Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Planos del otro mundo, brillante fantasmagoría pynchoniana

Planos del otro mundo - Destacada

Cesiones de la experiencia, muertes repetidas y platos sucios en una sorprendente distopía.

En el futuro, uno podrá poner el piloto automático y dejar que sea otro quien viva su vida por él. El problema es que ese otro estará viviendo un montón de vidas más por él. Porque será una especie de master, el master de una partida de rol con múltiples jugadores. El master, o como se le llamará en ese futuro, DJ, podrá jugar a mezclar a sus jugadores, que en realidad son meros personajes de un Sims gigantesco, un Sims mundial. Así, no tendrás que volver a preocuparte por tus ocurrencias: ligarás de todas formas. Te verás saliendo con chicas, y chicos, y triunfando en la cama sin que hayas tenido que mover un dedo. Será alguien el que los moverá todos por ti.

Pero ¿qué ocurrirá cuando ese alguien desaparezca? ¿Y si un buen día le da un soponcio mientras devora su comida china a domicilio y todos sus personajes se quedan sin cerebro? Pues que, a menos que estés cerca de alguien cuando eso ocurra, vas a morirte de hambre, o algo peor.

Blueprints of the Afterlife - Portada

Portada original de la novela.


He aquí una de las muchas y muy interesantes subtramas de Planos del otro mundo (Pálido Fuego), la sorprendente distopía pynchoniana de Ryan Boudinot, un tipo de Seattle del que nada sabíamos hasta ahora, pero del que esperemos poder hablar mucho y durante mucho tiempo. Porque lo más probable es que no se haya escrito nada tan valiente y marciano desde el Vurt de Jeff Noon. La cosa arranca con un lavaplatos llamado Woo-Jin que tiene una hermana obesisísima, que vive en una caravana y que es una especie de cultivo de un montón de cosas para una empresa ligada a algo mal relacionado con la salud de la gente, que depende de que a la hermana se la despoje de pedazos de su cuerpo sobrantes. Un buen día, Woo-Jin ve a una chica muerta en un vertedero, al que ha ido a esconderse para devorar una hamburguesa porque teme que, si llega a casa con ella, su hermana quiera quedársela.

Es ver a la chica muerta y la vida de Woo-Jin se complica. ¿Por qué? Porque empiezan a pasarle cosas extrañísimas. Para empezar, alguien se lleva en helicóptero la caravana en la que vive con su hermana, con su hermana dentro, y luego se topa con una nevera, un espejo y un montón de peluches en mitad del desierto, y luego vuelve a ver a la chica muerta. Es la misma chica muerta, y está otra vez muerta. La chica muere hasta tres veces. Y una de las veces se levanta y pregunta qué demonios está pasando. Y sí, ¿qué demonios está pasando? Que en el mundo según Boudinot, podemos superponernos. Nuestras vidas pueden entrar en superposición, es decir, que hemos tomado el mismo desvío en más de una ocasión y hemos acabado (muertos o no) en el mismo lugar, pero nadie sabe por qué, aunque sí que hay alguien moviendo los hilos. ¿Será ese tal DJ? ¿O tendrá todo que ver con la misteriosa Academia Kirkpatrick para el Potencial Humano?

Ryan Boudinot

Aquí un nuevo autor al que seguir la pista, Ryan Boudinot.


La novela está construida a base de capítulos dedicados a personajes concretos: está Woo-Jin, pero también está Abby, la chica muerta (que acaba como Alicia en una especie de País de las Maravillas que en realidad es un País de las Pesadillas), y está Skinner, un ex veterano de guerra que trata de revivir misiones con un ex compañero cuando su mujer no le ve, y puede hacerlo porque existe la tecnología que te devuelve exactamente al lugar en el que te encontrabas durante la misión en cuestión. Pero también está construida a base de capítulos que indagan en lo que fuese que ocurrió en el pasado del que todos provienen. El conjunto es de un estrambótico delicioso, 100% recomendable si la intención es evadirse a todos esos otros mundos que podrían estar en este y que resultan poderosa y apeteciblemente oscuros y retorcidos y siniestros.

Una novela de aventuras para los amantes de las novelas de aventuras en las que todo tiende a ir mal y en las que todo es posible. Hasta morir tres veces y poder visitar tus tres cadáveres, perfectamente alineados, en la morgue. Maravillosa.

Sinopsis

Planos del otro mundo

Nick Fedderly, hijo único de una pareja hippie, es seleccionado por un cazatalentos empresarial para cursar estudios en la Academia Kirkpatrick para el Potencial Humano. Su amigo, Luke Piper, es entrevistado a cuenta de su relación con Nick y la investigación que llevará a cabo, a lo largo de los años, sobre la Academia. Paralelamente, a centenares de años en el futuro, una serie de personajes cuyo destino acabará íntimamente relacionado pugnan por descubrir si viven en un nuevo mundo o en una amalagama tecnológica creada a base de recuerdos (reales y falsos) y ciudades reconstruidas por humanoides.

Inicia sesión y deja un comentario