Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

La Puerta, primer tercio de una fantasía épica en dos partes

La Puerta - Reseña - Destacada

Reseñamos la primera parte de la bilogía «Los Señores de los Siete Tronos».

En un mundo fantástico poblado por orcos, enanos, elfos y humanos, ¿adivináis con qué especie la han tomado los dioses? Exacto. Por lo visto, los siete seres extraplanares a los que se adora en el mundo llevan ya un tiempo sin responder a las plegarias de sus sacerdotes humanos, que temen que se repita un asalto en toda regla como el que ya tuvo lugar en un pasado remoto y que a punto estuvo de erradicar la especie por completo. Así que el mago Dorkan y el clérigo Tihél deciden que lo ideal, lo ideal de la muerte, es que el primero vaya a hablarlo con ellos. Aunque para poder hacerlo, claro, sea necesario abrir un portal hacia su dimensión.

Señores de los Siete Tronos - Cronología

Cronología de las Tierras Conocidas (clic para ampliar).


La puerta es una novela de fantasía épica pura y dura. Tiene toques oscuros, tiene matices en las convenciones y se puede llegar a intuir un tema recurrente —la longevidad extrema y sus efectos en la psique—, pero lo que tenemos entre manos es la historia de una guerra mundial anunciada en un continente poblado por magos, reyes y bestias mitológicas. Como ejemplo de esos matices, los elfos no son inmortales sino que envejecen muy poco a poco, y en consecuencia forman una rígida gerontocracia gobernada por seres amargados, por viejos que saben que vivirán mucho más pero nunca recobrarán el vigor perdido. Los orcos no son una horda descerebrada del todo y hasta tienen facciones con filosofías distintas. Los enanos, aunque a grandes rasgos cumplen el estereotipo, no son tan huraños como cabría esperar. Los propios dioses parecen representar características psicológicas del plano principal de la existencia porque hace eones —de nuevo la longevidad extrema— fueron hombres, elfos, enanos y orcos. Pero todo ello está mostrado con cuatro pinceladas y absolutamente supeditado a la trama, que consiste en poner a dos dimensiones enteras contra los humanos, amenazarlos de extinción y, si me preguntáis a mí, dejar planteado un El Álamo a gran escala ambientado en un universo fantástico, que es lo que veremos en el segundo libro.

Carlos González Sosa - Sinopsis

El autor en la librería Sinopsis de Las Palmas de Gran Canaria.


Carlos González Sosa narra su historia con una prosa rápida y más que correcta, y mantiene un ritmo potente durante prácticamente toda la novela. Hay un volcado de información considerable al principio, mientras Dorkan y Tihél discuten cómo impedir una hecatombe que el lector avispado ya habrá comprendido que van a provocar precisamente ellos. Pero luego la información adicional que recibimos sobre el mundo es la justa, y tras ese primer bloque la narración avanza sin grandes parones. Quizá por eso, para no empezar el libro con lo que en esencia es un info-dump de 50 páginas, tenemos al principio una escena de persecución muy resultona, con huida desesperada, enemigo imbatible y decisiones duras pero que en realidad tiene lugar con la trama más avanzada, después de que Dorkan haya condenado al mundo a una guerra a gran escala.

Y el tono que encontraremos durante la mayor parte del libro es el de esa primera persecución, un poco oscuro y sin muchas contemplaciones al estilo de Abercrombie o Martin, pero sin pasarse tampoco, con agente sobrenatural en la mayoría de las desgracias e incluyendo motivos pertenecientes a la fantasía más clásica, de los que os quedáis sin ejemplos porque no quiero reventaros un par de cosas que ocurren. Vamos, que la novela es perfectamente adecuada para un público joven.

Señores de los Siete Tronos - Mapa
La cosa es que mientras leía la novela había olvidado que era la primera de dos. No tenía muy claro si «Los Señores de los Siete Tronos» era una trilogía o una heptalogía, como quizá indicara el siete del título. En el primer caso, habría tiempo para explorar un poco más el mundo y el plano de los dioses mientras se resolvía el megaconflicto principal. En el segundo, quizá la trama daría más vueltas que las esperadas, quizá el autor mantendría la tónica de ir retirando algunos personajes y cambiar de punto de vista. Pero al terminar el libro y caer en que la serie se compone solo de dos —el segundo se titula El Holocausto y no debería tardar mucho en salir—, no me encajó, o más bien me encajó demasiado: este primer libro es el planteamiento, y para el segundo quedan el nudo y el desenlace de la historia. Es más, tengo la sensación de que dejaría mucho mejor sabor de boca si los dos libros se hubieran publicado en un solo volumen, como me da en la nariz que se escribieron inicialmente. Pero los designios editoriales son como los de los Siete Señores, inefables, y habrá que esperar al segundo tomo para ver si acierto. O también puede ser simplemente que me ha dejado con ganas de leer la continuación, claro.

De todos modos, si buscáis un ejemplar de ese extraño espécimen que es la fantasía épica española, y ya puestos que sea una novela ágil, bien escrita y cuyas continuaciones no vayan a tenernos en ascuas durante años, La Puerta es vuestro libro.

Sinopsis

La puerta

Más allá de las montañas, en un mundo poblado por orcos, elfos, enanos y humanos, y guardado por los Siete Dioses, vive Dorken, un hechicero, con su familia. Sin embargo, su plácida vida está a punto de verse alterada por acontecimientos que escapan a su control: los dioses ya no responden a los rezos de los humanos. No es la primera vez que las deidades ignoran a los Oradores: así fue como empezó la aniquilación de la raza humana aquella última vez.

Tras leer un viejo manuscrito, Dorken decide que la única forma de salvarse y salvar a los suyos es abrir la puerta al otro mundo y pedir clemencia a los dioses. Lo que no imagina es que al abrir esa puerta estará, inadvertidamente, provocando el principio del fin… La guerra no ha hecho más que comenzar.

Inicia sesión y deja un comentario

One Response to “La Puerta, primer tercio de una fantasía épica en dos partes”