Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Carlos Molinero gana el XI Premio Minotauro con Verano de miedo

Premio Minotauro 2014 - Destacada

La ganadora de esta edición es una novela de vampiros con protagonistas jóvenes.

El jurado del XI Premio Minotauro, compuesto por Adrián Guerra, Ángel Sala, Marcela Serras, Javier Sierra y Carlos Sisí (ganador de la edición del año pasado), ha anunciado esta mañana en rueda de prensa que el ganador del Premio Minotauro 2014 es Carlos Molinero por su novela Verano de miedo. La novela, presentada a concurso por Molinero con el falso título Hermana noche y bajo el seudónimo Morgenstern, es una historia de vampiros ambientada en un pueblo manchego donde pasan las vacaciones tres jóvenes madrileños. Saldrá a la venta el 28 de octubre.

Verano de miedo - Portada
En la rueda de prensa, celebrada en Sitges durante el Festival Internacional de Cine Fantástico, Marcela Serras (miembro del jurado y directora editorial de Minotauro) ha definido Verano de miedo como «una novela sorprendente, que rinde homenaje a los clásicos del género vampírico con un lenguaje actual». Sus primeras 44 páginas incluyen entradas del blog de uno de los protagonistas, transcripciones de SMS, chats e informes médicos. Viene a ser, pues, lo que Ángel Sala (director del Festival de Sitges y también componente del jurado) ha definido como «un found footage convertido en novela».

Verano de miedo - Páginas
El propio Carlos Molinero, guionista y también ganador de un Goya, ha querido dejar bien clara la línea de Verano de miedo: «Mi vampiro no brilla ni compra muebles de IKEA. Es un vampiro malo, destructivo y peligroso. Los protagonistas creen que van a pasar unas vacaciones aburridas en un pueblecito manchego, pero entonces despierta allí un vampiro, un vampiro arquetípico, enterrado tras la Guerra Civil».

Premio Minotauro - Photocall
A continuación tenéis la sinopsis del libro:

Cuando su madre le dice que tiene que pasar el verano derritiéndose en Vega Alta, el pueblo de su abuela, el primer pensamiento de Juan es que va a morirse de aburrimiento. Pero la construcción de unos chalés a las afueras desentierra a una criatura sedienta de sangre que hace que el aburrimiento a partir de ese momento sea imposible. Lo de morirse ya es otra cosa.

Juan se enfrentará a la amenaza vampírica junto a Eva, una gótica obesa, y Jairo, un ex niño de San Ildefonso beato. Ante su inferioridad de condiciones decidirá utilizar la información como arma, así que empezará a escribir en su blog todos los hechos terribles que están ocurriendo en Vega Alta. Con esto solo conseguirá llamar la atención de alguien: el vampiro resucitado, que tiene un plan para Vega Alta difícil de imaginar…

Verano de miedo no es solo una novela ágil y refrescante, sino también un homenaje a los clásicos del terror y a aquellos veranos, sangrientos o no, que nos cambian la vida.

Inicia sesión y deja un comentario