Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Los relatos de los Premios Nebula 2015

Reseña relatos Nebula 2015 - Destacada

Así son los seis cuentos finalistas, disponibles gratuitamente para su lectura en inglés.

Si nos seguís habitualmente o estáis al tanto de los premios anuales de literatura de género, seguro que sabréis que el pasado domingo se fallaron los premios Nebula, otorgados por la Science Fiction & Fantasy Writers of America y unos de los más prestigiosos del género. Igual que hicimos el año pasado, vamos a ver qué tal están los candidatos de este año, que ya sabemos que el de los relatos cortos puede ser un buen caldo de cultivo para futuros novelistas o para algunas ideas interesantes con visos a expandirse. Y también para disfrutar de historias que se leen en una tarde, te dan un golpetazo en el pecho y salen corriendo hasta más ver, mientras tú te quedas tocado durante un buen tiempo.

En esta ocasión solo conocía el trabajo de Alyssa Wong gracias a su candidatura del año pasado, pero leer los relatos ha hecho que me interese mucho por Amal El-Mohtar y por David D. Levine, autores que espero seguir leyendo en un futuro próximo, ya sea en formato corto o con sus primeras novelas. De hecho, Levine publica en julio Arabella of Mars, una novela de ciencia ficción con una premisa muy interesante en la que la humanidad coloniza Marte durante el siglo XVII. Es difícil hablar de los relatos sin destripar su contenido en mayor o menor medida, pero vamos a intentar dar nuestras impresiones siendo lo más escuetos posible.

Los relatos cortos de los Nebula 2015

Clarkesworld Enero 2015 - Portada

Portada de la Clarkesworld de enero de 2015.


Reconozco que tengo serios problemas con los narradores que se distancian sentimentalmente de los acontecimientos de la trama, y me he dado cuenta de que es una característica común en los dos relatos que menos me han gustado de los seis candidatos. El primero de ellos, Today I am Paul de Martin L. Shoemaker, trata sobre una rica enferma de Alzheimer que tiene un androide personal que se hace pasar por sus parientes cuando estos no pueden estar ahí para ella. A través del androide y de lo que sabe sobre sus familiares, se habla sobre la vida de las personas de su familia, sobre su relación con ella y sobre cómo esta se ha visto afectada por la enfermedad. No es un relato que se regocije en la crudeza de la enfermedad, aunque tenga algunas escenas duras, sino que más bien explora los cambios de personalidad del androide y la relación que tiene la gente a la que suplanta con la enferma. La idea es original y me ha gustado mucho el final porque cambia un poco la dinámica de la historia, eso sí.

El otro relato de este palo es Cat Pictures Please de Naomi Kritzer. Se trata de la típica historia de una IA que toma consciencia propia —de hecho, hace referencia a otras obras de la cultura popular que tienen esta premisa—, pero en esta ocasión la IA (que podría ser Google perfectamente) no se rebela contra los humanos, sino que solo quiere fotos de gatitos. Es un relato divertido que toca temas como la identidad online y la naturaleza humana, pero no me ha parecido una idea muy original y, como comentaba, cuenta con un narrador que creo que se convierte en un lastre para una historia de estas características.

Damage - Ilustración

Ilustración para Damage de David D. Levine.


Después de estos dos relatos de ciencia ficción seguimos con otro que tiene como premisa una droga capaz de hacer que sus consumidores compartan alucinaciones. En mi opinión, a partir de este relato el listón empieza a ponerse muy alto. When Your Child Strays from God de Sam J. Miller está narrado por una madre y esposa del pastor de una iglesia que se droga con esta sustancia a la que su hijo es adicto para ayudarle, pero la cosa no termina como esperaríamos. Al tener como premisa una droga alucinógena, es un relato con unas imágenes muy surrealistas (¡dinosaurios!), muy bien narrado y que deja un regusto amargo, como deberían hacer todos los buenos relatos.

Con Damage de David D. Levine volvemos a la ciencia ficción más dura y militarista pero, de nuevo, desde el punto de vista de un narrador muy interesante. Damage tiene lugar en un futuro en el que el Sistema Solar ha sido colonizado y está dividido en varias facciones que utilizan naves con inteligencia artificial para combatir en la guerra. La narradora del relato es una de estas naves, gracias a la que descubrimos que las fuerzan a sentir dolor y enamorarse de sus pilotos para que sean más eficientes en las escaramuzas aéreas. Además de tener alguna que otra escena de acción emocionante, el relato no se queda en lo superficial y consigue al mismo tiempo emocionarnos y hacer que deseemos conocer un poco más sobre el universo que consigue crear el autor con muy pocas palabras. Uno de los más destacados entre los candidatos, sin duda.

Madeleine - Ilustración

Ilustración para Madeleine de Amal El-Mohtar.


Los dos relatos que quedan me han parecido los mejores entre los finalistas de este año y, aunque hoy haya decidido que Madeleine me parece un poco inferior que Hungry Daughters of Starving Mothers, quizá mañana mi opinión sería la contraria. Madeleine de Amal El-Mohtar nos presenta a una protagonista que empieza a recordar y experimentar cosas que juraría que nunca han formado parte de su vida. Hablar mucho sobre la trama quizá sea destripar demasiado, así que nos limitaremos a decir que lo onírico del relato no se queda solo en lo temático, sino que el estilo y la dicción van un poco más allá para presentar esos mundos que recuerda la protagonista y también una extraña figura que se convertirá en el mayor misterio y la resolución de la historia.

Y Hungry Daughters of Starving Mothers de Alyssa Wong también es un relato con un estilo muy marcado y un lenguaje característico, pero utilizado de una manera diferente. Como ocurría en su relato candidato del año pasado The Fisher Queen, el punto fuerte de Wong es el lenguaje, con el que consigue incomodar casi tanto como con las historias que narra. En esta ocasión, la trama trata sobre unas extrañas criaturas de apariencia humana que se alimentan de los pensamientos de las personas y pueden llegar hasta a adoptar su físico. Un relato que al mismo tiempo también habla de relaciones familiares y de tradición, y las pone en tela de juicio. De lo mejorcito que leeréis en mucho tiempo, si os atrevéis a echarle un vistazo.

Hungry Daughters of Starving Mothers - Ilustración

Ilustración de Plunderpuss para Hungry Daughters of Starving Mothers.


Me costaría mucho elegir si me hubiera tocado ser jurado de los premios. Madeleine me ha parecido una historia narrada de una manera magistral a pesar de lo onírico de su planteamiento, mientras que Hungry Daughters of Starving Mothers reimagina, mezcla y expande algunos de mi mitos preferidos con la prosa cruda y apabullante característica de la autora. Lo que está claro es que tanto El-Mohtar como Wong tienen por delante un futuro brillante en esto de las letras, y ojo con esta última, que su relato está nominado nada menos que al premio Locus, al Shirley Jackson, al Bram Stoker y ella al premio John W. Campbell. Ahí es nada.

Igual que ocurría el año pasado, los relatos se pueden leer en inglés gratuitamente en los enlaces que os hemos ido dejando arriba. Nosotros os recomendamos encarecidamente estos dos últimos, pero no os arrepentiréis de leer ninguno de ellos. Eso seguro. ¿Veremos alguno traducido al castellano en un futuro?

Inicia sesión y deja un comentario

One Response to “Los relatos de los Premios Nebula 2015”

  1. […] ya hemos hecho en años anteriores, vamos a dar un breve repaso a los relatos cortos que aspiran a llevarse los premios Nebula de este […]