Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea la política de cookies.

Cerrar

Shadowrun Returns

Shadowrun_returns_logo

Shadowrun vuelve a los videojuegos por la puerta grande.

La franquicia Shadowrun no es nueva para los amantes de los juegos de rol de mesa. Creado en 1989 por Jordan Weisman, se convirtió en un éxito debido a su curiosa mezcla entre cyberpunk y fantasía, planteando a los jugadores un mundo en el que las grandes corporaciones, los implantes y las drogas propias de la ambientación futurista se daban la mano con orcos, trols y magia. Aparte de los innumerables manuales del juego de rol de mesa, las historias basadas en la ambientación de Shadowrun han llegado a recogerse en más de 30 novelas y cuatro videojuegos anteriores a este que nos ocupa.

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de ponerse delante de un juego como Shadowrun Returns es que nace directamente de las ideas de su desarrolladora Harebrained Schemes, no hay detrás ninguna distribuidora que haya cambiado el producto.El juego ha sido financiado por los propios usuarios a través de la plataforma de financiación colectiva Kickstarter. Shadowrun Returns nace en abril de 2012 como un proyecto modesto. Sus desarrolladores pidieron 800.000 dólares para llevarlo a cabo y se encontraron más de un millón de dólares de más y más de 35.000 personas apoyándolos para devolver al género de los juegos de rol narrativos parte de la gloria de la que disfrutaron antaño.

El juego nos pone en la piel de un personaje que tendremos que crear nosotros mismos al comenzar la partida. Elegiremos sexo, raza —humano, elfo, orco, enano y trol— y clase —street samurai, mage, decker, rigger, shaman y physical adept—aunque, al igual que en el juego de rol de mesa, los jugadores serán libres para crear un personaje desde cero. Una vez creado el personaje, también habrá que elegir un trasfondo, gracias al cual se desbloquearán algunas opciones de respuesta en las conversaciones. Nuestro personaje comenzará la aventura en su apartamento y será entonces cuando reciba la llamada de Sam Watts, antiguo compañero que acaba de ser asesinado y que nos contratará desde la tumba para descubrir a su asesino. A partir de este momento, el juego se desarrolla de manera completamente lineal guiado por completo por la magistral narración de la historia, con descripciones escritas de personajes y lugares y con un estilo inmejorable de novela negra.

Shadowrun_02

 
En general y eligiendo el modo de dificultad normal, Shadowrun Returns es un juego sencillo y sin demasiadas complicaciones. El juego alterna entre periodos de exploración y conversación en los que controlaremos directamente a nuestro personaje por el escenario e iremos conversando con los PNJs para desentrañar la trama, y escenas de combate en las que pasará a ser un juego de estrategia por turnos en el que tendremos que calcular cada uno de nuestros movimientos y habilidades con cuidado. Según vaya avanzando la historia dispondremos de varios personajes como compañeros (algunos nos acompañarán por voluntad propia y otros tendremos que contratarlos) hasta un máximo de cuatro. Habrá que elegir cuidosamente las clases de cada uno para llevar un grupo equilibrado, así como los objetos que compramos y equipamos, ya que una vez que comencemos una misión la partida se ira guardando automáticamente y no podremos volver a la parte de la misión que elijamos, sino al comienzo del todo. Ya sea mediante estas misiones, objetivos secundarios (que hay pocos, pero están presentes) o avanzando la trama y conversando con los PNJs, nuestro protagonista irá ganando puntos de karma a repartir entre características y habilidades. El sistema de reparto de experiencia también es sencillo: cada característica tiene asociadas unas habilidades y estas solo podemos tenerlas subidas hasta un máximo de puntos que tengamos de esa característica. El coste para subir una habilidad o característica será el del nivel que queramos alcanzar, por ejemplo, para subir de fuerza 2 a 3, habrá que gastar 3 puntos de karma.

Shadowrun Returns no es un juego excelso a nivel técnico, y eso es algo que salta a la vista desde los primeros minutos. Las animaciones de los personajes y de las criaturas, los escenarios y, en general, cualquier tipo de detalle se han dejado de lado durante el desarrollo del juego para ofrecer un producto completamente funcional, divertido y sincero con lo que se había propuesto durante la campaña de financiación colectiva. La profundidad jugable tampoco es otro de los aciertos del juego, pero cumple sobremanera para aquellos jugadores que quieran pasar un buen rato jugando a un buen juego de estrategia por turnos con una ambientación conocida y una trama interesante. Las armas no se pueden modificar y no disponemos de una gran variedad y la armadura solo consta de una única pieza. Por contrapartida, las habilidades de los personajes varían muchísimo de una clase a otra: los magos y los chamanes tendrán hechizos, los rigger utilizarán drones, los decker podrán conectarse a la matriz y los physical adept tendrán habilidades de artes marciales. La jugabilidad varía bastante dependiendo de la clase de nuestro personaje, pero al no haber demasiada variedad de acciones con cada una, siempre acabaremos utilizando los mismos ataques para superar los combates.

Combate

 
Una de las quejas que más se ha leído por la red es la imposibilidad de guardar la partida en cualquier momento: el juego guardará automáticamente cada vez que el jugador alcance los puntos de control que se encuentran repartidos por la aventura. Los desarrolladores ya han asegurado que, en parte, ha sido una decisión deliberada debido a que querían poner las cosas un poco más difíciles y que la muerte de los compañeros del grupo fuera algo trágico que pusiera las cosas difíciles durante el resto de la misión. También han comentado que hubieran tenido problemas de presupuesto al poner dicha opción, ya que requiere más trabajo del que pueda parecer en un principio.

En el aspecto sonoro se echa en falta un doblaje que siente mejor aún las bases del aspecto narrativo del juego y las melodías, aunque buenas y con una gran carga nostálgica para los jugadores de adaptaciones anteriores, terminan haciéndose repetitivas. El juego está completamente en inglés por el momento, pero Harebrained Schemes ya ha confirmado que se encuentra trabajando en la localización a varios idiomas, entre los que estará incluido el español, localización que se convierte en algo imprescindible para aquellos jugadores con nivel medio-bajo de inglés, ya que la carga de texto del juego es muy grande debido a su naturaleza narrativa.

Shadowrun_02

 
Pero lo bueno no se acaba en la campaña oficial y en el próximo contenido descargable que lanzará Harebrained Schemes, Shadowrun Returns cuenta con un set completo de herramientas de creación de campañas que permite a los usuarios crear sus propias aventuras y compartirlas con el resto de usuarios de Steam, lo que expande hasta el infinito las posibilidades del juego siempre que este cuente con el apoyo de los aficionados. Para empezar, ya se está realizando una versión actualizada del juego de Super Nintendo, y ese es solo el primer paso, ya que la franquicia cuenta con numerosas historias (de novelas y de otros medios) que también pueden llegar a ser adaptadas.

Shadowrun Returns se convierte así en uno de los primeros ejemplos de que no es necesario contar con una gran editora que cambie las reglas del juego, en un producto que ofrece exactamente lo que la gente pagó cuando comenzó la campaña de Kickstarter y que han sabido llevar a buen puerto en términos generales. Y no solo eso: el juego seguirá expandiéndose con las campañas creadas por los usuarios que irán apareciendo en Steam a medida que los jugadores vayan terminando la principal y, por si fuera poco, Harebrained Schemes lanzará otra campaña oficial de pago de la que se sabe que estará situada en Berlín.

Sinopsis

Shadowrun Returns

Estamos en el año 2054 y la magia ha vuelto al mundo junto a poderosas criaturas de leyenda. La tecnología se confunde con la carne y se ha convertido en algo natural. Elfos, trols, orcos y enanos viven entre nosotros mientras grandes y despiadadas corporaciones dejan al mundo sin recursos. Controlas a un shadowrunner, un mercenario que vive al límite de la ley en ciudades futuristas dominadas por estas corporaciones, sobreviviendo al día a día gracias a su instinto y a sus habilidades. Cuando los más poderosos o los más desesperados necesitan un favor, tú eres el que se encarga de llevarlo a cabo... sea como sea.

Inicia sesión y deja un comentario