialista en la obra de José Ángel Valente. Actualmente combina su labor como profesora con su pasión por la filosofía, la lectura y una incipiente producción literaria, que desarrolla a través de reseñas y artículos en el blog El almohadón de Plumas, en el magazine online sobre literatura fantástica El Fantascopio y en la revista Prosa Inmortal.

Casas Rojas, de Nieves Delgado

Nieves Delgado
Nieves Delgado, gallega, licenciada en Física y docente de educación secundaria en la comunidad autónoma que la vio nacer, siente predilección por la ciencia ficción que explora la influencia de la tecnología sobre la sociedad. Su incipiente obra, circunscrita por el momento a los relatos, ya ha alcanzado importantes reconocimientos. No en vano su obra Dariya está nominada a los premios Ignotus 2014. Sus historias suelen incluir elementos que ahondan en los límites del ser humano y cuestionan la esencia misma de esa humanidad.

En Casas Rojasuna comisión gubernamental investiga a la poderosa empresa CorpIA, que comercializa androides para uso sexual. Los fallos de funcionamiento de los sexbots, que han comenzado a atacar a sus propietarios, sirven como excusa para poner de manifiesto el impacto de las inteligencias artificiales en la sociedad y viceversa.

Mares que cambian, de Lola Robles

Lola Robles
La autora del sexto relato de la antología es activista feminista, pacifista y queer. Esta filóloga hispánica y escritora imparte desde 2006 el taller Fantástikas de lectura y debate de obras de ciencia ficción y fantasía, especialmente dedicado a las mujeres como escritoras y personajes literarios. Ha publicado tres novelas de ciencia ficción: La rosa de las nieblas, El informe Monteverde y Flores de metal, además del libro de relatos Historias del Crazy bar (en colaboración con Mª Concepción Regueiro) y la obra realista Cuentos de Amargarita Páez, así como relatos y artículos de ensayo en diversas antologías e internet.

Mares que cambian es una space opera transgénero que propone una sociedad con una multiplicidad de géneros sexuales. En el planeta Jalawdri, la intersexualidad (hermafroditismo) es una realidad normativa más, que organiza un sofisticado entramado social. Uno de los atractivos de este relato es que el narrador/a utiliza adjetivos masculinos para referirse a sí mismo/a, rompiendo voluntariamente las tradicionales reglas gramaticales de concordancia del género.

Techt, de Sofía Rhei

Sofía Rhei
Techt, el relato de la madrileña Sofía Rhei, es una distopía semiótica con un toque cyberpunk que recuerda a Fahrenheit 451 y a 1984. La aparición de una versión condensada del lenguaje tiene implicaciones culturales y sociales insospechadas. El giro cyberpunk del final de la historia coloca esas implicaciones en una nueva perspectiva, más inquietante, y empuja al lector a plantearse la utilización de la tecnología como forma de escapismo existencial a través de la experiencia del protagonista, Ludwig.

Sofía es escritora, poeta experimental, editora y traductora. Como poeta ha publicado Las flores de alcoholBestiario Microscópico. Su obra ha aparecido en publicaciones internacionales y ha sido traducida a varios idiomas, recibiendo numerosos reconocimientos. Su narrativa se desarrolla por una parte en el ámbito de la fantasía infantil y juvenil, con adaptaciones de leyendas populares para Anaya y Santillana, y por otra en las novelas y relatos de ciencia ficción y fantasía oscura, como el que ha aparecido recientemente en Terra Nova 3.

Bienvenidos a Croatoan, de Layla Martínez

Layla Martínez
Layla es licenciada en ciencias políticas y graduada en sexología. Además de mantener su blog, trabaja como traductora y redactora para distintas revistas y webs y colabora habitualmente con publicaciones como Culturamas y Diagonal. Su experiencia como editora, correctora y traductora para distintos fanzines y publicaciones alternativas la han llevado a embarcarse en la coordinación de su propio sello de fanzines, Antipersona. Algunos de sus textos y poemas han sido publicados en diferentes antologías, como Sangrantes.

Bienvenidos a Croatoan es un relato de viajes en el tiempo y terror que tiene como escenario una ciudad subterránea, paralela a Madrid, en un futuro que se presiente postapocalíptico. El consumo de una droga, la dextralina, consigue romper las reglas de la física conocida en este contexto, provocando consecuencias inesperadas en la integridad de Hakim, el protagonista. El terror llega de la mano del sentimiento de culpa y del amor exacerbado hacia su hermana, como motores de la desintegración paulatina, en un sentido literal, de la persona.

Black Isle, de Marian Womack

Marian Womack
Black Isle de Marian Womack es un relato de sabor clifi (ficción de cambio climático), que profundiza en la influencia recíproca de la tecnología en el medioambiente y, como consecuencia, en el impacto de esa relación en el ser humano, concretado en el doctor Andrew Hay. La obra también cuestiona el control del ser humano sobre el medio que lo rodea y propone una posible respuesta reactiva de la naturaleza.

Marian (aquí su blog) es una escritora, traductora y editora gaditana educada en las universidades de Glasgow y Oxford. Ha publicado novelas como Memoria de la nieve y ha coeditado el libro Beyond the Back Room: New Perspectives on Carmen Martín Gaite. Sus relatos se definen como «un nuevo gótico extraño» y han aparecido en antologías como Akelarre. Como traductora ha realizado selecciones de los cuentos de fantasmas de Charles Dickens o Mary Shelley, además de traducir a lord Dunsany, Gladys Mitchell, Henry James o Daphne du Maurier, entre otros. En su labor como editora ha publicado los primeros libros en español de autoras clave de la literatura fantástica extraña europea en Ediciones Nevsky.

Memoria de equipo, de Carme Torras

Carme Torras

Fotografía: Pere Virgili.


El último relato original del Alucinadas es Memoria de equipo de la catalana Carme Torras, que mantiene un blog dedicado a sus inquietudes literarias. Esta doctora en informática y profesora de investigación en el Instituto de Robótica (CSIC-UPC) compagina la literatura con la investigación científica. Ha publicado libros y artículos sobre modelos neuronales, visión por computador, inteligencia artificial y robótica, y ha sido reconocida con diversos premios y reconocimientos. Su novela de ciencia ficción La mutació sentimental fue traducida al castellano y obtuvo los premios Manuel de Pedrolo 2007 e Ictineu 2009. También ha escrito numerosos relatos sobre máquinas y ha publicado un ensayo sobre la influencia de la ciencia ficción en el debate ético: Robbie, the pioneer robot nanny (Interaction Studies, 2010).

Memoria de equipo es una historia enmarcada en la tradición cyberpunk que analiza la utilización, en el ámbito legal, de la tecnología inmersiva en realidades virtuales. Esta narración colectiva se articula en torno al esclarecimiento de un crimen atribuido al pívot de un equipo de baloncesto universitario, cuestionando la capacidad de la mente humana para gestionar sus recuerdos.

A la luz de la casta luna electrónica, de Angélica Gorodischer

Angélica Gorodischer
El relato que cierra la antología es una obra fuera de concurso. Considero A la luz de la casta luna electrónica como una deferencia de la escritora argentina Angélica Gorodischer hacia nuestro proyecto, que nos proporciona un apoyo muy necesario a través de su talento y nombre. Por este motivo, todos los que hemos intervenido para hacer realidad esta antología le estamos muy agradecidos.

La bonaerense es una de las escritoras de ciencia ficción más importantes en lengua española. Entre sus novelas destacan Opus dosKalpa Imperial. Ha escrito numerosos libros de relatos como Cuentos con soldadosLas Pelucas, ha participado en antologías, ha cultivado el ensayo y el género biográfico y su obra ha sido adaptada a la gran pantalla. Varios de sus trabajos se han traducido a otras lenguas: la propia Ursula K. Le Guin tradujo al inglés Kalpa Imperial en 2003. A lo largo de su carrera ha obtenido numerosos premios y reconocimientos internacionales, culminando con el World Fantasy Award de 2011 en reconocimiento a su trayectoria literaria.

Quienes desconozcan las peripecias del comerciante intergaláctico Trafalgar «Traf» Medrano podrán conocerlas de la mano de A la luz de la casta luna electrónica, a través de una historia que utiliza un humor sutil e inteligente para cuestionar la actualidad social: las relaciones entre los géneros y las clases sociales, el rol de la mujer en la sociedad o las costumbres ancladas en el patriarcado. En este caso, el accidentado encuentro sexual del protagonista con una alta representante de un planeta gobernado por un aristomatriarcado desencadenará una cadena de acontecimientos que darán al traste con sus planes comerciales.

Prólogo y conclusión

Ann VanderMeer

La editora Ann VanderMeer.


El prólogo de esta obra está escrito por una editora de reconocida trayectoria internacional: Ann VanderMeer. La norteamericana era la editora de ficción de Weird Tales cuando la revista ganó el premio Hugo en 2009, y la obra The Weird —que coeditó junto a su marido Jeff Vandermeer— recibió el prestigioso British Fantasy Award en 2012 como mejor antología. Ann no solo comparte los objetivos de Alucinadas, sino que se ha involucrado de manera desinteresada en nuestro proyecto, ofreciendo consejo y resolviendo dudas, a pesar de tener que atender numerosos compromisos profesionales.

Alucinadas es un camino que apenas hemos comenzado a andar. Ahora solo falta que los lectores caminen con nosotras y disfruten de los frutos de la imaginación de nuestras seleccionadas. Ojalá sea esta una iniciativa fecunda que no deje de crecer y que permita a las mujeres reclamar la visibilidad que se merecen dentro de la ciencia ficción en español.

Esta entrada también está disponible en inglés en el blog Sense of Wonder.

Alucinadas_portada

Inicia sesión y deja un comentario

One Response to “Antología Alucinadas: 10 seleccionadas, 11 relatos”

  1. […] Y siguiendo en esa estela, este año el premio Ignotus al mejor relato lo ha ganado Casas rojas de Nieves Delgado, que se recoge en la antología Alucinadas. ¿Y qué es Alucinadas? Una antología de relatos de ciencia ficción escritos por mujeres, aunque mejor lo explica Cristina Jurado en Fantifica. […]