Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Los gigantes dormidos, expedientes, informes y un robot gigante

Los gigantes dormidos - Reseña - Destacada

La primera novela de Sylvain Neuvel es un relato interesante para los aficionados a los robots gigantes.

Se suele decir que hay cosas de nuestra infancia, acontecimientos clave que marcan nuestro devenir en la vida. Una película, un libro o una persona que nos inspira y tomamos como modelo para llegar a conseguir algún objetivo, para encauzar nuestros estudios o simplemente para adoptar una filosofía de vida. Pero ¿qué pasa cuando ese elemento que marca nuestra existencia es un accidente muy peculiar? Rose Franklin, la protagonista de Los gigantes dormidos, cae en un hueco mientras da un paseo con su bicicleta. Queda inconsciente y, cuando despierta, los bomberos le enseñan una foto en la que se ve tumbada sobre una gigantesca mano metálica y rodeada de un resplandor turquesa.

Vayamos por partes

Sleeping Giants - Portada
Así comienza Los gigantes dormidos, la primera novela del canadiense Sylvain Neuvel, cuyo primer capítulo podéis leer aquí mismo. La de Neuvel no es una historia desconocida para el género: se autopublicó la novela y le otorgaron un premio a mejor novela independiente de 2015, lo que hizo que se la comprara un grupo editorial y que Sony comprara los derechos cinematográficos para rodar una película basada en ella. Pero sigamos con la historia de Rose. Rose Franklin crece y se licencia en física y, aunque pueda parecer lo contrario, no fue aquella extraña mano la que la inspiró para dedicarse a las ciencias. Han pasado diecisiete años y, después de que se desmilitarizara la investigación de la misteriosa mano, la Universidad de Chicago (donde trabaja la científica) recibe el encargo de continuar con ella. Las conclusiones de la investigación parecen claras: la mano no se ha podido construir en la Tierra. Y poco después encuentran otra parte similar en Turquía.

Los gigantes dormidos tiene un estilo particular: la narración se desarrolla mediante entrevistas a los protagonistas e informes de los registros del ejército. Esto tiene sus cosas buenas y cosas malas: las buenas son que el Neuvel consigue ir al grano con la historia y la novela tiene un ritmo endiablado. Las entrevistas funcionan muy bien, los personajes son carismáticos y, cuando quiere salirse del cuadro de la investigación y contar algo que tiene lugar en otro lugar del mundo, utiliza los informes del ejército para describir los acontecimientos. Lo malo es que esta elección estilística del autor no marca realmente la diferencia más allá del ritmo de la novela, y sí que tiene un impacto negativo al poner una barrera delante del lector, ya que al no narrarse los acontecimientos de manera directa el libro pierde un poco de fuerza.

Sylvain Neuvel
Uno de los grandes logros de Los gigantes dormidos es que trata de manera muy adulta y coherente el conflicto de la novela y todas sus ramificaciones políticas. Las principales potencias de la Tierra participan en la trama y reaccionan ante el gran descubrimiento que tiene lugar, lo que se convierte en una de las bases de la narración. Aquellos lectores que gusten de los devenires militaristas puede que tampoco queden demasiado satisfechos. Eso sí, como comentábamos, también hay que destacar la caracterización de los personajes y sus relaciones, otro de los grandes logros del libro. Neuvel consigue crear un grupo protagonista muy convincente y con buena química, al que vamos conociendo a través de las entrevistas. A medida que avanzan los acontecimientos, la ciencia ficción va llenando cada vez más el relato y hay que reconocer que la novela termina por todo lo alto.

Si nos olvidamos de los problemas, la novela brilla con luz propia. Hay una trama de ciencia ficción militarista y de investigación, hay lingüistas que son protagonistas, hay robots gigantes y también más de una sorpresa que se irá desentrañando a lo largo de las casi cuatrocientas páginas del libro. Neuvel no juega demasiado con los misterios: va al grano y no tarda mucho en dar a los lectores las respuestas que buscan para seguir desarrollando la trama y centrarse en las consecuencias de los acontecimientos. Eso sí, «Los archivos de Themis» es una trilogía, así que habrá que ver las sorpresas que se ha guardado el canadiense para las siguientes entregas.

Sinopsis

Los gigantes dormidos

El día de su undécimo cumpleaños Rose Franklin sale a pasear con la bicicleta que acaba de estrenar. Cuando está a punto de regresar, observa un extraño resplandor que provoca que deje la bicicleta y se adentre en el bosque. De pronto, el suelo se abre bajo sus pies y pierde los sentidos. Cuando despierta, descubre que se halla en un gran hoyo cuadrangular, cuyas paredes están formadas por paneles en los que figuran unos intrincados bajorrelieves. Cuando los bomberos acuden a rescatarla, lo que ven es a una niña tendida sobre una mano de gigantescas proporciones. ¿De dónde proviene esta gigantesca mano de aspecto metálico? ¿De qué está compuesta?

Inicia sesión y deja un comentario