Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Espejismo, de Hugh Howey

espejismo_destacada

Las aventuras y el descubrimiento de un futuro apocalíptico son los ejes de este primer libro de una trilogía.

En algún momento indeterminado del futuro, la atmósfera del planeta se volvió irrespirable y corrosiva. Por algún motivo indeterminado, existe un silo en el que los hombres y las mujeres sobreviven sin apenas contacto con el venenoso exterior, salvo por los sensores que les muestran la desolación que los rodea. En el silo, los condenados a muerte salen a limpiar esos sensores, embutidos en unos trajes que solo pueden protegerlos durante un tiempo indeterminado, aunque breve, y sus cadáveres quedan a la vista de todos como recordatorio y advertencia. Pero obedeciendo a unas razones indeterminadas, el silo debe enfrentarse a un levantamiento cada vez que el número suficiente de ciudadanos se decide a desafiar el orden establecido.

Ya os habréis dado cuenta de que la palabra clave aquí es «indeterminado». No porque Hugh Howey, autor de este libro compuesto de cinco novelas cortas, no tenga claro lo que está sucediendo en el futuro apocalíptico que nos narra, sino porque el lector empieza prácticamente a ciegas, como todos los habitantes del silo. Y uno de los puntos más fuertes de Espejismo es ir descubriendo lo que ocurre de verdad, tanto en el silo como en el mundo en general, a medida que lo averiguan o lo intuyen los protagonistas. Si sumamos a la intriga unos personajes carismáticos, una narrativa que no se resiste a poner patas arriba el orden que lleva medio libro estableciendo y unas aventuras extremas que a veces parecen sacadas del Neal Stephenson más desbocado, no es raro que Espejismo se haya convertido en el bombazo más reciente de la ciencia ficción.

Portada original de Wool
Porque sobre todo, nos encontramos ante una novela de aventuras. Su protagonista, Juliette —no os dejéis engañar por la primera parte, que podéis descargar gratis—, se ve envuelta en una trama de conspiraciones que llevan gestándose durante al menos toda una generación, y cuyo descubrimiento acapara el argumento de la novela. Howey alterna las rencillas políticas entre los distintos sectores del silo (Mecánica, Suministros o la todopoderosa Informática) con unas escenas de acción trepidantes y un desarrollo de los personajes efectivo pero bastante simplista, aunque sospecho que la simplicidad es voluntaria, no vaya a ser que nos enrollemos con los matices y se retrase demasiado la próxima escena cañera. Puestos a poner peros, es muy probable que este sea el mayor de todos: que los motivos de los personajes no acaban de quedar coherentes en muchos casos, entre los que destaca el hecho (crucial en la trama) de que los condenados siempre, siempre, hayan limpiado los sensores exteriores del silo en vez de alejarse tranquilamente a esperar la muerte.

Espejismo es una novela que se lee rápido pese a sus 550 páginas, que deja con ganas de más y que atrapa la atención y no la suelta. Repleto de ideas resultonas además de buenas, como algunas técnicas de ingeniería social, la política rendida a la pura supervivencia de la especie o la táctica militar dentro de lo que básicamente es un edificio gigante sin ascensor, el libro de Hugh Howey dejará satisfechos a quienes busquen una novela de ciencia ficción y aventuras bien compuesta y divertida.

Sinopsis

Espejismo

En el futuro la Tierra es un planeta devastado en el que el aire se ha vuelto tóxico. Rodeados por este paisaje desolado, algunos seres humanos sobreviven en un silo subterráneo. Allí, hombres y mujeres viven en una sociedad regulada por estrictas leyes que han sido creadas para protegerlos. El sheriff Holston, quien no ha vacilado en defender las reglas del silo durante años, de repente rompe el mayor de todos los tabúes: pide salir al exterior. Su fatídica decisión desencadenará una serie de drásticos acontecimientos que llevará al resto de habitantes del silo a enfrentarse a algo que sólo se conoce por las historias y cuyo nombre ni siquiera se atreven a susurrar.

Inicia sesión y deja un comentario