Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

The Power, empoderamiento y distopía femeninos

The Power banner

La novela de Naomi Alderman pone de manifiesto lo enfermizo de nuestra sociedad.

No sé cuánto tiempo hacía desde la última vez que leí un libro en 24 horas. ¿Decenas de años? Y nunca, nunca, había terminado de leer un libro y había sentido la imperiosa necesidad de escribir una reseña sobre él. Estas dos cosas me han ocurrido con The Power. ¡Por algo será!

The Power es un libro de ciencia ficción, dejémoslo claro. El argumento puede resumirse en que, de pronto, las adolescentes (chicas) en todo el mundo y al mismo tiempo empiezan a desarrollar un poder que les permite crear corrientes eléctricas, de una manera muy parecida a como lo hacen las anguilas. Obviamente, esto hace que sean más fuertes que los hombres. Es decir, la sociedad tal y como la hemos entendido durante siglos cambia uno de los pilares sobre los que se ha sostenido: ahora las mujeres son más fuertes que los hombres. El poder cambia de manos. Y sí, que os estoy oyendo, chicos, las explicaciones biológicas y el por qué pasa esto no están muy desarrollados en la historia. Por supuesto. Porque esto no es importante. Lo importante es que nuestra sociedad se puede ir a hacer puñetas en un plis plas.

The Power Bailarina

The Power se supone que es un thriller que cuenta la historia de una serie de personajes cuyas aventuras convergen en un momento determinado: una chiquilla maltratada y violada por su familia adoptiva, una adolescente de una familia de delincuentes que asiste al asesinato de su madre, una política americana, un chaval periodista… Todas estas historias son emocionantes, adictivas y están muy bien contadas. Pero no nos engañemos, The Power es un thriller lo mismo que la Biblia es un conjunto de cuentos. Lo importante no es la aventura, es lo que araña, se arrastra y repta por debajo de la novela: ¿Qué es ser mujer? ¿Y ser hombre? ¿Qué es, a fin de cuentas, ser humano? Y sobre todo ¿en qué sociedad estamos viviendo hoy?

Llevo no sé cuánto tiempo diciendo que la ciencia ficción es uno de los mejores géneros para hablar del presente. Y este es un ejemplo perfecto de ello. Con la excusa de un cambio en la balanza del poder, The Power nos habla de violaciones, ablaciones, trata de blancas, maltrato, asesinatos… De mujeres en países en los que no pueden conducir, en los que no pueden ir solas por la calle, en los que se necesita el permiso del padre, el esposo, el hermano, para abrir una cuenta corriente. Y sobre todo nos habla del miedo. Miedo a ir sola por la noche, a pasar por delante de un grupo de hombres, a decir lo que piensas. Naomi Alderman nos habla de lo que es ser una mujer hoy y por eso, en serio, no sé si a vosotros, chicos, os va gustar este libro. No sé si vais a sentir la misma empatía que puede sentir una mujer.

Naomi Alderman

Naomi Alderman


Por primera vez en mi vida leo un libro que creo que es eminentemente femenino. Por ridículo que suene esto, que lo releo y me sigo diciendo: “¡Mi madre! Hay que ver cómo suena esto!”. Pero, sí: es un libro femenino, que habla a las entrañas de las mujeres, a su alma, a sus corazoncitos, y a esos ovillos eléctricos que se supone que llevamos escondidos a la altura el esternón. Y Naomi Alderman lo hace tan bien, la condenada, que durante unas cuantas páginas no paras de reírte (en las treinta primeras páginas ya tienes las premisas construidas), y luego ya estás del todo enganchada con las múltiples historias, a cual más emocionante, y te sientes fuerte y… y luego, por fin, cuando te quieres dar cuenta, estás llorando y pensando en qué mierda de sociedad hemos construido. Y, por fin, cuando acabas el libro, te quedas un buen rato filosofando sobre la vida, el universo y todo lo demás.

The Power te conmueve. Y eso es lo que hace la buena literatura: te toca fibras que tienes escondidas. Te las toca, te las revuelve, te las extrae con escalpelo y anestesia, o tirando de ellas a lo bestia salpicando de sangre el dormitorio y la cocina. No hay piedad. Os advierto que hay escenas muy desagradables, que seguro que pueden impresionar a los espíritus más sensibles.

Alderman también es la cocreadora del videojuego Zombies, Run!

Alderman también es la cocreadora del videojuego Zombies, Run!


Y, bueno, luego está el juego metaliterario. Porque The Power no es solo una novela: es una novela histórica escrita por alguien 5.000 años en nuestro futuro. Y eso, que queda muy claro en las primeras páginas, no puede dejar de olvidarse durante el resto de la lectura. Porque ya sabemos cómo va a acabar todo y, aun así, llegamos a olvidarlo. Por eso vale la pena, al finalizar la lectura del libro, volver a esas primeras páginas. Para paladear todos los detalles que podrían haber sido pasados por alto.

The Power debería leerse en todos los colegios, allá por la adolescencia. Junto con 1984 o Un mundo feliz, esos libros de ciencia ficción que el mainstream niega que lo sean, para que los chicos y las chicas debatan en clase qué y cómo somos, y especialmente el por qué. Y veo el futuro de The Power, veo tatuajes de ojos y manos y rayos en los cuerpos de las adolescentes. ¡Qué narices! Si creo que hasta yo misma me voy a hacer un tatuaje. Y nunca antes había querido hacerme un tatuaje. Por algo será.

Sinopsis

The Power

Un día las chicas se vuelven capaces de emitir impulsos eléctricos. El orden mundial está a punto de cambiar para siempre, aunque nadie dijo que lo que viniera sería una utopía.

Inicia sesión y deja un comentario

2 Responses to “The Power, empoderamiento y distopía femeninos”

  1. […] The Power la sociedad tácita u ostensiblemente patriarcal salta por los aires golpeado por un cambio […]

  2. […] por lo que es lógico que sean quienes tienen el poder. Es un planteamiento que me hizo pensar en The Power, aunque si en aquella novela era el tema central, en este cómic es solo una parte de la […]