Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Final Fantasy Type-0 HD, la cruda realidad de la guerra

Final Fantasy Type-0 HD - Destacada

El juego que esperaban todos los aficionados a la saga por fin llega a Europa.

La peliaguda historia de Final Fantasy Type-0 es algo que ya hemos comentado por aquí alguna vez. El juego se lanzó únicamente en Japón en 2011 para PlayStation Portable y eran muchos los aficionados occidentales que se quejaban por no poder disfrutar de una nueva entrega de la saga. La respuesta de Square Enix tardó en llegar más de lo esperado, pero lo hizo con un anuncio sorprendente: Final Fantasy Type-0 llegaría a Europa y Estados Unidos, pero lo haría para consolas de sobremesa (Xbox One y PlayStation 4) y con una remasterización en alta definición que añadiría nuevas características al producto original.

El pasado 20 de marzo se puso por fin a la venta este nuevo título y estrenamos la Xbox One en Fantífica para comentaros qué nos ha parecido. ¡Vamos allá!

fftype0-1

Orience, un mundo en guerra

Final Fantasy Type-0 HD nos lleva hasta Orience, un mundo en guerra habitado por cuatro naciones: el Dominio de Rubrum, el Imperio de Milites, el Reino de Concordia y la Alianza de Concordia. Cada una de estas naciones cuenta con un cristal mágico que aporta poder y estabilidad a la nación, así como un lu’Cie, un elegido de cada uno de los cristales que se encarga de velar por su nación. La historia comienza cuando el Imperio de Milites decide intentar conquistar Rubrum, con un vídeo de presentación en el que empezaremos a tomar conciencia de que nos encontramos con el Final Fantasy más crudo y bélico que se ha desarrollado hasta el momento.

Durante ocho capítulos, que nos llevarán entre 20 y 30 horas de juego, tendremos que ir desentrañando los misterios de la invasión del Imperio de Milites a Rubrum y el pasado de algunos de los protagonistas, a medida que se empiezan a complicar las relaciones políticas entre las cuatro naciones del mundo. Esta división episódica y por misiones no se hará extraña para quienes hayan jugado a alguno de los juegos portátiles de la franquicia, como el Final Fantasy VII: Crisis Core. Entre misión y misión tendremos un número limitado de horas que podremos utilizar para hablar con los habitantes de la capital de Rubrum, para entrenar o para salir al mapamundi y adquirir más experiencia. Esta limitación puede parecer un tanto ajustada en los primeros compases del juego, pero a medida que la trama avance se nos dará tiempo más que suficiente para gestionar sin problemas a los integrantes de la Clase Cero.

Final Fantasy Type-0 HD - Pantallazo

Las particularidades de la Clase Cero

Final Fantasy Type-0 HD cuenta con un plantel de nada menos que catorce personajes jugables, lo que tiene sus pros y sus contras. A nivel de trama, la participación de estos en los acontecimientos y la profundidad que puedan llegar a tener queda en un plano muy secundario. Son tan solo tres de estos catorce los que tendrán algo de peso en la historia que han querido contarnos esta vez desde Square Enix. El resto únicamente protagonizarán una serie de chascarrillos y situaciones divertidas que harán la trama un poco más llevadera y darán un poco de color al trío de protagonistas. Pero donde realmente brilla esta variedad de personajes es en el apartado jugable. Cada uno de los catorce tendrá su propio estilo de lucha y sus propias habilidades que tendremos que ir desarrollando, personaje a personaje, a medida que avanza el juego. Esto conlleva que tengamos que utilizar a todos los personajes en las batallas para que vayan adquiriendo experiencia y estén a la altura de los desafíos que nos irá proponiendo la aventura. Hay algunas maneras de subir experiencia al grupo completo, pero en general el juego premia mucho que el jugador sepa dar variedad a los combates utilizando el mayor número de personajes posibles. También habrá que dedicar algunas horas a viajar por el mapamundi adquiriendo algo de experiencia, si no queremos que las misiones se conviertan en una barrera insuperable que frustre nuestro avance.

El combate es una de las claves y de los puntos fuertes de Final Fantasy Type-0 HD. Tiene lugar en tiempo real, nada de combate por turnos: tendremos que mover a nuestro personaje, esquivar los ataques de los enemigos y atacar en los momentos indicados si realmente queremos hacer daño. Para los combates podremos a elegir a tres alumnos de la Clase 0, pudiendo controlar a cualquiera de ellos intercambiándolos con la cruceta del controlador. A medida que vayan muriendo, cosa que ocurrirá bastante a menudo, podremos seleccionar a cuál de los restantes queremos incorporar a la liza. Los muertos no regresarán a la vida hasta que volvamos a la base de Rubrum o, si nos encontramos en medio de una misión, hasta el final de la misma. Esto hará que tengamos que tener bastante cuidado y jugar con mucha cabeza a lo largo de todas las misiones del juego, ya que se pueden alargar bastante y necesitaremos la mayor cantidad posible de personajes vivos para terminarlas satisfactoriamente. No es un juego precisamente sencillo.

fftype0-2

Una remasterización con sus peros

Quizá sea en el apartado técnico donde Final Fantasy Type-0 HD flaquee un poco más. Se trata de un juego que comenzó su desarrollo para dispositivos móviles, salió en Japón para una consola portátil de la generación pasada y ha terminado por ver la luz en consolas de sobremesa de la generación actual. Por mucho que se quiera disfrazar, está claro que el juego no va a dar la talla a nivel gráfico si lo comparamos con cualquier otro juego desarrollado desde cero para Xbox One o PlayStation 4. Final Fantasy Type-0 HD tiene unas texturas y unos modelados de personajes que dejan muchísimo que desear. Se ha hecho un trabajo destacable con los protagonistas, pero los personajes no jugadores que encontraremos a lo largo del juego son un recordatorio doloroso de que estamos jugando a un refrito. El mapamundi es otro de los lugares donde más notaremos esta particularidad: texturas muy simplonas y un mapeado tan vacío que muchas veces nos hemos preguntado si no habría sido mejor eliminarlo o dedicar más recursos a mejorar su aspecto. Y tampoco podemos olvidarnos de los efectos de sonido de ambientación en ciudades y demás lugares: completamente ausentes.

Pero no todo iban a ser peros: el juego cuenta con una serie de vídeos CGI exclusivos para esta edición que están geniales y muy bien integrados en la historia. La música también ha salido muy bien parada en esta remasterización: se han grabado varias piezas orquestadas que sientan genial a la ambientación épica y bélica del título. Esta música corre a cargo de Takeharu Ishimoto, compositor de Final Fantasy VII: Crisis Core, un autor que ha sabido darle un toque moderno a las bandas sonoras de la saga y cuyo trabajo está a la altura en esta ocasión. Los aficionados a la precuela de Final Fantasy VII seguro que reconocen algunas de las melodías. También, en pos de contentar a la mayor parte de aficionados posible, podremos elegir escuchar el juego en su versión original japonesa o en inglés. Y como era de esperar, llega con subtítulos en castellano, con una localización bastante acertada que recoge muy bien las personalidades de los integrantes de la Clase Cero.

fftype0-3
Para ir cerrando, Final Fantasy Type-0 HD es un juego notable cuyas taras principales vienen dadas por tratarse de un título que debería haber salido en occidente hace mucho tiempo. Esto no debería ser lastre para aquellos que lleven tiempo esperando poder echarle el guante, quienes sin duda disfrutarán de la manera en la que Final Fantasy Type-0 recoge y reescribe en clave bélica toda la mitología de la saga.

Sinopsis

Final Fantasy Type-0 HD

El año 842 marcaría el principio del fin. El Imperio de Milites invadió el Dominio de Rubrun en un acto de agresión no provocada. Los cielos se cubrieron de acorazados imperiales que atacaron por sorpresa en el nombre del Tigre de Argén. De entre las cenizas del territorio asediado resurgió el Fénix de Gules para oponer resistencia, amparado por un cristal que permite a su pueblo dominar las artes mágicas y la invocación de eidolones, un poder que podría posibilitar la expulsión de su adversario tecnológicamente más avanzado. Sin embargo, justo cuando el éxito parecía asegurado, todo cambió. En medio del fragor de la guerra, el destino del mundo y de sus cuatro cristales se encuentra ahora en manos de catorce valientes jóvenes.

Inicia sesión y deja un comentario