Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Aurora, los problemas de pasear por las estrellas

Aurora - Detalle

Llega una de las grandes novelas de ciencia ficción del año en castellano.

Si nos seguís habitualmente, es probable que hayáis echado un vistazo a nuestro repaso a cinco grandes novelas de ciencia ficción que se publican este año en castellano. Una de ellas, la que nos ocupa, salió el pasado 12 de abril por parte de la editorial Minotauro. Kim Stanley Robinson no es un autor desconocido en nuestro país, ya que muchas de sus grandes novelas también se han ido publicando a lo largo de los años gracias a la propia Minotauro. Algunas de las más famosas incluso las podremos ver próximamente convertidas en serie de televisión (como os contábamos hace algunos meses) y otras, a pesar de llegar a ser candidatas a importantes premios del género, cuentan con opiniones muy enfrentadas, tanto dentro de la crítica como del público.

Aurora se publicó en inglés el año pasado y son muchos los que aseguran que ha vuelto lo mejorcito del autor de Illinois. Veamos.

Kim Stanley Robinson

Kim Stanley Robinson


 

Aurora, la tierra prometida

Si sois ávidos lectores de sinopsis literarias, tendréis una ligera idea del tema principal de la novela. Aurora es el nombre de una luna que se encuentra en el sistema Tau Ceti (una estrella muy similar a Sol y relativamente cercana, alrededor de la que se ha descubierto recientemente que orbitan varios planetas) y la Tierra —aquí ya empieza la ciencia ficción— envía en el siglo XXVI una nave generacional en una misión que llevará más de un siglo a sus habitantes y descendientes, cuyo objetivo es colonizar Aurora y encontrar un segundo hogar para la especie humana.

Como si de un arca de Noé se tratara, la nave en la que parten los personajes de la novela está dividida en dos enormes anillos que giran alrededor de una estructura vertical, lo que permite que haya una gravedad normal en el interior. Estos anillos, a su vez, cuentan con varios «biomas», que vienen a ser zonas con climas diferenciados para albergar la mayor cantidad posible de tipos de cultivos, animales y seres humanos. A su vez, la nave es autosuficiente, cualidad indispensable para pasar tanto tiempo en el espacio y todos sus habitantes siempre estarán abastecidos de comida y oxígeno gracias a la inteligencia artificial de la nave, que lleva a cabo controles exhaustivos del ecosistema de cada bioma.

Nave generacional Boing Boing

El autor explica la ciencia que hay tras la novela en Boing Boing.


 

Un viaje lleno de peligros

La primera parte de la novela está protagonizada por Badim y Devi. Él se dedica a la seguridad y ella es una de las principales encargadas de ingeniería y recorre los biomas para comprobar que todo funciona correctamente. La hija de ambos se llama Freya y, en su adolescencia, comenzará un viaje por la nave que dará el pistoletazo de salida para muchos acontecimientos de la novela. Además, la nave lleva más de cien años en el espacio y empiezan a surgir todo tipo de problemas, tanto entre la población como en los sistemas de la nave, problemas que pondrán a prueba a los personajes y a sus habilidades, tanto técnicas como sociales. A los personajes protagonistas, claro, y en gran medida a Freya, porque si hay algo poco destacable en la novela son los personajes. Robinson (no sé si de manera deliberada o no) no consigue que sintamos empatía alguna por el resto de habitantes de la nave generacional, que pasan a convertirse en meras cifras para el conteo de recursos de la inteligencia artificial.

Y aquí es donde la novela se vuelve un poco pantanosa para quienes no estén tan acostumbrados a leer ciencia ficción. Robinson no se corta ni un pelo a la hora de dar todo tipo de detalles sobre la estructura de los biomas de la nave, los procesos de reciclado de toda la materia, cada particularidad sociológica que genera el hecho de contar con una población tan variada, trayectorias orbitales y, para redondear, cómo choca todo esto con el raciocinio de la inteligencia artificial que controla la nave. Esta IA llega a convertirse en uno de los narradores de la historia y firma algunos de los momentos más hilarantes de la novela (y menos mal que también hay algo de espacio para el humor). Esta profundidad de temas técnicos no plantearía demasiados problemas si estuviera equilibrada con la trama y los personajes, pero precisamente los personajes y su desarrollo están entre los puntos más flacos del libro y habrá lectores que pierdan el interés.

Aurora - Portada

Portada española de «Aurora».


 

Llegando a casa

Estemos de acuerdo o no con la opinión de Robinson sobre el tema que trata, me ha encantado el tono de la parte final de la novela y también su desarrollo. Aunque si tengo que poner un gran pero al libro, lo pondría en ese final, que me ha parecido que deja demasiado en el aire algunos temas que podrían haberse ahorrado terminando la historia un poco antes. En mi opinión, esto hace que la novela no termine de una manera satisfactoria. Aun así y con sus particularidades, Aurora es un libro muy recomendado para los aficionados a la ciencia ficción que busquen una novela interesante sobre colonización espacial, sus retos y dificultades, tanto técnicas como sociales. Tiene una trama que va a más, se desarrolla satisfactoriamente y cuenta con los elementos clave que un aficionado a la ciencia ficción espera de un autor de la talla de Robinson.

Aunque seáis de los que no disfrutasteis demasiado con 2312, recomendaría que echéis un vistazo a Aurora. En su nueva novela el autor de Illinois también aborda el tema de la colonización espacial, pero la trama está mucho mejor integrada. Sigue fallando un poco el retrato de los personajes, pero los acontecimientos que tienen lugar en la nave, la colonización y el último tramo de la narración la vuelven muy superior. No me gustaría terminar sin hacer mención de la genial edición que se ha marcado Minotauro para la novela, con una encuadernación en rústica que respeta hasta las últimas consecuencias la genial portada de la edición original y con una traducción más que correcta de Miguel Antón, que tiene en su haber autores de la talla de Philip K. Dick o John Scalzi.

Sinopsis

Aurora

Una nave preparada para contener a varias generaciones de tripulantes viaja fuera del sistema solar por primera vez en la historia de la humanidad. Su destino es un planeta en el sistema Tau Ceti, a doce años luz, llamado Aurora en honor de la diosa romana del amanecer. Pero ¿será realmente este viaje un nuevo comienzo para la humanidad o nuestro fin?

Inicia sesión y deja un comentario

2 Responses to “Aurora, los problemas de pasear por las estrellas”

  1. B3nk3n dice:

    ¿Este libro tiene algo que ver con la serie Acension o la serie con el libro?

    Un saludo!