Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Mr Mercedes, King a vueltas con el Asesino sobre Ruedas

Mr Mercedes - Reseña - Destacada

Una novela menor del (siempre disfrutable) autor de Maine, aunque con momentos brillantes.

El protagonista de la última novela del Rey del Terror, cada vez más «el Rey del Melodrama Algo Macabro», es un policía retirado (Hodges) que vive preguntándose si quizá no debería volarse la tapa de los sesos un día cualquiera, porque ¿qué sentido tiene la vida si no puedes meter a tipos malos entre rejas? El clásico policía atormentado, que ha tenido una vida no en exceso complicada, una vida que desapareció por completo el momento en el que entregó su placa. Pero Mr Mercedes está dispuesto a salvarle del abismo. Porque «cuando miras al abismo, el abismo también te mira a ti», que diría Nietzsche, el Nietzsche que cita King en Misery y que recupera en esta novela, poniendo la cita en boca del asesino, nada menos.

Un asesino cuya identidad conocemos en el segundo capítulo, porque aunque Mr. Mercedes se venda como la primera novela negra del Rey del Terror (Melodramático), no es más que otra novela del último Stephen King. Para lo bueno (los personajes siguen resultando, por momentos, tan fascinantes como lo han sido siempre) y para lo malo (no esperéis ni una sola sorpresa, ya no).

Christine - Fotograma

Escena de la adaptación de Christine.


Pero no seamos crueles. Una novela de King es siempre disfrutable. Porque, inevitablemente, no puedes dejar de leerla, ni siquiera cuando trata un tema que ya ha tratado antes y que ha sido objeto de uno de sus clásicos, Christine. Uno de los clásicos de la Edad Dorada del de Maine, que esta vez no se ceba con el coche y arrincona el elemento fantástico, centrándose en la mente enferma que hay tras el conductor. Supongo que King sigue dándole vueltas a lo que le pasó en aquella carretera, cuando volvía a casa caminando. El camionero que se lo llevó por delante y estuvo a punto de acabar con él y todas sus historias. Podría decirse que lo más fascinante de Mr Mercedes, además del punto de vista —que hace que el lector se tope con el asesino en menos de cinco páginas, convirtiendo la novela en una especie de carrera contrarreloj, muy al estilo de las novelas que King firmó como Richard Bachman—, son precisamente sus reflexiones al respecto y el aire ballardiano que adopta por momentos la novela.

También hay algo de Crash en la manera en que el asesino describe lo que siente cuando atropella a sus víctimas. Pero no es solo eso. También resulta curiosa la manera en que el asesino se comunica con el protagonista: al principio por carta, luego por chat.

Mr Mercedes - Portada original
King se ha vuelto un experto en rememorar su pasado literario (o algunos de los mejores pedazos del mismo) en cada nueva historia que firma. Así, sus lectores podrán encontrar guiños a algunos de sus clásicos aquí y allá. Especialmente a ChristineBuick 8: Un coche perverso, sus otras dos novelas sobre el asunto de los asesinos sobre ruedas. Solo que en aquellas dos el asesino no era humano. Y esta es la principal diferencia entre el King del pasado y el King del presente, entre el Rey del Terror y el Rey del Melodrama. Que el accidente (casi mortal) que tuvo extirpó, en cierto sentido, el elemento fantástico terrorífico de su imaginación y en su lugar hizo crecer una variable humana. Perversamente humana. Es cierto que siempre había estado ahí (estuvo ahí en Misery, sin ir más lejos) pero, de un tiempo a esta parte, se ha acentuado.

En cualquier caso, lo más interesante de la historia es, sin duda, el punto de vista, que coloca al lector en una posición privilegiada respecto al Bueno de la Historia (Hodges), que no tiene ni idea de que el asesino está más cerca de lo que cree (y es un tipo de total confianza, porque su profesión es una profesión que implica el trato diario con niños y padres del barrio) ni de que todo lo que cree saber no tiene nada de cierto. Por ejemplo, Hodges trata de deducir la edad del malo a partir de cómo escribe y se equivoca por completo.

Stephen King y Christine

Aquí King en su Edad Dorada, con Christine.


¿La recomendamos? ¡Por supuesto! Lo hemos dicho al principio. Una novela de King es siempre disfrutable. Aunque sea una novela menor, como esta, que no puede disfrutarse en el sentido en que se disfrutaban las primeras. Fans del Rey del Terror, ya sabéis a lo que me refiero. Pero su espíritu sigue ahí, en alguna parte. Intacto. Y brilla por momentos.

Aunque solo por momentos. Y es una auténtica pena.

Sinopsis

Mr Mercedes

Justo antes del amanecer, en una decadente ciudad americana, cientos de parados esperan la apertura de la oficina de empleo para reclamar uno de los mil puestos de trabajo que se han anunciado. Han hecho cola durante toda la noche. Invisible hasta que lo ven encima de ellos, un Mercedes surge de la fría niebla de la madrugada. Su conductor atropella y aplasta a los que encuentra a su alcance. Después da marcha atrás y vuelve a arremeter contra ellos. El asesino huye dejando atrás ocho muertos y quince heridos. Meses después, un policía jubilado, Bill Hodges, sigue obsesionado con el caso cuando recibe la carta de un anónimo que se declara culpable de la masacre.

Inicia sesión y deja un comentario

One Response to “Mr Mercedes, King a vueltas con el Asesino sobre Ruedas”

  1. […] el segundo volumen de la «Trilogía de Bill Hodges» (el tercero saldrá en octubre y el primero lo reseñamos por aquí). Y terminamos nuestro repaso a las reediciones del mes con dos pequeñas joyitas que […]