Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

El cielo roto, el infierno es un tajo en el cielo

El cielo roto - Destacada

Demonios, vísceras, magia y un mundo apasionante en lo nuevo de Campbell y Cotrina.

Imaginaos que un buen día estáis en un atasco. De por sí ya fastidia, pero de pronto empieza a hacer frío, tanto que empieza a salir escarcha en tu parabrisas. Miras al cielo y ves una brecha, una herida abierta que supura terror. Los demonios han llegado a nuestro mundo y lo devoran todo. El cielo roto es la nueva novela corta escrita a cuatro manos por Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina, autores de El fin de los sueños y El día del dragón. A este libro de unas 18.000 palabras, es decir, unas 50 páginas más o menos, le sigue El dios en las alturas, una segunda parte en la que cambiamos de protagonista y que repite formato. Con estas dos obras se inicia una serie de novelas que formarán una pentalogía, si no recuerdo mal.

En cualquier caso, El cielo roto es una obra difícil de clasificar, pues aúna un prólogo apocalíptico con una trama de fantasía… ¿también apocalíptica? A lo Mad Max, aunque esta vez Max se llama Adra y no lleva coche sino que le acompaña un perro llamado Winston. Tras el prólogo, nos sumergimos en un mundo plagado por demonios, monstruos de pesadilla, magia, facciones que se machacan entre ellas, apestados y demás imágenes grotescas salidas de una pintura de El Bosco.

Cotrina y Campbell - Celsius 2016

Los autores nos enviaron sendos saludos a su paso por el Celsius de 2016.


Campbell y Cotrina van introduciendo pequeños detalles que siembran un mundo profundísimo y oscuro, que se nota que han construido con tiempo y mimo. Sin recurrir al infodump —y esto es algo que aprecio muchísimo, pues es bastante complicado—, nos introducen a un mundo vastísimo. En un par de páginas, el lector ya está situado en el escenario sin problemas. No puedo dejar de encontrar fantásticas similitudes con otras obras que no hacen sino enriquecer mi lectura, por ejemplo esa brecha interdimensional tan de Doctor Extraño por la que se cuelan los demonios de otro plano al nuestro, o un poco de Barker por esa brutalidad, o una pizca del Sandman de Gaiman… Y si os gustan los videojuegos, también hay un poco de Dark Souls. Y podríamos seguir y seguir.

Cabe mencionar que Adra me ha supuesto un pequeño problema, pues empieza siendo una mujer dura y que parece muy peligrosa (parece siempre a punto de estallar de rabia por algo), pero hay ocasiones en que se horroriza de ver una pila de cadáveres, aunque poco antes haya estado toqueteando e interrogando a uno sin problemas. Será una tontería, pero me ha sacado de la lectura un par de veces. Creo justo mencionar también que he notado ligeros cambios de estilo y narrativa entre capítulos. Por ejemplo, el prólogo es de un lirismo alucinante y está escrito con una delicadeza y una brutalidad sorprendentes, pero luego esa cualidad va oscilando un poco a lo largo del libro. Supongo que es una de las cruces de escribir a cuatro manos. También os digo que es algo que apenas se nota y que yo puedo ser un poco tiquismiquis, así que no lo tengáis demasiado en cuenta.

El dios en las alturas - Portada

Las portadas de la serie son obra de Libertad Delgado.


Al final del texto, la trama de El cielo roto cierra un arco, pero ni de lejos concluye la historia. En El dios de las alturas, aunque cambiamos de protagonista e iniciamos un nuevo arco, este está sumergido de lleno en la trama principal de la anterior obra. Esto suena a «otro libro de fantasía que no termina», pero entre ambas apenas suman 150 páginas. Además, el concepto de folletín, de historia por entregas, hace que esta grotesca saga cobre más interés.

Hay que reconocer que la obra, antes incluso de saber sus autores, ya me había entrado por los ojos, y es que las cubiertas de Libertad Delgado son alucinantes. En definitiva, una obra recomendadísima, cuya primera y segunda parte están en el panteón de mis mejores lecturas de este recién comenzado año. Esperamos que la tercera parte no se demore mucho, así que comprad el libro, que está tirado de precio, a ver si así azuzamos las plumas de Cotrina y Campbell. Escribid, malditos humanos, ¡escribid!

Sinopsis

El cielo roto

¡Bienvenidos al apocalipsis! Ha pasado mucho tiempo desde que los leviatanes irrumpieron en el planeta y lo cambiaron todo. La humanidad ha sido diezmada y la Tierra ahora es un erial, un infierno donde la vida no vale nada y la muerte no es lo peor que puede pasarte. Adrastea (Adra para amigos y enemigos) recorre ese mundo desquiciado en busca de monstruos a los que dar caza. Así es como sobrevive. Así consigue dinero para los hechizos de su lanzaensalmos y para pagar su habitación en Testamento, uno de los pocos bastiones que todavía ofrecen protección a lo que queda de la raza humana.

A Adra no le gusta mucho la gente, prefiere a su galgo, Winston. Un encuentro inesperado durante un día de caza los conducirá a ambos hasta las puertas de un antiguo búnker. Allí, bajo tierra, están sucediendo cosas terribles. Y por culpa de su galgo, a Adra no le va a quedar más remedio que descubrir de qué se trata.

Inicia sesión y deja un comentario