Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

La puerta oculta, de Orson Scott Card

La puerta oculta, destacado

Un adolescente nacido en Midgard huye de su familia en la primera entrega de «Magos primigenios».

Midgard, Loki, magia, otros planetas… cualquiera diría que hablamos de un tebeo protagonizado por el Dios del Trueno, o que estamos ante una novela de fantasía épica con batallas espectaculares, hechiceros poderosos y luchas intergalácticas; pero nada más lejos de la realidad. La puerta oculta es, en cambio, una novela de fantasía urbana de Orson Scott Card, en cuya ficción está presente lo básico de la mitología nórdica, pero que el autor de El juego de Ender adereza con una serie de elementos marca de la casa, como el protagonismo de un joven con capacidades que lo distinguen de su entorno o una intriga cuya sorpresa no será desvelada hasta el final.

Si El juego de Ender nos contó el aprendizaje de Ender Wiggin en la lucha contra los insectores, La puerta oculta nos relata el viaje iniciático de un joven perteneciente a una de las muchas Familias que fueron expulsadas a Midgard por un tal Loki, quien al cerrar las puertas que conectaban con dicho mundo hizo menguar sus poderes mágicos, al estar alejados de la fuente original. Sí, las Familias viven apartadas de la sociedad en la Tierra, hasta el punto de que nadie más conoce su existencia (¿habitantes de comunidades de la América profunda con posibilidad de hacer magia?), y han tenido que firmar una tregua para no terminar aniquilándose entre ellas. Tanto es así que hasta la población de dichas Familias está muy controlada y es un auténtico peligro para el que nazca con ausencia de cualquier tipo de poder, porque se tienen que deshacer de él. Por ejemplo, encender cerillas con la mirada sería perfectamente válido para no acabar en el cubo de la basura. Y es justo lo que le ocurre a Danny North, el adolescente que al principio de la novela no parece tener ninguna capacidad excepcional, por no decir ninguna en absoluto (es lo que se conoce como un «drekka»). Para cuando demuestra que en realidad sí sabe hacer algo, su familia ya ha intentado borrarlo del mapa y se ha visto obligado a huir hacia una vida itinerante por la geografía de Estados Unidos. ¿Imagináis que vuestros padres quieran mataros (y lo harían) por suspender tres asignaturas de la carrera o por estar en paro durante más tiempo del deseado?

Orson Scott Card
Orson Scott Card demuestra con La puerta oculta que su imaginación es todavía desbordante, y capaz de producir novelas que mantienen el interés del lector, con un sistema mágico creíble y bien construido, además de ofrecer unos elementos atractivos e inteligentemente mezclados para que todo sea llamativo de por sí. En realidad, La puerta oculta podría considerarse una mezcla de cosas cogidas de aquí y de allá, una pizca de «Harry Potter», una base de mitología nórdica (¿qué novela o cómic de fantasía no la menciona en ocasiones?), algo de Oliver Twist, y el resultado es una novela sumamente entretenida —para hacernos una idea, tardé tres días en devorarla, y eso ha pasado muy pocas veces— y que deja un agradable regusto a algo grande y aprovechable.

Y no nos dejemos engañar por la ilustración de la portada o por el hecho de que en algunos lugares se diga que es literatura juvenil, porque no lo es en absoluto. Hay unas cuantas escenas truculentas y el suficiente sexo como para que La puerta oculta evite por completo esa calificación. No por salir magia y un chaval de protagonista la novela ya va a ser para todos los públicos, lo que tampoco quiere decir ni mucho menos que sea una novela exclusivamente para mayores de dieciocho años; pero sí tiene algo que gustará a todo tipo de lector, a no ser que sea de los que rehuyen cualquier cosa que huela a magos o a fantasía. Si eres de los que disfrutaste con El juego de Ender o cualquier otro trabajo del autor, esta novela es una lectura obligatoria, o cuanto menos muy recomendable. Veremos lo que nos depara El ladrón de puertas, que ya ha salido y está esperando a ser leído cuanto antes.

Sinopsis

La puerta oculta

Danny North siempre había sido el bicho raro de su familia, y no es que su familia fuese muy normal... Pero mientras sus primos aprendían a crear hadas, golems, trolls, licántropos y otras maravillas que conformaban la herencia de los North, a Danny le preocupaba carecer de talento alguno y ser incapaz de proyectar su aura. Danny se había criado en el viejo caserón familiar, con una multitud de primos, tíos y tías, y donde su padre ejercía como jefe del clan. El viejo caserón ocultaba muchos secretos y existían multitud de reglas que la familia de Danny debía respetar, como no hacer nunca magia delante de desconocidos. Por desgracia, había secretos que nadie compartía con Danny y esos precisamente eran los que podían conducir a la familia North al desastre.

Inicia sesión y deja un comentario